Ante la escasez de componentes electrónicos Lada, la marca de autos rusos, volverá a fabricar vehículos mecánicos

Un medio de comunicación croata asegura que la falta de semiconductores y componentes electrónicos obliga a la empresa a volver al pasado y fabricar sus autos como lo hacía en los años 90.

Por

La guerra en Ucrania ha alterado al mundo entero: empresas que abandonan territorios, miles de individuos dejando su vida atrás, insumos que no llegan a donde deberían, escalada de precios y cadenas de suministros interrumpidas. La marca de autos rusa Lada se ha visto afectada por esta situación, pues tiene meses de no recibir las piezas y refacciones que necesita para operar. Sobre todo los semiconductores, esos diminutos componentes electrónicos (a los que nos referimos como chips) y que realizan complejas funciones a vertiginosas velocidades. Desde antes del inicio del conflicto había ya una escasez de semiconductores debido a la demanda acelerada de chips que provocó la pandemia. La guerra complicó aún más las cosas y muchas empresas rusas se han visto obligadas a detener su producción. Pero Lada no es una de ellas.

Bloomberg | Getty Images

Según el medio croata, INDEX HR, ante la adversidad la empresa automotriz ha decidido mirar al pasado y producir los autos como lo hacía antes de la llegada de los semiconductores y la electrónica. Los modelos Lada Granta y Lada Niva serán producidos sin funciones que dependen de los semiconductores como las bolsas de aire, los frenos ABS y los controles de tracción y estabilidad. Lada fabricará los autos nuevos como lo hacía en los años 90.

La producción de otros modelos como el Xray, el Largus o el Lada Vesta, que dependen de componentes producidos por Renault, será detenida de manera indefinida y la semana laboral de las plantas será reducida a cuatro días.

La historia de Lada

Lada es la marca de autos más vendida de Rusia con una participación de mercado de más del 23%. Aunque es poco conocida en el mundo occidental (pese a tener operaciones en gran parte de América Latina), opera desde 1968 y durante años perteneció a AvtoVAZ empresa que era propiedad del gobierno ruso. En 2007 el Grupo Renault compró el 25% de la marca y en 2016 tomó posesión total de ella para integrarla a una nueva línea llamada Dacia-Lada en 2021. Entre los modelos que han hecho historia está Lada Classic que fue producido de modo ininterrumpido durante más de 50 años, el Lada Samara y el Lada Niva (dato curioso, Vladimir Putin tuvo uno de estos vehículos 4x4 camuflado).