Abordar la ideación en el ámbito de la puesta en marcha se hace fácilmente (cuando se hace correctamente)

Desarrollar la capacidad de identificar áreas que están listas para ser interrumpidas.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés utilizando tecnologías de IA. Pueden existir errores debido a este proceso. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Hay muchas formas de definir la ideación y todo se reduce al contexto. Según Investopedia , la ideación se refiere al proceso de desarrollo y transmisión de ideas prescriptivas a otros, generalmente en un entorno empresarial. Describe la secuencia de pensamientos, desde el concepto original hasta la implementación. Cualquiera dentro de una organización puede participar en él, y puede derivarse de cualquier medio o actividad donde se intercambien ideas. Ésa es la definición general.

Cuando profundiza en lo que esto significa para las nuevas empresas, significa identificar grandes problemas que están listos para ser interrumpidos y, por lo general, están separados de la estrategia de comercialización. Implica un proceso de descubrimiento diseñado para conducir a la creación de empresas innovadoras, dinámicas e impactantes.

Estos son los componentes básicos del proceso de ideación:

Elegir los socios adecuados

Los emprendedores en serie saben muy bien que la etapa de ideación no es del todo teórica. El aspecto de generar una idea es simplemente el punto de partida. Esa idea debería desarrollarse y transformarse en una oportunidad prometedora a través del pensamiento innovador, la investigación de mercado, el análisis competitivo y el modelado empresarial dinámico.

Un elemento central que puede ayudar a que el proceso de ideación sea más eficiente es la reunión de mentes con diferentes conjuntos de experiencias combinadas con el conocimiento tácito. Es mejor que sus asesores, mentores y cofundadores potenciales tengan experiencia en diferentes industrias y conjuntos de habilidades únicas que complementen las suyas. Si bien se fomentan esas diferencias, la alineación en varios frentes también sería esencial. Esto incluye valores fundamentales en torno al equilibrio entre el trabajo y la vida personal, el tipo de producto en el que desea invertir, cómo administrar el equipo, etc. Alinee las expectativas claramente con respecto a lo anterior, así como su horizonte de salida. Hablando de manera realista, no sería posible estar de acuerdo en todos los elementos de cada uno de esos aspectos, pero el objetivo es no estar muy en desacuerdo.

También sería una buena idea probar algunos ejercicios con posibles cofundadores o miembros del equipo para tener una mejor idea de qué tan bien trabajarían juntos. Como dice el refrán, nunca conoces realmente a alguien hasta que vives con él. Esto se puede probar poniendo en juego tareas comerciales reales y realistas. Idealmente, estas tareas tendrían un objetivo, un principio y un final que deben alcanzarse.

Además, los fundadores deben sentir que hay una correspondencia entre el tipo de tecnología con la que tienen experiencia, el producto que quieren lanzar y su mercado objetivo.

Relacionado: ¿Busca una idea de negocio? Comience con su propósito

Buscando validación

Uno debe buscar la validación de las ideas de los expertos de la industria, e incluso de las personas que califiquen para estar entre el público objetivo futuro. Sin embargo, es importante tomar los comentarios positivos con cautela. Esto se debe a que existe una gran posibilidad de que las personas que se apresuren a ofrecer cumplidos estén siendo corteses. Se puede identificar una retroalimentación positiva auténtica cuando va seguida de presentaciones y conexiones con posibles socios de diseño, asesores, socios e inversores. Naturalmente, nadie haría perder el tiempo a sus colegas si no creyeran realmente en el concepto y el discurso.

Un truco conocido para recopilar conocimiento sobre las tendencias y los números de mercado subyacentes es escanear los estados financieros de las empresas cotizadas (públicas). Esos son conocimientos valiosos que están en juego.

Relacionado: ¿Qué es más importante: el director ejecutivo o la idea?

Comprender que la necesidad no es igual a la demanda.

Durante la fase de validación, debe haber una comprensión clara de la necesidad de su producto futuro, porque a los ojos de los inversores y clientes potenciales, existe una gran diferencia entre la necesidad y la demanda. Una necesidad no necesariamente representa una prioridad con un presupuesto, pero la demanda sí.

Al mismo tiempo que comprende dónde se encuentra su idea en el espectro de la necesidad y la demanda, también sería beneficioso tener una respuesta a la pregunta "¿Por qué ahora?" El conocimiento competente de las macro y micro tendencias resultará de gran utilidad aquí.

Considerándolo todo, la clave para una etapa de ideación exitosa es la misma que la mayoría de los otros elementos del funcionamiento de una empresa. Todo se reduce a la pasión, la dedicación y la voluntad de hacer ajustes a lo largo del camino para mantener una ventaja única.

Relacionado: De la idea a la empresa: The Venture Studio Way