7 claves para crear un equipo de diseño feliz y productivo

Los miembros del equipo en general, y los equipos de diseño en particular, requieren estrategias y dinámicas culturales específicas para prosperar.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés utilizando tecnologías de IA. Pueden existir errores debido a este proceso. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

“¿Cómo puedo hacer felices a los miembros del equipo?” es una pregunta vital, que no tiene una respuesta simple. Cada miembro del equipo es diferente, por lo que es imposible encontrar una estrategia universal. Con demasiada frecuencia, la gerencia cree que la satisfacción con el salario es el factor más importante que impulsa el bienestar, y no hay duda de que el dinero es una parte integral de la satisfacción laboral, pero es solo una parte.

Como director de diseño de la compañía de software Milkinside, descubrí que, cuando se trata de diseñadores, hay algunas cosas que afectan particularmente los niveles de felicidad:

• Una sensación de alegría. Los diseñadores deben disfrutar lo que hacen.

• Desarrollo profesional: la sensación de que están creciendo profesionalmente.

• Relaciones sanas con los colegas y la gerencia. Deben disfrutar de ser parte del equipo y sentir que la gerencia se preocupa por ellos.

• La conciliación de la vida familiar y laboral como forma de evitar el desgaste profesional.

La experiencia de mejorar el bienestar del colectivo de diseño de Milkinside incorporó algunas consideraciones adicionales.

1. No introduzca demasiadas restricciones de diseño al comienzo de un proyecto

Cuando comienzas un proyecto con palabras como "No puedes hacer A, B y C", inmediatamente creas barreras a la creatividad. Esto no solo conduce a la creación de soluciones genéricas, sino que también tiene importantes consecuencias negativas para la motivación. Cuando los diseñadores saben que se espera que resuelvan un problema de una manera específica, dejan de buscar soluciones no convencionales. Es mucho mejor introducir restricciones a medida que avanza y aprende más sobre la viabilidad técnica y/o los requisitos comerciales.

Relacionado: Los 10 obstáculos que le impiden un gran diseño de producto

2. Proporcione una definición clara de "hecho"

Los diseñadores pueden tener diferentes interpretaciones de cuándo termina su trabajo. Para algunos, es cuando envían el concepto de baja fidelidad que demuestra la idea. Para otros, el trabajo termina cuando han creado un prototipo interactivo perfecto en píxeles. Según el objetivo del proyecto, debe definir claramente cuándo se completa el trabajo para que todos puedan comprender lo que se espera de ellos.

3. Seguimiento del nivel de participación

El compromiso es un gran indicador de la felicidad de los miembros del equipo: su nivel muestra cuánto está dispuesto a contribuir un diseñador para el éxito del proyecto. Sin embargo, descubrí que no es útil hacer preguntas directas como "¿Estás interesado en hacer lo que haces?" La mayoría de las veces, las personas responderán afirmativamente aunque piensen lo contrario. Preguntas como, "¿Cómo evaluaría su diseño?" puede proporcionar información más valiosa.

También es esencial asegurarse de que cada diseñador se sienta parte de un equipo. Esto es particularmente crucial para los equipos remotos, porque ese sentimiento puede ser esquivo cuando no ves a otros miembros en persona.

Relacionado: Seminario web gratuito: Aumento del compromiso de los empleados durante la gran renuncia

4. Aprende lo que tienen en mente

“¿Te sientes cómodo trabajando en este proyecto?” es la pregunta que todo gerente de proyecto debe hacerse si nota que los diseñadores no se desempeñan como se esperaba. Hay docenas de razones por las que la respuesta podría ser “No”, desde las temporales (como cuando una persona está ocupada mudándose a un apartamento nuevo) hasta las permanentes (simplemente no les gusta el trabajo que están haciendo). Es un error esperar a que las personas se comuniquen con un gerente para analizar estos problemas o su desempeño, porque es posible que eso nunca suceda.

Además, los directores de proyecto no deben esperar a que surja un problema de motivación; deben ser proactivos y evitar que tales problemas sucedan en primer lugar mediante la realización de reuniones individuales periódicas con los miembros del equipo: charlas amistosas para analizar el proyecto y su estado.

5. Reducir los niveles de estrés

El estrés es el peor enemigo de la creatividad. Cuando los diseñadores experimentan una presión constante, dejan de pensar creativamente y terminan enviando un diseño genérico. Si bien muchos factores pueden causar estrés, hay dos consejos que son relevantes para casi cualquier proyecto:

• Evite la confrontación entre los miembros del equipo. Cada batalla dentro de un equipo conducirá en última instancia al despilfarro de energía y a la falta de motivación. Si algunos individuos en un grupo están demostrando un comportamiento agresivo, la gerencia debe trabajar con ellos para comprender qué lo causa y cambiarlo.

• Evite cambios de alcance inesperados y rediseños no planificados de soluciones ya diseñadas. Cuando el alcance cambia inesperadamente, crea mucha presión para un equipo de diseño (especialmente cuando sucede al final de un proyecto) y puede provocar el agotamiento profesional. Cuando los gerentes reciben solicitudes de cambios de las partes interesadas, deben explicar que cada uno de los no planificados requerirá tiempo para implementarse y luego extender el cronograma para que los diseñadores puedan trabajar cómodamente.

Relacionado: Una guía para establecer metas

6. Asegurar que las personas puedan crecer profesionalmente

La educación y otras formas de desarrollo son algunos de los factores más críticos que afectan la felicidad. Si los diseñadores disfrutan lo que hacen, quieren crecer profesionalmente para alcanzar el siguiente nivel de artesanía y elegir proyectos que puedan ayudarlos con eso. Dado que nuestra agencia cuenta con diseñadores con experiencia en diferentes dominios (UX, movimiento, ilustración, etc.), realizamos talleres de diseño con los miembros del equipo para compartir la experiencia. Tales actividades pueden ayudar a compartir experiencias y crear vínculos, pero antes de planificar una, pregunte a los diseñadores sobre las habilidades específicas que desean desarrollar.

7. Asegurar la satisfacción salarial

La gente busca naturalmente tanto cheques de pago como oportunidades más grandes, por lo que es típico que un diseñador pida un aumento de sueldo a la gerencia. Es fundamental evaluar cada solicitud de forma individual, teniendo en cuenta tanto el rendimiento como el nivel de habilidad. Si una persona necesita demostrar un mejor desempeño o desarrollar más habilidades en algún dominio, es importante establecerlo como una meta para el período de evaluación. Utilizamos el modelo de resultados clave objetivos (OKR): definimos una lista de objetivos que la persona debe lograr para obtener un aumento y la discutimos para llegar a un acuerdo.

Los diseñadores son activos muy valiosos porque ayudan a las empresas a convertir las ideas en realidad. Y para la mayoría de las empresas, las experiencias de usuario diseñadas de productos y ventas impactan directamente en el resultado final, por lo que es esencial crear una atmósfera que llene de creatividad a los miembros del equipo y los ayude a lograr más.