Florida inicia la liberación de mosquitos genéticamente alterados para evitar la propagación del Zika

De funcionar la primera etapa del programa, podrían liberarse hasta 750 millones de mosquitos en Estados Unidos.

Por

Desde el año 2016 el Zika, una enfermedad transmitida por una virus que contagia especie invasora de mosquito, azota varias regiones del mundo, incluyendo zonas de la Florida y Texas en Estados Unidos. En mayo de 2020 la Agencia de Protección Ambiental (EPA ) por sus iniciales en inglés) aprobó un programa para liberar a millones de mosquitos genéticamente alterados que, en teoría, ayudarán a reducir la población de los especímenes hembra del Aedes aegypti, la especie que porta el virus.

Carlos Ortelli | Getty Images

En 2016 la enfermedad se convirtió en un asunto de salud pública en el mundo entero y provocó múltiples casos de una condición llamada microcefalia, en bebés de mujeres que se contagiaron durante el embarazo. Los bebés infectados nacieron con la cabeza más pequeña de lo esperado debido a un colapso parcial en el cráneo y con limitación de movimiento en algunas de sus articulaciones. El virus del Zika se propagó en más de 30 países entre los que se encuentran Bolivia, Brasil, Guatemala, Honduras, Venezuela, El Salvador, México y algunas zonas de Estados Unidos.

Esta semana se dio el primer paso en un programa que, de funcionar, podría culminar con la liberación de hasta 750 millones de moscos genéticamente alterados que ayudarían a controlar la propagación de la enfermedad. La primera fase durará 12 semanas y consistirá en introducir en pequeñas zonas hasta 12,000 huevecillos genéticamente modificados. En teoría, los especímenes que eclosionen de dichos huevos son capaces de transmitir un gen que solo mata a las hembras (ellas son las que pican y contagian a las personas) antes de que lleguen a la edad adulta y comiencen a picar.

De funcionar esta primera fase del proyecto ideado por la empresa Oxitec, podrían liberarse hasta 750 millones de mosquitos en toda la Florida.

LAS CRÍTICAS CONTRA EL MÉTODO OXITEC

Aunque el llamado método de Oxitec representa una alternativa a la fumigación por medio de insecticidas, como tradicionalmente se ha atacado al problema, ha recibido fuertes críticas por parte de activistas y ambientalistas. Ellos argumentan que no se han hecho pruebas exhaustivas con los especímenes alterados y temen consecuencias inesperadas, además de describir al experimento como algo al estilo "Parque Jurásico".

Oxitec, por su parte, asegura que en las regiones de Panamá y Brasil en donde ha hecho pruebas, la presencia del insecto que contagia se ha reducido hasta en un 95%.

El Aedes aegypti no solo propaga el virus del Zika, sino que también otras enfermedades como la fiebre amarilla y el dengue. Pese a las críticas, la modificación genética de las especies que esparcen enfermedades se ve cada vez más como una opción real para controlarlas.