Simone Biles nos recuerda la importancia de encontrarnos a nosotros mismos

La gimnasta olímpica es, como el resto de nosotros, solo un ser humano. Su decisión de retirarse temporalmente de la competencia debería haber llevado a todos los líderes a considerar cómo reequilibrar, eliminar el estrés y tomar mejores decisiones.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés utilizando tecnologías de IA. Pueden existir errores debido a este proceso. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Wendy Keller es una agente literaria para escritores de no ficción con numerosos best sellers en su haber. Para consultar su agencia literaria, vaya a www.KellerMedia.com/query . Para aprender a escribir una gran propuesta de libro, vaya a www.BookProposalWorkshop.com

Lo más loco de que Simone Biles se retire de varias competiciones de gimnasia de Estados Unidos durante los Juegos Olímpicos de este verano (se ha confirmado que regresará mañana para la final de la barra de equilibrio) no es que haya dado un paso atrás para reevaluar sus prioridades. Es que más gente no hace lo mismo. O al menos reducir la velocidad y reevaluar, reconsiderar, reequilibrar y reenfocar. Especialmente aquellos de nosotros que somos fanáticos del control empresarial que manejamos nuestras propias empresas.

Las declaraciones públicas de la Sra. Biles de que "su mente y su cuerpo no están sincronizados" y que la mayoría de nosotros "no sabemos lo peligroso que es" deberían ser una lección para todos nosotros, independientemente de si alguna vez se ha movido las barras asimétricas o saltado sobre un caballo con arcos.

Nuestros cuerpos están profundamente interconectados con nuestras mentes y espíritus. Cuando surge la discordia, corres el riesgo de dañarte a ti mismo o tal vez incluso quedarte fuera del juego de forma permanente.

Su estado mental abarca su estado de ánimo, motivación y creencias, incluidas aquellas sobre lo que puede y no puede hacer. Como empresarios, este equilibrio es fundamental, sin embargo, todos nos encontramos luchando por mantenerlo de vez en cuando. Hemos hundido nuestros cuerpos en el suelo y hemos hecho girar nuestras mentes en el fango de abrumar o ignorar la nutrición de nuestros espíritus con la falsa compensación de "unos minutos más" para designar hacia algo "más importante".

Para vendar estos enormes agujeros en nuestro bienestar, cubrimos las heridas con distracciones de todo tipo: acciones malsanas, adicciones, pérdida de tiempo y pensamientos legítimos. Esos vendajes esconden las heridas reales: dolor, vacío, una sensación de siempre necesitar más o nunca ser suficiente, hacer lo suficiente, lograr lo suficiente.

Relacionado: Simone Biles recibe un gran apoyo de los patrocinadores: "Estamos asombrados por usted"

Una pista de que nos estamos entregando a distracciones inútiles es si nos dejan sintiéndonos vacíos, apáticos, agotados o, en general, peor que cuando empezamos. ¿Cómo superamos esto, para que podamos funcionar plenamente como seres humanos en todos nuestros roles, incluso siendo fieles a nosotros mismos?

Paso 1: conciencia

El primer paso es la conciencia, es decir, darse cuenta de cuándo sentimos ese impulso para participar en comportamientos no saludables mental, física, emocional o espiritualmente. Simplemente darse cuenta es la mejor manera de comenzar. Le mostrará qué partes de sí mismo y de su vida necesitan ser revitalizadas, calmadas, fortalecidas, reparadas o limpiadas.

Paso 2: elección

El segundo paso hacia la plenitud es permitir que entre un momento de elección. Mientras estamos en las garras de la emoción, es difícil elegir opciones saludables. El consejo clásico de no ir de compras cuando tienes hambre se aplica a todos los aspectos de nuestra vida. La solución es planificar con anticipación. Una vez que empieces a notar dónde te disparan, elige un momento tranquilo para idear un Plan B. La planificación previa es buena para tu negocio y es buena para tu alma.

Paso 3: dulzura

El tercer paso es ser amable contigo mismo. A medida que avanza hacia el reequilibrio de su cuerpo, mente y espíritu, habrá ocasiones en las que se caerá de su propio vagón. Vuelve a subir y sigue adelante. Un nivel de dureza personal es típico de los emprendedores. Déjalo ir. Perdónate y empieza de nuevo, con amor y misericordia.

