7 cosas que desearía saber antes de convertirme en líder

Hay algunas cosas que aprendí que me habrían ayudado a tener más éxito antes.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés utilizando tecnologías de IA. Pueden existir errores debido a este proceso. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Tener la oportunidad de asumir un papel de liderazgo es un paso importante en la carrera de todos. Significa que la alta dirección ha visto algo que cree que te separa del resto y que tienes el potencial de llegar a la cima.

Uno de los desafíos es que muchas carreras se tambalean en este punto y la oportunidad se va perdiendo.

Lo sé por la dolorosa experiencia personal de mi primer papel de liderazgo, que también fue casi el último.

Aquí hay siete cosas que desearía saber antes de que me asignaran el puesto que me hubieran ayudado a tener más éxito tanto en ese momento como ahora.

1. Se trata de la gente.

Uno de los mayores desafíos es que la mayoría de las personas ascienden a sus primeros roles de liderazgo debido a sus habilidades técnicas. Pero es la forma en que lidera e interactúa con las personas lo que determinará si tiene éxito o no.

Las habilidades técnicas son excelentes, pero son las habilidades con las personas, su capacidad para inspirar y motivar, lo que más lo ayudará. Cuanto más alto asciendes, más críticos se vuelven.

En la primera hora de mi primer rol de liderazgo, mi gerente de pruebas se acercó a mí y me dijo que había un problema. Estaba emocionado porque sabía todo sobre las pruebas, y esta sería una oportunidad para tener un gran comienzo. Ella vino a mi oficina, se sentó y dijo: "Tengo un bulto en el pecho. Me temo que es cáncer, ¿qué debo hacer?". y luego rompió a llorar.

Solo el 10% de mi tiempo en ese primer puesto lo dediqué a resolver problemas técnicos, pero el 90% restante se centró en las personas.

Relacionado: Por qué el liderazgo empático es más importante que nunca

2. No necesitas saberlo todo.

Su trabajo como líder es ayudar a sus equipos a encontrar las mejores respuestas. No tiene que proporcionar todas las soluciones ni necesita saberlo todo.

Uno de los peores jefes para los que trabajé cayó en esta trampa, tanto que rara vez pedía a su equipo su opinión. Esto solo nos llevó a sentir que trabajamos para él, no con él. Los equipos se sintieron irrespetados, especialmente porque en muchas áreas eran los expertos técnicos, no él.

Sentirse cómodo sin saber y estar dispuesto a decirle a sus equipos lo que no sabe es una excelente manera de establecer una conexión y hacer que se sientan valorados.

3. El reconocimiento es clave.

De todas las herramientas de liderazgo y gestión, el número uno para impulsar el desempeño es el reconocimiento. La gente anhela el reconocimiento. Es una de nuestras necesidades más básicas, ese sentimiento de autoestima, que hemos hecho un buen trabajo y que hemos sido apreciados es lo que impulsa a las personas a superarse.

Simplemente, lo que se reconoce se repite.

4. Cómo responsabilizar a las personas.

Una de las cosas más difíciles de hacer como líder es lograr que las personas acepten la responsabilidad, y el primer paso en ese viaje es comprender que es su elección. No se puede hacer que la gente rinda cuentas. Puede asignar responsabilidades, pero eso no es lo mismo que tomar posesión del resultado y comprometerse con el éxito. Hay tres cosas simples que puede hacer para ayudar a fomentar la rendición de cuentas:

  • Para ser responsable, modele los comportamientos que está buscando en sus equipos.
  • Asegúrese de que sus equipos tengan todo lo que necesitan para tener éxito.
  • Cree un entorno en el que se sientan seguros y que los errores no sean fatales para su carrera.

Relacionado: 5 estrategias de liderazgo sólidas que impulsan el éxito

5. El compromiso de los empleados es su trabajo.

Dudo que fuera el primero, y estoy seguro de que no seré el último líder que pensó que el compromiso de los empleados era algo de lo que los empleados eran responsables. Diablos, la frase compromiso de los empleados dice exactamente eso. Pero la realidad es diferente.

El compromiso de los empleados es en realidad una medida de qué tan bien está haciendo su trabajo, no qué tan bien sus empleados están haciendo el suyo, aunque tiene un gran impacto en su desempeño. Es por eso que debe ser su prioridad número uno porque el desempeño del equipo es su responsabilidad.

Aquí hay tres consejos para ayudar a impulsar el compromiso de los empleados:

  • Sea claro sobre las metas y los objetivos.
  • Hágales saber a sus equipos por qué son importantes y cómo se beneficiarán.
  • Muéstreles cómo pueden tener éxito. Esto ayudará a conectar sus aspiraciones con el objetivo y ayudará a aumentar su confianza, lo que ayudará a involucrar e inspirar a sus equipos.

6. Todo lo que dice y hace es importante.

El liderazgo define la cultura y sus equipos vigilan todo lo que dice y hace. Eso es genial si sus palabras y acciones están alineadas con las metas y objetivos, ya que esto le permitirá ser un modelo a seguir para que ellos lo emulen.

Todo lo que dices y haces está bajo el microscopio, y debes ser deliberado porque si hay alguna desviación entre los dos, tus equipos pueden, y algunos lo harán, usar esto y una excusa para desviarse de la misión.

Eso se aplica no solo a lo que haces en el trabajo, sino a todo lo que haces.

7. El liderazgo es un trabajo de 360 grados.

Su prioridad número uno puede ser su equipo, pero no son su única prioridad. Como líder, también necesitamos manejar hacia arriba y construir una relación sólida con nuestros jefes, asegurándonos de que las acciones que tomemos sean de beneficio para ellos y los hagan lucir bien. Ayuda si fomenta las buenas relaciones con sus compañeros, apoyándolos y asegurando una buena colaboración entre sus equipos y sus equipos.

Con demasiada frecuencia, los líderes, especialmente los líderes nuevos, se centran en las personas que les reportan, pero esto puede crear fisuras que pueden dañar su carrera.

El liderazgo no es fácil, especialmente cuando obtienes tu primer rol, pero conocer y comprender estas siete cosas te ayudarán a navegar esas aguas con más éxito.

Relacionado: Los mejores consejos de liderazgo que escuchamos en 2021