Johnson & Johnson entrenará a estudiantes y médicos mexicanos en el metaverso

La empresa estrena un Innovation Room con tecnología de punta que demuestra el uso académico que se le puede dar a los visores inmersivos que sirven para acceder al metaverso.

Por

Cuando hablamos del metaverso solemos imaginar un lugar de esparcimiento, en donde podemos convivir, interactuar y jugar con otros usuarios, muy similar a lo que Mark Zuckerberg demostró en su ya famoso showcase en el que presentó su visión de los mundos virtuales. La verdad es que pueden ir mucho más lejos. El Innovation Room creado por Johnson & Johnson en México es una clara muestra de ello. Se trata de un espacio virtual que aloja sofisticados dispositivos médicos y simuladores que permitirán a médicos y cirujanos ensayar en un entorno virtual lo que más tarde harán en un quirófano de verdad.

SOPA Images | Getty Images

Creado por Johnson & Johnson MedTech y por el Instituto Johnson & Johnson, el espacio complementa la educación con tecnología de punta y de realidad aumentada que simula procedimientos médicos realizados en especialidades como la ortopedia, el cáncer de colon, la electrofisiología y la cirugía plástica. En un comunicado Andrés Gravenhorst, director general de la empresa en México explicó: "Para Johnson & Johnson MedTech los residentes, médicos y estudiantes de la industria sanitaria son parte fundamental para potencializar el sistema de salud, por ello, buscamos fortalecer su formación con iniciativas como el Innovation Room. Estamos seguros de que, al tener profesionales de la salud capacitados a través de la innovación, se puede crear una atención médica inteligente que mejore la calidad de vida de los pacientes y eleve los indicadores de salud".

El Innovation Room es una muestra de la aplicación que tienen dispositivos como los visores inmersivos Meta Quest 2 en el campo profesional. El espacio inaugurado en las oficinas de Johnson & Johnson MedTech en México está abierto para los profesionales de la salud que deseen utilizarlo. Las reservaciones se pueden hacer por medio de una aplicación con un mínimo de dos días de anticipación en pequeños grupos y con fines de aprendizaje bien definidos.

Con esta iniciativa la empresa espera impactar a alrededor de 300 estudiantes de medicina, doctores y médicos cirujanos de diversas escuelas y hospitales dentro de la zona metropolitana de la Ciudad de México.