El gobierno de China exigirá a los influencers pruebas de que están calificados para abordar temas médicos y legales

La nueva regulación complementa otras implementadas por el gobierno chino durante los últimos meses.

Por

No podemos generalizar, pero las redes sociales le han dado voz y alcance a quien no siempre debería tenerlo. Y es que una cosa es hablar sobre tu experiencia visitando un parque de diversiones y otra externar tu opinión en torno a la vacunación, la depresión o una demanda laboral. Hoy los influencers de todo el mundo, transformados en medios de comunicación en potencia, abordan diversos temas buscando siempre el ansiado engagement y crecer su audiencia, aunque no cuenten con el conocimiento necesario para hacerlo.

Westend61 | Getty Images

Buscando regular esta situación el gobierno de China pedirá a los influencers pruebas de que están capacitados para abordar ciertos tópicos, incluyendo los temas médicos, legales y financieros. El portal CNBC reportó que la Administración de Radio y Televisión y el Ministro de Cultura y Turismo de China emitieron un comunicado en el que explican que los influencers deberán de mostrar sus credenciales a las plataformas de redes sociales y estás estarán obligadas a verificar la información.

La medida complementa otras implementadas recientemente por el gobierno chino que busca recuperar los niveles de control que tiene sobre los medios tradicionales y que perdió con la llegada de las nuevas tecnologías. Hace unas semanas se prohibió a los menores de 16 años ver transmisiones en vivo en redes después de las diez de la noche y también comprar objetos virtuales a los influencers. Además, los influencers y usuarios de redes sociales no pueden publicar ningún contenido que debilite o atente contra la imagen del Partido Comunista. Los streamers tampoco pueden mostrar contenidos en donde se desperdicie la comida, haya alusiones sexuales o muestren un estilo de vida demasiado extravagante.

Hace una semana un popular influencer llamado Austin Li, quien transmitía en vivo desde Taobao, la plataforma de e-commerce más grande de China, hizo un livestream en el que mostró un pastel con forma de un tanque de guerra. La transmisión fue suspendida a los pocos minutos y el joven no ha vuelto ha transmitir desde entonces pese a ser uno de los más grande de China con 45 millones de seguidores. Aunque no había ninguna referencia directa a los hechos se piensa que el tanque de guerra puede haber sido interpretado como una alusión a las protestas estudiantiles en la plaza de Tiananmén de 1989 que terminaron con una masacre.