La transición de los NFTs al mundo del metaverso

Tan solo en el caso de los tokens no fungibles o NTFs, el mercado ha cerrado el año 2021 con más de $22,000 millones de dólares en ventas y todo apunta a que esta industria seguirá expandiéndose imparablemente en 2022.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

¿Metaverso y NFT? Las palabras más utilizadas en las últimas semanas se unen para generar un impacto en el mundo de los negocios. Tan solo en el caso de los tokens no fungibles o NTFs, el mercado ha cerrado el año 2021 con más de $22,000 millones de dólares en ventas y todo apunta a que esta industria seguirá expandiéndose imparablemente en 2022.

Shutterstock

Los NFTs y su papel en el metaverso

El próximo nicho de expansión de los NFT es su vinculación directa con objetos del metaverso. Un ejemplo de ello es la red de juegos MyMetaverse, quien anunció el lanzamiento de NFT inmobiliarios que se ganarán jugando al videojuego Minecraft, lo cual se traduce en inversión inmobiliaria a través de videojuegos.

Esto puede parecer irreal, pero ya se ha mencionado que un metaverso es un mundo virtual en donde los usuarios ingresan a través de sus avatares digitales en tiempo real para: trabajar, comprar, socializar, aprender y entretenerse. Este espacio digital inmersivo, tiende a parecerse al mundo físico en el que vivimos.

Tener tokens no fungibles permitirá ser miembro virtual de una infinidad de experiencias exclusivas en el metaverso y en el mundo físico, mejorando así las experiencias sociales y dentro de la comunidad. Con los NFTs los usuarios también pueden obtener la plena propiedad de sus tierras y espacios en el metaverso, incluso empresas como Adidas, H&M, Nike o Zara ya han presentado colecciones virtuales de moda en el metaverso, todo a través de NFTs.

Pero, ¿qué son los NFTs y por qué se volvieron tendencia?

Los NFT son certificados de propiedad almacenados en una cadena de bloques y respaldados por la tecnología blockchain (por ejemplo, Ethereum) que suelen estar asociados a un activo digital, como las artes visuales, los vídeos, la música o los objetos de colección.

A diferencia de las criptomonedas, que pueden ser fácilmente reemplazables y sustituibles, cada NFT es único o "no fungible" y no puede eliminarse ni falsificarse. En los últimos meses los NFT parecen estar superando a la cadena de bloques y a las criptomonedas en popularidad. Presentan una nueva forma de pensar sobre la propiedad artística, lo que en parte explica que hayan puesto patas arriba el mundo del arte.

Reafirmando el mundo del arte

Las obras digitales, por su propia naturaleza, pueden ser copiadas y replicadas infinitamente. Los NFT no eliminan ese riesgo, pero generan un registro digital único que autentifica la propiedad de una versión concreta de una obra digital.

Por otra parte, los NFT ofrecen nuevas posibilidades de ingresos para los artistas, cada vez sometidos a mayores restricciones, reproducciones ilegales, productos falsificados o pirateados, precios elevados, cadenas de distribución saturadas, necesidad de interacción física, etc. Además, los usuarios de la era digital pasan ya como media más tiempo online que durmiendo, por lo que los mercados de NFT son estupendos escaparates donde poder mostrar el talento artístico a un público más numeroso.

Principales retos de los NFTs en el metaverso

Lo primero a tener en cuenta es que la capacidad de generar economías en los metaversos tendrá mucha relevancia gracias a los NFTs, porque gracias a ellos se puede capturar y reflejar de mejor manera el valor dentro de los mismos. Y si a esto agregamos la capacidad de interoperar con otros metaversos y redes, entonces el potencial de la tecnología es infinito.

Está más que claro el importante papel que tienen los tokens no fungibles en los mundos virtuales, pues de ellos depende la construcción segura de dichas economías. Aunque en la actualidad las compañías se encuentran explorando el mundo de los metaversos, las experiencias pasadas han resultado de gran ayuda para entender todo el potencial de estas tecnologías. Solo queda seguir trabajando en ellas y ponerlas al alcance de todos. Tardará años en desarrollarse pero, probablemente, los metaversos serán una parte importante de nuestra vida digital en el futuro.

(Sobre el autor: Stiven Cartagena es editor del Geektime en Epañol).