No necesitas predecir el futuro, constrúyelo siguiendo estos consejos

La crisis por el Covid-19 que hoy vivimos fue provocada principalmente por tomar en serio las señales. Hoy debes poner estos 10 temas en tu agenda si quieres hacer frente al futuro.

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
10 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

“El futuro nos está hablando y requiere que seamos una mejor versión, porque la versión que hoy somos ya no es suficiente”, dice Jon Black, CEO de Blackbot, empresa dedicada al diseño de futuros. Esto al presentar las acciones del pasado que nos trajeron a vivir esta crisis por el coronavirus y una visión de cómo cambiarán los modelos de negocios en las próximas décadas.

Durante su clase en línea, “Mirar el futuro para solucionar el presente”, como parte del programa HomeSchool, organizado por IEBS y el Instituto Emprendedor, Jon es tajante al señalar que la crisis que hoy enfrentamos como humanidad por el Covid-19 “nos lo merecemos por no entender lo que necesitábamos y no hacer caso a señales que se nos dieron por décadas”.

Y se explica con una analogía. “En las carreras de la Fórmula 1 siempre hay un piloto que es líder, otros que van a la mitad de la pista, y algunos más que van rezagados; pero siempre que hay un accidente, se desata una bandera amarilla que advierte a todos que deben bajar la velocidad y estar alerta para prevenir un choque. En este caso, el primer choque fue el virus que se desató en China desde diciembre. No vimos las señales de la pista y no quisimos ver las señales amarillas”.

¿Cómo llegamos a tener una crisis por el coronavirus?

En 1995 internet llegó a nuestras vidas, y en pleno 2020 muchas empresas apenas están hablando de transformación digital y quieren hacer en tres meses, todo lo que no quisieron hacer por 20 años.

“Estábamos ocupados en nuestra arrogancia adictiva del pensamiento de negocios tradicional que no vimos las señales que venían de analistas y líderes empresariales, que eran claras y simplemente decidimos ignorarlas. Nos creímos la raza humana, reyes del mundo, pensamos solo en profit, jugamos a ser dioses y esto nos tiene de rodillas un ente que ni siquiera podemos ver”, explica Jon.

Para ejemplificar mejor cómo hemos ignorado las señales, Jon explica que lo sucedido apenas ayer con la caída del precio del petróleo a menos de 1 dólar, fue ocasionado por no hacer caso a lo que distintos especialistas advirtieron por décadas: sostener la economía en el petróleo no era viable.

“Necesitamos cambiar. Las empresas que están perdiendo hoy no es por el Covid-19, sino porque no hicieron caso a las señales”, reitera y pone como otro ejemplo la caída de las acciones de Alsea en la Bolsa Mexicana de Valores, después de conocerse que le dio a sus empleados la opción de irse a sus casas durante 1 mes sin goce de sueldo o tener que trabajar aunque estuvieran en riesgo. “Hoy la gente está mirando a las compañías que están actuando con intereses económicos y las que están pensando en todos”, advierte.

Lo positivo de esta crisis es justamente que la gente está hablando de la necesidad de cambiar el pensamiento empresarial.

¿Qué va a pasar en los próximos años con el coronavirus?

Todo mundo se pregunta: ¿Qué va a pasar con el tema del coronavirus en los próximos años?  De acuerdo a pronósticos realizados por Think ING  este es uno de los escenarios que se esperan y que durará tres años.

  1. En verano vamos a salir a las calles, no con el virus erradicado, sino simplemente aplanando la curva.
  2. La economía en América Latina va a bajar hasta 50% del PIB. Millones de personas van a quedarse sin empleo, cada ciudad tendrá que administrar su propia crisis.
  3. En octubre y noviembre vamos a tener que reactivar la economía. Durante meses o años no vamos a poder quitarnos el distanciamiento social. En diciembre subirá otra vez un pico del virus, si no hay mutaciones será controlado.
  4. En 2021 iniciaremos con mucha esperanza, economías entrando en ritmo y en un nuevo pensamiento de innovación.
  5. Habrá cambiado para siempre: la economía de los países, se entenderá lo que significa la tecnología en la productividad, se reconfigurará la interacción humano-humano, se entenderá qué significa pensar en las personas, el planeta y abrazar la innovación.

Jon se muestra optimista sobre lo que vendrá en el mundo post-coronavirus pues asegura que como sucedió en 1400 con la peste negra cuando murió casi una tercera parte de la humanidad, vino después El Renacimiento.

“Creo que en este instante de la humanidad debemos dejar de pensar en deja vu, sino en vuja de, que se refiere a cuando te enfrentas por primera vez con algo y sientes ese novedad. Una oportunidad para hacer las cosas”, explica.

¿Qué tipo de compañía debo ser durante esta crisis?

Si fuiste de las empresa que solo invirtió en tecnología y no en las personas, lo hiciste mal. El proceso que debiste seguir fue:

  1. Hacer cambio cultura. El cambio de genética que la compañía requería para prepararse
  2. Tener una hipótesis de innovación. Identificar que algo no funciona y cómo se puede solucionar.
  3. Apoyarte de la tecnología. Herramientas que necesitas

El experto en escenarios del futuro explica que hay tres tipos de empresas:

  1. Innovadoras. Actúan de manera responsiva a las necesidades económicas, políticas y sociales.
  2. Reactivas. Que no arriesgan, solo ven al gran ganador y copian y adaptan.
  3. Obsoletas. Que hacen guerras de precios, compiten con cosas que ya todo mundo hizo. Ya no lo adaptan, solo lo copian.

