Howard Schultz confiesa que, pese a sus peticiones, no ha logrado que los empleados de Starbucks vuelvan a las oficinas

El ejecutivo dijo que, aunque "se pondría de rodillas" para que los trabajadores regresen, existe una nueva realidad laboral.

Por

Los CEO's del mundo claman porque sus empleados vuelvan físicamente a las oficinas. Primero fue Elon Musk, quien hace un par de semanas acaparó titulares al declarar en un correo electrónico interno que "quienquiera que deseé trabajar remotamente debe de estar en la oficina un mínimo (y subrayo *mínimo*) de 40 horas a la semana o irse de Tesla". Ahora fue el turno de Howard Schultz, el CEO interino de Starbucks, quien durante un evento organizado por The New York Times se describió como una persona anticuada y confesó que les había pedido a sus empleados que volvieran físicamente a la oficina.

Steven Ferdman | Getty Images

"Les dije que me pondría de rodillas. Haré flexiones. Lo que quieras. Vuelve". Después confesó que sus peticiones no surtieron el efecto que él deseaba y que, de hecho, los empleados no han vuelto, no al menos al nivel que él desearía: "Creo que la gente volverá dos o tres días a la semana — es lo que es".

LA REALIDAD LABORAL TRAS LA PANEDMIA

Tras dos años de pandemia en los que mucha gente, sobre todo en puestos de oficina, trabajó desde su casa, ha sido difícil que los empelados vuelvan a las rutinas laborales que antes se daban por sentadas. El encierro obligado demostró que sí es posible operar y ser productivo de manera remota y muchos trabajadores han pedido a sus empleadores modelos flexibles en los que la presencialidad no sea obligatoria. Algunas empresas y directivos han entendido la petición y buscado crear esquemas híbridos, pero a otros les ha costado trabajo comprenderlo. En empresas como Apple los empleados se han organizado para abogar por modelos de trabajo flexibles y están dispuestos a abandonar sus puestos si no lo consiguen.

A diferencia de Elon Musk, quien se expresó en un tono amenazador, Howard Schultz se mostró más conciliador, consciente de que el mundo laboral ha cambiado y que las empresas se tienen que adaptar. De hecho, en la página oficial de Starbucks están declarados los modelos de trabajo remoto e híbrido: "Sí, hemos reinventado nuestro lugar de trabajo para ofrecer opciones flexibles para algunos roles y no minoristas. Las opciones de lugar de trabajo 'híbrido' dependen del rol individual y se identifican en nuestras ofertas de trabajo. Los roles que no se basan en una ubicación específica se etiquetan como 'remotos', mientras que los roles que se pueden cumplir en múltiples ubicaciones, como una combinación de hogar y oficina, se indican como 'híbridos'".

Dado el peso que los empleados le dan ahora a la posibilidad de trabajar de manera remota y en horarios flexibles definidos por ellos mismos, algunas empresas empiezan a considerar esquemas laborales de cuatro días a la semana, pues el horario y la ubicación ya son un factor decisivo para que los empelados (sobre todo los más jóvenes) acepten o no trabajar para alguna empresa.