Pizza Hut y Jimmy John prueban suerte en el metaverso, pero con una estrategia clara: que la compra lleve a una experiencia en el mundo real

Poco a poco las marcas empiezan a darse cuenta de que las campañas en el metaverso deberían de culminar con una experiencia tangible en el mundo real si pretende ser relevante para sus clientes potenciales.

Por

Los restaurantes y cadenas de comida rápida siguen probando suerte en el metaverso. En esta ocasión fue Pizza Hut quien desarrolló una estrategia para acercarse a sus clientes potenciales en un universo virtual, pero con una cosa en mente: que la experiencia digital pudiera convertirse en algo tangible en el mundo físico.

Shutterstock

La cadena participó en ComplexLand una experiencia de compra virtual (algo así como un bazar digital) que tuvo lugar del 25 al 27 de mayo en el metaverso. Pizza Hut, propiedad de la empresa Yum Brands, diseñó vehículos customizables, diversos avatares de repartidores de pizza y nueve distintos NFT's con motivos de la cultura ciberpunk. En el universo digital los usuarios podían ordenar una pizza virtual de los repartidores y ganarse uno de los nueve NFT's que les daría el derecho de ordenar pizza durante un año sin costo alguno en el mundo real.

Por su parte Jimmy John's, la cadena de sándwiches estadounidense, inauguró una sucursal virtual en el metaverso Decentraland en la que es posible crear un meta-sándwich que el usuario puede recoger en alguna sucursal del mundo real e incluso convertirse en parte del menú de la cadena si les parece lo suficientemente rico.

Poco a poco las marcas se están dando cuenta de algo que resulta lógico: para que las estrategias de marketing digital en el metaverso funcionen, es indispensable que tengan un vínculo en el mundo real. Claro, hay un encanto en los tokens digitales y en poder crear elementos vistosos en un entorno digital, pero nada se compara con la experiencia de darle una mordida a una deliciosa pizza recién horneada.