¿Drones para detener los tiroteos en las escuelas de Estados Unidos? Este emprendedor cree que podrían ser una solución

El director general y fundador de Axon sugiere el uso de drones equipados con "pistolas Taser" para neutralizar a los atacantes.

Por

Axon International, una empresa ubicada en Arizona y dedicada a fabricar pistolas Taser (esos dispositivos de seguridad personal que emiten una corriente eléctrica capaz de inmovilizar a una persona), dice tener una solución para los tiroteos en las escuelas que asedian a Estados Unidos: un Taser miniatura y liviano montado en un dron operado a distancia para neutralizar al tirador.

Axon

Según reportó la BBC, Rick Smith, fundador y CEO de la empresa (antes llamada Taser International) propuso la fabricación del dispositivo tras el ataque que le costó la vida a 21 personas en una escuela del poblado de Uvalde en Texas el pasado 24 de mayo: "Los políticos en los Estados Unidos no han sido efectivos para lidiar con esto —dijo el ejecutivo—. La sugerencia de que los maestros estén armados es muy riesgosa y conducirá a más accidentes que soluciones".

Según Smith el dispositivo contaría con una serie de cámaras y sensores para monitorear en tiempo real lo que sucede en las escuelas y necesitaría de un operador que controle al dron de manera remota. Pero no se trata de un proyecto nuevo; hace un año la empresa hizo algunas pruebas pensando en que el dispositivo podría apoyar a la policía en sus operativos y fue descartado por el comité ético de la empresa que expresó en un comunicado: "Las mentes razonables pueden diferir en los méritos de los drones equipados con Taser controlados por la policía, nuestra propia junta no estuvo de acuerdo internamente, pero unánimemente estamos preocupados por el proceso que Axon ha empleado con respecto a esta idea de drones en las aulas escolares".

Y es que existen varias preguntas éticas en torno al proyecto. Según Associated Press Barry Friedman, un profesor de leyes de la Universidad de Nueva York y miembro del consejo de Axon, describió a la idea como "peligrosa y fantástica" y declaró: "Esta idea en particular es chiflada. Los drones no pueden volar a través de puertas cerradas. Las propiedades físicas del universo aún se mantienen. Entonces, a menos que tengas un dron en cada aula en Estados Unidos, lo que parece una locura, la idea simplemente no va a funcionar".

Aún así, Rick Smith asegura que una versión probada del dispositivo estará lista en algún momento del 2023.