Así es "No confíes en nadie," la película de Netflix que retrata la vida y misteriosa muerte de un cripto estafador

La historia de Gerald Cotten y su empresa, QuadrigaCX, sirve para que Netflix nos entregue otro documental sobre estafadores. Esta vez las criptomonedas son protagonistas.

Por

Primero fue Inventado a Anna, después El estafador de Tinder y ahora No confíes en nadie (Trust No One: The Hunt for the Crypto King), el más reciente documental de Netflix basado en la vida de un estafador. Ahora se trata de Gerald Cotten, creador de un mercado de compraventa de criptodivisas llamado QuadrigaCX en Canadá.

Netflix

El emprendedor supo identificar un mercado creciente y su empresa llegó a tener más de 115,000 clientes activos. Junto con su socio, Michael Patryn, creó la empresa en el 2013, cuando casi nadie hablaba de criptomonedas y fueron los primeros en crear una red de cajeros automáticos con soporte de criptodivisas en su país. Cuando se incrementó el valor del bitcoin en 2017 los socios terminaron por consolidar a QuadrigaCX como una exchange o mercado de divisas. En 2018 empezaron a escucharse las primeras quejas: debido a la fluctuación en el tipo de cambio de las divisas digitales, muchos clientes trataban de retirar su inversión, pero no podían hacerlo. La policía inició una serie de investigaciones, pero antes de poder llegar a una conclusión Gerald Cotten falleció en la India el 9 de diciembre de 2018 a causa de la enfermedad de Crohn, un padecimiento intestinal crónico que afecta al tracto digestivo.

Con el empresario muerto, más clientes levantaron la voz para denunciar que no podían acceder a su inversión. La compañía Ernest and Young publicó una investigación en la que revelaban que los monederos de la empresa estaban vacíos y que $120 millones de euros en criptodivisas propiedad de más de 110,000 clientes habían desaparecido. Mayores indagaciones demostraron que Michael Patry, socio de Cotten, era en realidad un alias de Omar Dhanani, quien anteriormente había sido acusado de fraude en Estados Unidos.

Las investigaciones demostraron que Cotten creó varias cuentas falsas para desviar los fondos de sus clientes. El problema es que se llevó a la tumba las contraseñas para acceder a estas cuentas dejando en el limbo una fortuna.

Esa es la historia oficial, pero el documental dirigido por Luke Sewell explora una serie de teorías conspirativas que resultan fascinantes. Trust No One: The Hunt for the Crypto King es una película que explora ese lado misterioso de las criptomonedas y del internet.

Aquí puedes ver el trailer.