¿Promoción o creación? ¿Qué es más importante al hacer marketing de contenidos?

¿Cuál de estas actividades tiene más peso para tu campaña? ¿Deberías dedicar más tiempo dinero y esfuerzo en la creación o en la promoción de tu contenido? ¿O tal vez dividir en partes iguales?

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

El content marketing se puede dividir en dos actividades distintas: la creación del contenido y la promoción del contenido. La creación es necesaria porque el contenido no se crea a sí mismo. Pero muchos creadores de contenido novatos escatiman en su promoción, la cual es prácticamente necesaria para asegurarse de que su trabajo sea detectable.

Shutterstock

¿Cuál de estas dos actividades es más importante para tu campaña? ¿Deberías dedicar más tiempo, dinero y esfuerzo en la creación o en la promoción? ¿O tal vez dividir los esfuerzos en partes iguales?

En torno a la creación de contenido

Comencemos con la creación de contenido. ¿Deberías canalizar todos tus recursos para crear el mejor contenido posible?

Estas son algunas de las razones por las que esta puede ser la mejor jugada:

El contenido excelente tiene muchos efectos secundarios positivos. El buen contenido no solo ayuda a llevar personas a tu sitio web. También mejora la imagen de tu marca, demostrando a las personas que tienes experiencia y autoridad sobre el tema. Se trata además de convertir a las personas y convencerlas de que trabajen con tu marca.

El mal contenido es peor que ningún contenido. También debemos considerar el hecho de que el mal contenido suele ser peor que no generar contenido alguno. Si produces contenido de baja calidad sin tener en cuenta las preferencias de tus lectores, tu estrategia de marketing de contenido fallará inevitablemente. No solo tendrás problemas para atraer personas a tu sitio web, sino que cualquiera que tropiece con él se irá con una percepción negativa de tu marca. En consecuencia, el contenido requiere una inversión mínima en calidad.

Un buen contenido puede (eventualmente) funcionar de forma independiente. Hipotéticamente, si tu contenido es lo suficientemente bueno, es posible que eventualmente no necesites una estrategia promocional separada. Si tu blog crece y tus lectores son lo suficientemente leales, nuevas personas acudirán en masa a tus últimas creaciones automáticamente y la voz se correrá de boca en boca. La desventaja aquí, por supuesto, es que generalmente toma muchos años alcanzar ese grado de popularidad.

El contenido es permanente. Otro beneficio de invertir en la creación de contenido es que los subproductos de tu inversión son permanentes. El contenido que crees, suponiendo que cubra temas perennes, debe continuar brindando valor a tu marca indefinidamente. No se puede decir lo mismo de la mayoría de las estrategias promocionales, que son temporales por naturaleza.

En torno a la promoción de contenido

Pero, ¿qué pasa con la promoción del contenido? Si ahorras dinero en la creación de contenido, puedes invertir más en marketing y publicidad. ¿Podría esto funcionar a tu favor?

Aquí hay algunas razones por las que ese podría ser el caso:

  • El buen contenido es inútil en el vacío. No importa lo bueno que sea tu contenido si no hay nadie cerca para descubrirlo. Si apenas estás comenzando un blog, la gente no podrá descubrirlo naturalmente a menos que inviertas algo de tiempo y dinero en su promoción. Debido a esto, la promoción de contenido en la etapa inicial es una necesidad práctica si deseas tener un impacto importante alguna vez.
  • La promoción es (posiblemente) menos costosa que la creación. También puedes argumentar que la promoción es menos costosa que la creación, al menos en términos del valor neto que obtienes al invertir en cada lado de la estrategia. Cuando pagas por la creación de contenido, estás apostando un poco, ya que no hay garantía de que vaya a funcionar según lo previsto. Pero cuando pagas por clic por publicidad, prácticamente garantizas un flujo de visitantes a tu sitio web.
  • La promoción puede maximizar tu inversión en creación. Otro factor importante a considerar es la realidad de que la promoción puede maximizar lo que invertiste en creación. Incluso si solo tienes una pieza de contenido, la adaptación continua y la inversión en el frente de promoción pueden ayudarte a obtener más valor de tu creación de contenido a lo largo del tiempo.

Las claves para tener éxito en el marketing de contenidos

No importa qué, debes adoptar lo siguiente para mejorar los resultados en tu estrategia de marketing de contenidos:

  • Comienza con una base sólida. Siempre debes comenzar con una base sólida. Si tu blog está vacío, o si tu contenido es difícil de entender, ninguna estrategia promocional en el mundo podrá salvarlo. Como mínimo, debes tener al menos algunos recursos sólidos en tu sitio web que las personas perciban como autorizados y confiables.
  • Promover estratégicamente. La promoción también es importante, pero no necesitas volverte loco con tus gastos para ver resultados. Siempre y cuando estés promocionando estratégicamente, puedes minimizar este lado de su presupuesto y aún así percibir los beneficios. Por ejemplo, concéntrate en tácticas de marketing y publicidad que tengan el ROI más alto, o promueve exclusivamente piezas de contenido que ya son recibidas de manera excelente por tus seguidores.
  • Aprende y adáptate. Quizás lo más importante es que debes estudiar tus análisis de marketing para saber cuáles de tus inversiones están rindiendo frutos. ¿Tu inversión en creación de contenido tiene un mejor retorno que tu inversión promocional? Si puedes responder a esta pregunta, puedes tomar mejores decisiones de marketing de contenidos en el futuro y forjar un camino claro para ajustar tus presupuestos de creación y promoción.
Entonces, ¿es mejor invertir en la creación de nuevos contenidos o en la promoción de contenidos existentes? La mayoría de las marcas van a necesitar ambos para lograr los mejores resultados posibles. Debes invertir mucho en la calidad de tu contenido si deseas dejar a las personas con una buena impresión y ver tasas de conversión más altas. Pero tu contenido podría estar bajo el agua sin al menos un esfuerzo promocional.