¿Qué opina un experto en lenguas nativas peruanas de que Google Translate agregara el quechua y el aimara?

El lingüista peruano e investigador del quechua Carlos Molina me contó su opinión sobre la calidad de las traducciones incluidas en Google Translate.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Google anunció durante su conferencia Google I/O 2022 en mayo que agregaría 24 nuevos idiomas a su herramienta de traducción Google Translate, incluidos el aymara y el quechua, idiomas nativos ampliamente hablados en Perú.

S3studio | Getty Images

Ambos idiomas preceden al Imperio Inca y millones de descendientes de los pueblos aymara y quechua hablan dialectos de estos idiomas en la actualidad, tanto es así que países como Perú y Bolivia los incluyen junto con el español como idiomas oficiales.

Google estima que el quechua es utilizado por alrededor de 10 millones de personas en Argentina, Perú, Bolivia, Ecuador y países vecinos; mientras que el idioma aymara es utilizado por cerca de 2 millones de personas en Argentina, Bolivia, Chile y Perú.

Hablamos con un experto en lingüística peruana para saber cómo reaccionaron los estudiosos en la materia luego de que se agregaran estos idiomas nativos a la herramienta de uno de los motores de búsqueda más poderosos del mundo.

"Ha sido una gran sorpresa que Google haya desarrollado un sistema de traducción para lenguas indígenas, incluyendo el quechua y el aymara", dijo el lingüista peruano, docente e investigador del quechua Carlos Molina Vital.

Molina, quien es instructor de quechua en el Centro de Estudios Latinoamericanos y Caribeños de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, dijo que el anuncio de Google "fue inesperado, porque no se había escuchado nada sobre este proyecto entre los que trabajamos con lenguas andinas".

"Sin embargo, este ha sido un proyecto desarrollado durante varios años. Google desarrolló un sistema de aprendizaje automático que traduce a otro idioma sin haber visto un ejemplo previo", dijo el instructor.

"Han llegado a un punto en el que una máquina puede inferir reglas para comprender (y traducir) un idioma específico, usando como modelos otros idiomas diferentes que sí tienen traducción. Ese es un gran paso en la lingüística computacional".

La calidad de las traducciones de Google

Según Molina, el "nivel de traducción es bueno" y "definitivamente es más que aceptable".

"Google es capaz de traducir párrafos enteros de diferentes fuentes escritas en quechua sureño (la variedad que se habla desde Huancavelica hasta el sur de Bolivia). Por supuesto, todavía hay problemas, fallas e inconsistencias, pero la mayoría de las veces lo hace bien", aseguró.

Para Molina, una de las ventajas del traductor "es que es muy flexible con la ortografía". Explicó que "una lengua con poca tradición escrita como el quechua sureño tiene grafías diferentes, pero el traductor acepta muchas variaciones para una misma palabra".

Según el experto, esto "ayuda a las personas que no son expertas en la escritura oficial a poder utilizar este traductor sin problemas".

¿Cómo pueden beneficiarse los pueblos originarios?

Molina cree que hay muchas formas en que esta herramienta de traducción será útil para quienes hablan idiomas nativos.

"La tecnología detrás de la traducción automática puede extenderse en el futuro a otros idiomas con menos fuentes escritas, incluidos el quechua ancashino, huanca, huanuqueño, así como los idiomas de la Amazonía", dijo.

También señaló que un traductor como el de Google puede hacer que los textos en español estén "rápidamente disponibles en quechua".

"El traductor también se puede utilizar para facilitar la lectura de textos electrónicos que se distribuyen entre los alumnos de las escuelas rurales. Lo mismo puede pasar con los servicios públicos de salud, comisarías y juzgados. La lista es enorme y este traductor 'cambia las reglas de juego'", dijo el Sr. Molina emocionado.

Para el lingüista, es importante recordar a los lectores que "la tecnología no está hecha solo para unos pocos idiomas, sino que puede cubrir a todos".

Molina también cree que los aportes a la sociedad de los millones de hablantes de quechua y aimara no deben verse obstaculizados por la tecnología.

"Los hombres y mujeres quechuas están hoy en el mundo moderno… estudian en universidades de primer nivel, tienen presencia en las redes sociales, son líderes de opinión", dijo Molina.

"Por eso es derecho de todo peruano acceder a lo que otros digan o escriban en quechua. De igual forma, es un derecho de la población quechua poder acceder a la información de manera eficiente y clara. Este traductor es un gran paso hacia la democratización del conocimiento desde una perspectiva intercultural", concluyó.