¡Increíble! Una herramienta de Google crea imágenes foto realistas a partir de texto

Escribe una frase e "Imagen", la herramienta de inteligencia artificial de Google, lo transformará en una imagen de aspecto real.

Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Si puedes escribirlo, puedes crearlo. Ese podría (¡y debería!) ser el slogan de una nueva herramienta desarrollada por Google para generar imágenes hiperrealistas a partir de un texto escrito por el usuario. El proyecto lleva el nombre de Imagen y fue presentado hace un par de días por medio de un comunicado en el que se explica cómo funciona esta tecnología: "Presentamos Imagen, un modelo de difusión de texto a imagen con un grado de foto realismo sin precedentes y un profundo nivel de comprensión del lenguaje. Imagen se basa en el poder de los grandes modelos transformadores de lenguaje para comprender el texto y depende de la fuerza de los modelos de difusión en la generación de imágenes de alta fidelidad".

imagen.research.google

El resultado de las imágenes es verdaderamente impresionante. Por el momento el proyecto no está disponible al público por preocupaciones que la empresa tiene en torno a su uso. Al ver las imágenes es imposible no pensar en el uso indebido que se le podría dar, pues va mucho más lejos que los llamados deepfakes (ultrafalsos en español) en los que se crea una imagen, video o audio a partir de material que ya existía. La herramienta de Google crea las imágenes de la nada utilizando la inteligencia artificial y los algoritmos para generarla a partir de la información que tiene sobre cómo se debería de ver.

DALL-E, UN COMPETIDOR DE IMAGEN

En realidad, Imagen de Google no es la primera herramienta de este tipo. En abril de este año Open AI presentó DALL-E 2 (sí, se pronuncia Dalí) que funciona de modo muy similar a la de Google y también permite la recreación de imágenes ya existentes agregando o eliminando elementos. Por ahora tampoco está disponible al público, aunque ya es posible registrarse en una lista de espera. Cuando presentó el proyecto, Open AI explicó que por el momento la herramienta no puede recrear el rostro de una persona.

La aparición de este tipo de tecnología supone el posible reemplazo de más tareas que alguna vez solo podíamos realizar los humanos y aunque fascinan y simplifican procesos, también resultan inquietantes.

Una taza de fresa rellena de semillas de sésamo blanco. La taza está flotando en un mar de chocolate negro.

Un mapache con un casco de astronauta.