¿Dónde está parada tu empresa? Porque en el mundo 6 de cada 10 empresas no invierten en capacitación para entrar a la curva de la tecnología. Y si bien las personas tratan de adaptar los cambios digitales a sus vidas, las empresas se están quedando atrás y los gobiernos no entienden qué significa una empresa basada en datos.

Aplica el cono de futuros

Jon recomienda aplicar esta teoría a tu empresa. ¿En qué consiste?

  1. El presente. Administrar el presente
  2. El futuro inmediato. Planeación estratégica
  3. El futuro futuro. Prospectiva a 10 años.

La recomendación de Jon es tener a una persona muy eficiente tomando las decisiones del día a día, gestionando el presente, pero contratar a una persona para que se dedique a conocer el futuro: las tendencias, las invenciones, startups que están viendo hacia 10,20 o 30 años hacia adelante.

“El ecosistema de tendencias existe, lo que necesitas es crear un radar para identificarlas y llevarlas al presente para ver cómo queremos que sea el mundo”, señala. Las personas que hacemos diseños de futuro creemos que todo puede cambiar con el simple hecho de estar alerta con las tendencias.

¿Qué futuro tendrá mi negocio?

Para entender el futuro qué sigue para tu negocio. Jon explica que la pregunta mágica es: ¿qué compañía podría sacarme del mercado? Y la respuesta es una compañía que seguro hoy no está en tu segmento de negocios.

Y pone como ejemplo a los hoteles Marriot que hoy están haciendo un fuerte recorte para afrontar la crisis, pero que su mayor amenaza hoy es Spotify, una compañía basada en datos que tiene el control de todo, mejor conocidas como Super Apps.

Con la data que tiene, Spotify, un servicio inocente de música, mañana puede volverse un vendedor de tickets de boletos, disqueras, nuevos venues (lugares donde escuchas a tu banda)  y pueden ser el nuevo hotel (si vas de ciudad en ciudad a festivales y te quedas el mismo hotel que las bandas se quedan) y pueden ser un merch, puede dar clases en audio, generador de contenidos en audio, puede darte crédito, crear experiencias, incluso su propia moneda.

Hoy Spotify es una compañía social, de entretenimiento, transaccional y data driven. ¿Cuántas de estas dimensiones tiene tu empresa?

El mundo va a cambiar. Vamos a tener una nueva regla de normalidad. El futuro de la innovación, jamás va a esperar a quien va tarde. El mundo requier de nuevas compañías, lideres, emprendedores que abrecen el dinamismo de los tiempos, que encuentren hipótesis.

¿Cómo construyo un mejor futuro?

Jon advierte que necesitamos frenar la cadena capital que hemos creado, porque en los próximos 10 o 15 años vamos a vivir las consecuencias del cambio climático y la destrucción que hemos hecho al planeta.

“Tú objetivo de hoy no debe ser predecir, sino construir lo que sigue”, señala. Y propone que tu empresa tenga los siguientes temas en su agenda:

  1. Educación. PlayBook del futuro inmediato. Necesitas ser un humano que está al ritmo de la velocidad del mundo.
  2. Propósito. Debes iniciar tu compañía con el propósito, para ello puedes leer a Simon Sineck.
  3. Cultura de Innovación. Educa a tu personal para entender las curvas tecnológicas.
  4. Seguridad tecnológica. Crea protocolos y política de apoyo para la gente que usa internet.
  5. Equipo remoto. Ya viste que la tecnología sí funciona.
  6. Diseño de experiencia. Las nuevas P’s para tu empresa.(Más adelante te las explicamos).
  7. Diseño de futuros. Proyecta a 10 años o más.
  8. Planeta en el centro. Necesitamos regresar los recursos que tomamos del planeta.
  9. Humano en el centro.
  10. Nueva economía. Revisa hacia donde van las criptomonedas.

Las empresas de hoy necesitan crear cultura digital, ser compañías con data para tomar decisiones y entender la economía de las plataformas como Spotify.

Las nuevas P’s para tu empresa

Jon propone una nueva experiencia de negocio que incluya las 9 P’s:

  1. Propósito
  2. Planeta
  3. Persona
  4. Propuesta de valor
  5. Prospectiva
  6. Performace
  7. Power
  8. Plataforma
  9. Pulchrum (belleza)

Estas son plataformas ideológicas que han creado en Blackbot para buscar el equilibrio entre negocios que crezcan a ritmos de innovación y cuidado del planeta.

El futuro nos está hablando y requiere que seamos una mejor versión, porque la versión que hoy somos ya no es suficiente, concluye Jon Black.

No te pierdas los webinars de Entrepreneur Homeschool. De lunes a viernes a la 1:00 pm. Suscríbete sin costo aquí.

Keep Reading

Latest on Entrepreneur