Relacionado: Pequeñas acciones que puede tomar para disminuir el estrés en el hogar y el trabajo

Biles dio un ejemplo al mundo al darse cuenta de que no estaba sincronizada y tomar medidas de inmediato. Tienes todo el derecho, y mucho menos el escrutinio público, de ser honesto contigo mismo y con tus seres queridos. Ahora es el día para defenderse y tomar las medidas que le permitirán recargarse, recuperarse y curarse para que pueda regresar mejor y más fuerte. A continuación se ofrecen algunas sugerencias prácticas.

Pon a prueba las necesidades reales de tu cuerpo

Seleccione su ventana ideal de siete a ocho horas para dormir. Configure una (s) alarma (s) para una hora antes de acostarse. En ese momento, apague todos los medios (incluido su teléfono) y comience a prepararse para ir a la cama. Apaga todas las luces a la misma hora cada noche y vete a dormir. Pueden pasar algunos días antes de que su cuerpo se dé cuenta del nivel de atención que está brindando ahora, pero apéguese a él. Despiértate a la misma hora cada mañana, pon los pies en el suelo y sonríe para ti mismo mientras das tus primeros pasos. Esta única técnica le permitirá restaurar su cuerpo, mente y espíritu de formas incomprensibles. Pruebe cómo se siente después de un mes de sueño saludable.

Ignora los titulares

Probablemente el mundo no se haya acabado mientras dormías. Sus clientes van a sobrevivir durante otros 30 minutos sin su atención, al igual que sus empleados. No empiece el día con el estrés instantáneo de mirar inmediatamente las noticias o su teléfono celular. Miles de millones de personas logran comenzar su día sin esos insumos. En su lugar, dedique los primeros 30 minutos, si es humanamente posible, a escribir un diario, leer un libro inspirador, meditar o, al menos, anotar las cinco cosas principales por las que está agradecido hoy ... además del hecho de que se despertó vivo y por lo tanto. tenga otra oportunidad de integrarse y acercarse a sus metas.

Encuentra 15 minutos ininterrumpidos

Cuando un problema enorme y peludo lo esté asustando, busque 15 minutos ininterrumpidos de su día en algún lugar. Programe ese tiempo para ir a un lugar tranquilo con lápiz y papel anticuados. Escriba el problema en la parte superior de la página en letras mayúsculas. Respire profundamente tres veces y concéntrese. Luego, sin detener el proceso de escritura, escriba cada solución que pueda concebir, por muy loca que sea. Deje fluir su creatividad más salvaje. Respire hondo y revise su lista de ideas. Lo más probable es que uno o más de ellos conduzcan a la solución perfecta.

Calmarse

Escuche música suave, aunque sea brevemente. Es natural elegir una banda sonora que se adapte a su estado de ánimo o latidos del corazón, pero también puede usar la música como una herramienta para calmarse. Considere algo instrumental o clásico, aunque solo sea por 15 minutos mientras hace la transición entre el trabajo y el hogar, o viaja a esa reunión importante. Le ayudará a restablecer sus órganos internos y producir una sensación más tranquila.

No todos sabemos lo que es sentir los ojos del mundo en nuestras acciones como lo hace Biles. Pero todos sabemos lo que puede ser sentir su peso. Si pierde ese peso, será mejor para él en todas las áreas de su vida.

Wendy Keller

Escrito por

Entrepreneur Leadership Network VIP

Wendy Keller is an award-winning former journalist, a respected literary agent, an author, speaker, acclaimed book marketing consultant, and branding expert. She is the author of Ultimate Guide to Platform Building (Entrepreneur Press®, 2016) and got her first job as a newspaper reporter as a 16-year-old college freshman. Since then, Wendy worked for PR Newswire; the Knight-Ridder newspaper chain; as managing editor of Dateline magazine; and as associate publisher of Los Angeles’ then-second-largest Spanish language weekly, La Gaceta. She works with authors, speakers and business experts to help them build and promote their brands. She founded Keller Media, Inc. in 1989.