Los motores de combustión de gasolina y diesel estarían prohibidos en Europa a partir del año 2035

El Parlamento Europeo aprobó la iniciativa que busca reducir drásticamente las emisiones de dióxido de carbono.

La mayoría de las empresas automotrices del mundo trabajan ya en el desarrollo de sus modelos eléctricos para dejar de vender autos con motores de combustión de gasolina o diesel de aquí a 20 años, pero la noticia que acaba de dar a conocer el Parlamento Europeo las obligará a acelerar el desarrollo de los autos eléctricos: a partir del año 2035 podría quedará prohibida la venta de vehículos con motores de combustión en la Unión Europea. La propuesta de ley incluye también a los vehículos con motores híbridos

La medida tiene como objetivo reducir en un 100% las emisiones de dióxido de carbono para mediados de la próxima década, es decir en 13 años, y la restricción de venta de este tipo de motores aplicaría en los 27 países que actualmente pertenecen a la Unión. Pero eso no es todo: el parlamento además está pidiendo una reducción del 55% en el CO2 emitido por los vehículos para el año 2030 comparado con los niveles existentes en 1990 lo que obligará a la industria y vehículos de transporte a hacer modificaciones en el modo en el que operan.

La propuesta todavía tiene que ser discutida con los ministros de medioambiente de los diversos países de la Unión Europea y se espera que a ley definitiva sea aprobada durante el otoño.

La fecha original que Europe había marcado para sacar a los motores de combustión del mercado era el año 2040. El lustro de adelanto acelerará sin duda el desarrollo de la industria de los autos eléctricos y la creación de infraestructura (como la presencia masiva de cargadores eléctricos púbicos) que permita a la nueva industria despegar y ofrecer al consumidor precios más asequibles.