Apple posterga su plan para que los empleados regresen a la oficina tres días a la semana

El alza en casos de COVID-19 en California hace que la empresa reconsidere la medida que no ha sido popular sus empleados.

Por

Cada vez que parece que el mundo va a regresar a la normalidad tras la pandemia del COVID-19, aparecen señales que sirven como recordatorio de que la enfermedad todavía está ahí y que representa un peligro. Después de que en algunas ciudades de Estados Unidos analizan volver al uso obligatorio del cubrebocas en lugares cerrados, Apple ha dado marcha atrás al plan que tenía para que sus empleados volvieran a la oficina en modo presencial tres días a la semana.

Bloomberg | Getty Images

La decisión fue tomada debido al número creciente de contagios en Estados Unidos y a una tendencia que va de nuevo al alza tras haber disminuido durante el mes de marzo. En California, estado en donde se ubica el campus de Apple, los contagios se han vuelto a disparar; el pasado 13 de mayo se registraron 10,248 nuevos casos según World Meters y el promedio diario de la última semana supera los 8,000.

Todo estaba listo para que el plan de trabajar tres días a la semana de modo presencial se pusiera en marcha a partir del lunes 23 de mayo, pero será postergado hasta nuevo aviso. Desde el pasado 11 de abril los empleados de Apple acuden a la oficina dos días a la semana de manera presencial, pero el regreso no ha sido fácil: según Fortune la red social Blind llevó a cabo un sondeo en el que el 76% de los trabajadores encuestados no estaban contentos con la medida y el 56% manifestó estar buscando otra opción laboral que les permita trabajar desde casa.

El anuncio de que tendría que presentarse tres días a la semana en la oficina causó mayor revuelvo e incluso llevó a Ian Goodfellow, director de machine learning de la empresa, a renunciar. Aunque por ahora no se sabe a partir de cuándo se retomará el plan de que los empleados se presentar a laborar todos los lunes, lo martes y lo jueves, Tim Cook, CEO de Apple, ha sido muy insistente en la necesidad de retomar las actividades laborales de forma presencial. En un memorándum reciente dirigido al equipo laboral comentó: "En las próximas semanas y meses, tenemos la oportunidad de combinar lo mejor de lo que hemos aprendido sobre el trabajo remoto con los beneficios irremplazables de la colaboración en persona".