Roban a un Demogorgon en instalación para promocionar Stranger Things en Monterrey

Para anunciar la llegada de la cuarta temporada de la serie, Netflix creó instalaciones en diversas tiendas Oxxo en México. Uno de los monstruos desapareció en la capital de Nuevo León.

Por

Las instalaciones temáticas y estrategias de publicidad BTL (Below The Line) se han convertido en una práctica común para anunciar la llegada de alguna película o serie a Netflix y otras compañías de streaming. Locaciones de la producción en cuestión son recreadas en algún espacio para llamar la atención de los que ya son fans y de los que todavía no saben que lo son. El pasado viernes 27 de mayo se estrenó en todo el mundo la cuarta temporada de Stranger Things, la exitosa serie de los hermanos Matt y Ross Duffer que revive la década de los 80 en Hawkins, un pequeño pueblo de Estados Unidos en donde suceden cosas extrañas y aterradoras.

Ese viernes aparecieron en diversas ciudades del mundo grietas en la tierra, espantosas criaturas y proyecciones en edificios con imágenes de la serie. La ciudad de Monterrey, en México, no fue la excepción. Un local de la tienda Oxxo situado en la llamada Sultana del Norte, fue transformado para que asemejara el Mundo del Revés (The Upside Down en inglés), ese universo alterno que existe debajo del nuestro y cuya puerta de entrada es precisamente Hawkins. Afuera del local, un Demogorgon (uno de los icónicos monstruos de la serie) observaba amenazante detrás de una alambrada a todo aquel que llegara a la tienda. Pero tres días después de haber llegado, el monstruo desapareció… o más bien, alguien se lo robó.

El hurto fue reportado en las redes sociales de Netflix con el mensaje: "Yo había ponido un Demogorgon aki (SIC.)", reposteando el tuit del usuario que lo reportó.

Para Netflix la instalación de este tipo de campañas se ha vuelto común: lo hizo con la película Roma de Alfonso Cuarón, con La Casa de Papel y con El Juego del Calamar y un reto es lograr mantenerlas seguras. La "memorabilia" tiene un valor para los fanáticos y algunos están dispuestos a hacerlo todo para quedarse con ellos… incluso robarse a un Demogorgon.