Así será el enorme rascacielos de madera que ya se construye en Suiza

Lleva el nombre de Rocket&Tigeli y será un edificio de 100 metros construido con madera reforzada.

Por

Es 2022 y cuando pensamos en rascacielos vienen a nuestra mente imágenes de imponente edificaciones construidas con roca y metal. Obras como el impactante Burj Khalifa con sus 828 metros de altura en Dubai. Pero en la pequeña ciudad de Winterthur, en Suiza, se construye otro tipo de gran edificio: se trata de un rascacielos de madera que busca convertirse en el más alto en su tipo en el mundo entero.

shl.dk/rockettigerli

El llamado Rocket&Tigeli medirá más de 100 metros de altura y superará a la torre Mjøstårnet en Brumunddal, Norguea, por 14.6 metros. El edificio será construido por la firma de arquitectos danesa, Schmidt Hammer Lassen, utilizando madera reforzada. La madera es más económica que el concreto y tiene un menor impacto en el medio ambiente, pues siempre se pueden sembrar más árboles para reforestar.

En la página oficial del proyecto se explica: “En los próximos cuatro años, el edificio residencial más alto del mundo con una estructura portante de madera se alzará sobre las colinas de la ciudad suiza de Winterthur, cerca de Zúrich. La torre de 100 metros de altura, Rocket&Tigerli, está diseñada para crear un marco para un barrio activo y atractivo, profundamente arraigado en el contexto histórico de la zona, que ofrece viviendas modernas y de alta calidad con la máxima entrada de luz natural”.

La estructura central del edificio será completamente de madera reforzada, que no es particularmente inflamable. Para los acabados se utilizarán ladrillos de terracota rojos y amarillos para que la estructura armonice con la arquitectura que ya existe en el lugar. Rocket&Tigerli nos será solos la torre central de 100 metros, sino que también cuatro edificios más pequeños y una plaza. El nombre del edificio hace referencia a las locomotoras que alguna vez se construyeron en ese lugar.

La firma constructora explica: “El proyecto marca un hito en la construcción de edificios de madera, no solo por sus 100 metros, que establecieron el récord de edificios residenciales con una construcción de madera portante, sino también porque introduce un sistema constructivo innovador que examina la madera como un elemento natural. sustitución del hormigón”.

El edificio estará terminado en 2026.