Rusia prohíbe el uso de Facebook e Instagram y las tacha de extremistas

Finalmente las redes sociales de Meta han sido etiquetadas de "extremistas" y vetadas definitivamente del territorio ruso.

Por

La tensión se incrementa con cada día que pasa. El conflicto armado entre Rusia y Ucrania está a punto de cumplir un mes y sigue habiendo reacciones en diversos ámbitos: empresas que abandonan el mercado ruso, franquicias que no pueden detener sus operaciones y redes sociales cuyos servicios se ven limitados. Luego de que Meta (empresa propietaria de Facebook e Instagram) anunciaron un relajamiento en las restricciones de lenguaje de odio con las que operan sus redes sociales en Europa oriental, un juez de la corte del distrito de Tverskoi en Moscú, ordenó una prohibición para que ambas redes sociales operen en Rusia al considerar que fomentan las "actividades extremistas".

KIRILL KUDRYAVTSEV | Getty Images

El pasado 11 de marzo un portavoz de Meta declaró en un comunicado: "Hemos hecho concesiones temporales para formas de expresión política que normalmente violarían nuestras reglas, como un discurso violento como 'muerte a los invasores rusos'… aunque no permitiremos llamadas creíbles a la violencia contra los civiles rusos". Aunque la medida originalmente aplicaba a varios países de Europa oriental, Meta la acotó para que solo fuera válida en Ucrania; pese a ello el gobierno ruso solicitó la revocación completa de la medida y ante la negativa de la empresa propiedad de Mark Zuckerberg, la corte rusa decidió vetar a las dos redes sociales de manera inmediata en todo el territorio ruso.

Aunque desde el pasado 14 de marzo Roskomnadzor, el órgano que regula las comunicaciones en Rusia había bloqueado los servicios de Facebook e Instagram, ahora las redes han sido tachadas de extremistas, mismo término que la corte rusa ha etiquetado a los talibanes, a los Testigos de Jehová y Alekséi Navalni, líder opositor de Vladimir Putin y quien actualmente se encuentra en prisión. La corte acusó a Meta de fomentar la creación de una "realidad alternativa" en la que se fomenta el odio hacia Rusia.

WhatsApp, aplicación que también pertenece a Meta, sigue operando con normalidad por ser considerada como una herramienta de mensajería y no un medio de comunicación. La etiqueta colocada a Facebook e Instagram sirve también como una advertencia para YouTube, plataforma que pertenece a Google y que el pasado viernes fue acusada de difundir amenazas contra Rusia.

SIGUE LAS REDES SOCIALES DE ENTREPRENEUR EN ESPAÑOL: FACEBOOK + TWITTER.