5 formas en que la inteligencia emocional lo convertirá en un mejor líder

Cultivar una alta inteligencia emocional es el ingrediente clave para su éxito.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés utilizando tecnologías de IA. Pueden existir errores debido a este proceso. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

En el mundo actual, los emprendedores exitosos saben que un liderazgo efectivo requiere desarrollo a través de una práctica diligente e intencional; y los mejores líderes entre nosotros invierten en desarrollar sus habilidades para mejorar su desempeño con el tiempo.

Muchos de nosotros todavía nos enfocamos en fortalecer las habilidades tradicionales asociadas con el liderazgo, como la toma de decisiones efectiva, el pensamiento estratégico y la gestión de otros. Pero uno de los conjuntos de habilidades más vitales que puede tener un líder es a menudo el que menos se comprende: la inteligencia emocional.

Relacionado: Por qué necesita inteligencia emocional para tener éxito en los negocios

¿Qué es la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional (IE) es su capacidad para reconocer y comprender las emociones en usted y en los demás y utilizar esta capacidad para manejar su comportamiento y sus relaciones. Se ha demostrado que es más importante que el coeficiente intelectual para determinar qué tan bien funcionan los empleados y líderes en el lugar de trabajo.

La IE se divide en gran medida en cuatro áreas clave: autoconciencia (la capacidad de percibir sus propias emociones); autogestión (la capacidad de manejar sus emociones); conciencia social (la capacidad de comprender las emociones de los demás); y gestión de relaciones (utilizar esas habilidades para gestionar bien las interacciones).

El término, acuñado por primera vez por los profesores de la Universidad de Yale Peter Salovey y John D. Mayer en 1990, se definió como "el subconjunto de la inteligencia social que implica la capacidad de controlar los sentimientos y emociones propios y de los demás, discriminar entre ellos y utilizar esta información para guiar el pensamiento y las acciones de uno ".

Relacionado: Cómo cultivar una mayor inteligencia emocional en sus empleados

Pero en realidad fue el Dr. Daniel Goleman quien introdujo el concepto en la conversación general sobre el liderazgo hace más de 25 años. En su libro Inteligencia emocional: por qué puede importar más que el coeficiente intelectual , señaló que los altos niveles de inteligencia emocional ayudan a las personas a mejorar las relaciones laborales, desarrollar habilidades para resolver problemas y aumentar la eficiencia.

Estos beneficios son cruciales, ya que liderar un negocio exitoso puede ser uno de los esfuerzos más desafiantes que emprenderá. Si bien las estrategias de marketing y ventas son esenciales para el crecimiento, las características y hábitos de su personalidad pueden afectar significativamente su éxito.

Entonces, ¿cómo puede la inversión en IE convertirlo en un mejor líder y, en última instancia, impulsar su negocio?

1. Invertir en la IE crea un estilo de liderazgo más sólido

Probablemente hayas oído decir que el buen padre es autoritario, no autoritario. En otras palabras, la paternidad eficaz proviene de predicar con el ejemplo y actuar de manera razonable, no de reglas arbitrarias o inconsistentes y una actitud de "porque yo lo dije". Lo mismo vale para el liderazgo.

Un líder animado por una alta IE es más capaz de incorporar un enfoque autoritario en lugar de uno autoritario. Hay un toma y daca, y las reglas deben enmendarse cuando sea apropiado.

2. Si tiene una IE alta, se pone al día

La inteligencia emocional es francamente contagiosa. Cuando alguien en un equipo exhibe IE, otros siguen su ejemplo, afectados por la positividad y la productividad de ese individuo. Cuando ese miembro del equipo es el líder, obtienes un efecto de goteo que influye en todos los miembros de tu equipo.

3. La IE apoya escuchar en lugar de contrarrestar

Una de las debilidades importantes del liderazgo autoritario es que no hay espacio para la conversación. Cuando los miembros del equipo plantean un nuevo punto o incluso abogan por un enfoque que difiera del del líder, el líder los contrarresta inmediatamente, con sus pensamientos y aspiraciones descartados.

Un líder con una fuerte IE comprende que puede aprender de su equipo. Tienen compasión y empatía. Prestan atención a todas las opiniones y contrarias y se toman el tiempo para considerarlas detenidamente.

Relacionado: Para maximizar los resultados del equipo, administre a todo el empleado

4. Puede aumentar la participación del equipo

Piense en la persona más emocionalmente inteligente que conozca. ¿Cómo reaccionan cuando surgen problemas? Lo más probable es que sigan adelante. Por supuesto, hay momentos difíciles y es posible que se sientan preocupados por el camino, pero están mejor equipados para mantener el equilibrio.

El líder de alta IE es el mismo y crea un entorno que refleja eso. Los miembros del equipo, como resultado, están mejor equipados para "lidiar con los golpes". Cuando los plazos se ven ajustados, cuando los proyectos no tienen éxito o cuando su carga de trabajo se siente muy pesada, el equipo de alta IE puede adaptarse y mantener una perspectiva saludable. Siguen comprometidos con su trabajo y los objetivos del equipo, pase lo que pase.

5. La IE crea un circuito de retroalimentación

Con habilidades de escucha más sólidas y una conciencia social más aguda de la IE, un líder puede sintonizar las señales sociales y de equipo que necesitan para sobresalir y mejorar como líder. Esto luego crea un ciclo de retroalimentación positiva para ellos, que pueden usar para perfeccionar sus habilidades de liderazgo, refinar procesos y apoyar a los miembros del equipo de manera más efectiva para avanzar. En el liderazgo transformacional, donde los rasgos personales de un líder se enfatizan por encima del rango, la IE es importante.

En última instancia, tener una IE alta conduce a una mejor comunicación, una mejor toma de decisiones, un mayor impacto y mejores relaciones. Todos estos son ingredientes clave para el éxito de un líder.