4 razones por las que la gestión empresarial descentralizada está en auge

En este momento se está produciendo una revolución silenciosa en el lugar de trabajo. He aquí por qué las estructuras corporativas centralizadas y jerárquicas están descartadas.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés utilizando tecnologías de IA. Pueden existir errores debido a este proceso. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La naturaleza del lugar de trabajo está cambiando gracias a la evolución de las actitudes sociales. Si bien el trabajo remoto acapara los titulares, se está produciendo otra revolución en los lugares de trabajo: la centralización está fuera y la gestión descentralizada está de moda, lo que refleja tendencias tecnológicas más amplias. Las criptomonedas, las Organizaciones Autónomas Descentralizadas (DAO) y Web3 enfatizan los beneficios de la falta de autoridad centralizada. Dada la inclinación tecnológica que tiene cada organización en estos días, tiene sentido adoptar estos principios también en la gestión del lugar de trabajo.

Así es como las empresas están utilizando la administración descentralizada para preparar sus negocios para el futuro y aumentar la satisfacción de los empleados.

Autosuficiencia

Uno de los problemas comunes que enfrentan los ejecutivos es la falta de flexibilidad en sus organizaciones durante los momentos críticos. Por lo general, las crisis alcanzan niveles críticos antes de llamar la atención de los ejecutivos, momento en el que deben intervenir personalmente. Idealmente, las crisis deben cortarse de raíz y los empleados de nivel inferior deben lidiar con ellas de manera proactiva.

Una organización centralizada pone una enorme cantidad de poder en manos de unos pocos. La organización está estructurada verticalmente, lo que lleva a largas cadenas de toma de decisiones en las que cada decisión se cuestiona. Por el contrario, una organización descentralizada prioriza las opiniones de las personas más cercanas a las partes interesadas y expertos en la materia. Esto da como resultado una organización plana u horizontal que es ágil y aborda los problemas rápidamente.

Harvard Business Review señala que las organizaciones descentralizadas funcionan mejor cuando la capacidad de respuesta es la máxima prioridad. Una organización estructurada de esta manera también libera el tiempo de los ejecutivos para realizar más trabajo de valor agregado en lugar de perseguir incendios todo el tiempo. Otro beneficio es que los empleados de nivel inferior están facultados para pensar en el futuro de la organización en lugar de preocuparse por lo que pensará su gerente. El resultado es una organización flexible preparada para el futuro.

Relacionado: Cómo simplificar y agilizar su negocio en 2022

Promueve las habilidades de liderazgo.

Las organizaciones se enfrentan a la rotación de empleados todo el tiempo, ya sea por la falta de un trabajo desafiante o por la insatisfacción con la dirección general de la empresa. Ambas razones están interconectadas. Una jerarquía organizacional inflexible deja a los empleados luchando para impresionar a sus gerentes en lugar de crear activos que generen ingresos.

Con el poder consolidado en manos de unos pocos, las habilidades de liderazgo son escasas. Por lo tanto, cuando los ejecutivos de alto nivel se van, la empresa se enfrenta a un momento difícil para reemplazar a los que se fueron y debe contratar recursos para localizar y examinar el liderazgo adecuado.

La promoción interna es ideal porque los empleados a largo plazo entienden bien la empresa y sus productos. Han sido testigos de los procesos de la empresa desde cero, lo que los convierte en líderes ideales. Sin embargo, las organizaciones centralizadas no brindan a los empleados de bajo nivel la oportunidad de ascender a roles de liderazgo.

Una organización descentralizada obliga a los empleados a actuar como líderes. Gracias a una mayor autonomía y prioridad en la capacidad de respuesta, los empleados deben actuar con decisión. Aumenta el intraemprendimiento, fomentando la creatividad, y se dinamiza la organización.

Los empleados empoderados propondrán automáticamente ideas para hacer que los productos de la empresa sean más sólidos. El resultado es una mejora en las habilidades de liderazgo de toda la empresa y una mejor postura competitiva.

Escalado más fácil

Escalar un negocio es una tarea difícil. Por lo general, una organización centralizada tiene que diseñar nuevas jerarquías y determinar el grado de responsabilidad adicional que asumirán los ejecutivos existentes. Todo esto da como resultado una expansión lenta que a menudo se detiene antes de comenzar. Por el contrario, una organización descentralizada puede responder rápidamente a las condiciones comerciales cambiantes y escalar en consecuencia. Gracias a que cada equipo y empleado funciona como una célula separada, la organización puede realizar economías de escala y ser ágil al mismo tiempo.

Por ejemplo, cuando se expande a un nuevo mercado, un equipo totalmente capacitado puede investigar las normas locales e informar a la organización más amplia sobre los pasos que está tomando para lanzar los productos de la empresa en ese mercado. Gracias a la ausencia de largos tiempos de aprobación, el equipo puede moverse rápidamente y establecer una presencia.

Por lo tanto, una organización se asemeja a una colección de nuevas empresas bien financiadas o empresas en etapa inicial, y cada equipo aporta su marca especial de creatividad y experiencia a la comunidad en general. Además, los equipos en expansión pueden personalizar los productos de la empresa más rápido, lo que genera más ventas y mejores conexiones con los consumidores.

Gestión eficiente

Si bien la descentralización enfatiza el empoderamiento individual, los equipos ejecutivos también tienen un papel importante que desempeñar. De hecho, los ejecutivos dirigen el barco descentralizado más grande y hacen todo lo posible para empoderar a sus empleados. La descentralización hace hincapié en la gestión ajustada. El resultado es un equipo ejecutivo enfocado en mantener las condiciones que permitan a los empleados de nivel inferior expresar plenamente su creatividad. La gestión ajustada de este tipo no se centra en establecer autoridad o microgestión.

Determinar métricas y otros indicadores de desempeño también es simple en esta estructura, ya que los ejecutivos no están involucrados en todas las decisiones de bajo nivel que deben tomarse. En su lugar, pueden centrarse en el panorama general y garantizar que se cumplan los objetivos de la organización. El resultado es un equipo ejecutivo más feliz que realiza una gran cantidad de trabajo de valor agregado. La flexibilidad inherente a la organización también permite a los empleados elegir el trabajo que más les apasiona en lugar de seguir una carrera ejecutiva predeterminada. Así, ocupan los puestos personas verdaderamente apasionadas por convertirse en ejecutivos y desempeñar las tareas inherentes a estos roles.

Relacionado: 4 formas en las que centrarse en sus empleados cambiará su negocio

La descentralización es mucho más que una palabra de moda en estos días. Es la mejor manera para que las organizaciones se estructuren en 2022 y más allá. Dado el rápido cambio de ritmo en el mundo de los negocios, la descentralización es la mejor manera de preparar una organización para el futuro.