El superyate más grande del mundo es confiscado por autoridades alemanas

Se trata del superyate del ruso Alisher Usmanov y es parte de las sanciones impuestas a los ultra ricos con nexos con Vladimir Putin.

Por

Los millonarios rusos están viviendo un mal momento debido a las sanciones impuestas por Europa y Estados Unidos a los rusos ultra ricos que tienen estrechos vínculos con el presidente Vladimir Putin. Esta vez el multimillonario ruso Alisher Usmanov fue despojado de un superyate de lujo en Alemania.

Las autoridades de Hamburgo confiscaron el superyate Dilbar después de determinar que, en realidad, era propiedad legal de su hermana, Gulbakhor Ismailova. Otra multimillonaria que también está sujeta a sanciones occidentales por la invasión rusa a Ucrania.

El yate lleva el nombre de su madre de estos hermanos acaudalados. Usmanov posee una participación importante en USM, un grupo de inversión ruso con participaciones en Metalloinvest, uno de los mayores productores de mineral de hierro del mundo, y la compañía de telecomunicaciones MegaFon.

Además, es el sexto ruso más rico con una fortuna de $19,000 millones de dólares, según el Índice de Multimillonarios de Bloomberg.

Cabe señalar que los superyates y otras muestras de riqueza entre la élite de Rusia han atraído un escrutinio especialmente intenso luego de que Rusia le declarara la guerra a Ucrania.

La oficina federal de delitos de Alemania dijo este miércoles que a pesar de los esfuerzos en lo que llamó "ocultamiento en alta mar", había logrado identificar al propietario del yate, la hermana de Usmanov.

En un tweet la autoridad alemana declaró: "Por lo tanto, el yate de lujo Dilbar está sujeto a la ley de sanciones y pudo ser incautado legalmente en Hamburgo". Y una vez que este yate de lujo ha sido confiscado no podrá ser "vendido, alquilado o prometido como garantía".

Anadolu Agency | Getty Images

Pero, ¿cómo es el yate más lujoso del mundo?

El buque de 156 metros (512 pies), el más grande que existe por volumen, había sido reacondicionado en la ciudad portuaria del norte de Alemania. Con una piscina de 25 metros y dos helipuertos, está valorado en entre 600 y 750 millones de dólares, según el Tesoro de Estados Unidos.