Por qué Zero-Party Data es la nueva arma secreta para las marcas

Con todas las fuentes de datos disponibles para las marcas y los especialistas en marketing, ¿los datos de terceros son realmente la información más valiosa?

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés utilizando tecnologías de IA. Pueden existir errores debido a este proceso. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Si lo has oído una vez, lo has oído mil veces. Big data puede ayudarlo a optimizar su negocio y alcanzar nuevas alturas. Pero no se obsesione tanto con los grandes datos que pase por alto el siguiente gran paso: los datos de partido cero.

No se preocupe si no está familiarizado con los datos de partido cero. Solo ha sido una "cosa" durante aproximadamente dos años, con Forrester Research acuñando el término en julio de 2020 y definiéndolo de la siguiente manera:

"Datos que un cliente comparte de manera intencional y proactiva con una marca, que pueden incluir datos del centro de preferencias, intenciones de compra, contexto personal y cómo el individuo quiere que la marca lo reconozca".

Si bien aún está en sus inicios, las marcas que aprovechan los datos de zero-party tienen acceso a un arma secreta para conquistar su mercado y superar a su competencia.

¿Son mejores los datos de terceros que los datos de terceros?

Las marcas han confiado durante mucho tiempo en datos de terceros para obtener información de los consumidores, identificar nuevas oportunidades y mirar más allá de los datos superficiales básicos, y eso es solo el comienzo. Sin embargo, si se enfoca demasiado en los datos de terceros, podría estar perdiendo los beneficios de los datos de terceros.

La palabra "mejor" es subjetiva. Y cuando se trata de datos de terceros frente a datos de terceros (entre otros tipos), no hay una respuesta correcta o incorrecta sobre dónde debe gastar su tiempo, dinero y recursos. Sin embargo, lo único que debe hacer es evitar centrarse por completo en los datos de terceros, perdiendo así todo lo que los datos de terceros tienen para ofrecer.

Relacionado: Ahora es el momento de controlar las nuevas realidades de privacidad de datos

Uno de los principales beneficios de los datos de terceros es que son más confiables que los datos de terceros. Este es el caso porque los clientes lo comparten voluntariamente con una marca, sabiendo que lo usarán para todo, desde ventas y marketing hasta la creación de experiencias personalizadas. Si un consumidor está dispuesto a compartir sus datos con una marca, es seguro asumir que confía en que se usará de manera responsable.

Otro beneficio de los datos de partido cero es su precisión. Una vez más, esto está relacionado con la forma en que se recopilan los datos. Dado que los consumidores lo comparten directamente, es naturalmente más preciso. Hay menos posibilidades de que se produzca un error que pueda estropear sus estrategias de ventas, marketing y publicidad.

También vale la pena señalar que los datos de zero-party generalmente son más atractivos. Se puede utilizar para crear experiencias de cliente personalizadas, lo que da como resultado un mayor compromiso y una mayor lealtad del cliente.

Y, por último, los datos de terceros reducen las conjeturas al personalizar las experiencias de los consumidores. Ya no espera estar brindando una experiencia personalizada y personalizada. Tienes los datos para respaldar cada movimiento que haces. Con menos conjeturas, se está ahorrando tiempo y dinero.

Relacionado: 3 tendencias para mantener a los clientes comprometidos en 2022

Cómo armarse con datos de partido cero

En el mundo actual, un mundo en el que los consumidores tienen acceso a más tecnología que nunca, no faltan oportunidades para recopilar datos de terceros.

Y eso es importante porque los datos de zero-party solo son un arma si sabes cómo recopilarlos. Dado que está pidiendo directamente a los consumidores que compartan datos, sus opciones incluyen, entre otras, correo electrónico, mensajes de texto, formularios, encuestas y cuestionarios. Y recuerda: no tienes que ser técnico. Ofrezca a su audiencia una forma sencilla de compartir datos, como un formulario o cuestionario en línea. Cuanta más experiencia gane, más llegará a comprender lo que resuena con su audiencia.

Las campañas de email marketing abren un mundo de oportunidades en cuanto a la recopilación de datos. Puede enviar a los clientes una encuesta para medir su interés y sentimientos acerca de su marca, productos y/o servicios. Puede integrar un cuestionario en su secuencia de correo electrónico de bienvenida, que es a la vez atractivo y perspicaz. Puede enviar un mensaje de texto poco después de que un cliente realice una compra. Sea creativo para atraer a los consumidores a compartir datos y diferenciarse de los demás.

Relacionado: Datos en 4 sabores y la desaparición de las cookies

Una ventana emergente es otra opción. Por ejemplo, muestre una ventana emergente en su sitio que haga dos o tres preguntas simples. A cambio de compartir datos, proporcione al usuario algo de valor, como una lista de compras personalizada o un código de cupón para su próxima compra.

Y quizás la forma más fácil de recopilar datos de terceros, si corresponde a su negocio, es durante el proceso de registro y/o incorporación. Esta es una oportunidad para solicitar información personal básica, como nombre, dirección de correo electrónico y número de teléfono. También es un buen momento para recopilar información demográfica que va desde el sexo hasta la edad y la ubicación.

Con este enfoque, también puede hacer preguntas individualizadas relacionadas con su producto. Por ejemplo, si está vendiendo una solución de software de recursos humanos, puede preguntar a los nuevos clientes sobre su experiencia con la competencia, los objetivos y la frecuencia con la que planean usar la aplicación.

Las leyes de privacidad hacen que sea cada vez más difícil para las marcas recopilar datos, especialmente cuando los consumidores tienen en mente su seguridad en línea. Todo esto impulsará el rápido crecimiento a corto plazo de la popularidad de la recopilación de datos de parte cero.