Cómo crear una estrategia de negocios en tiempos de incertidumbre

Todo negocio debe tener un plan de acción para las crisis. Aquí aprenderás qué elementos tomar en cuenta para crearlo, poder innovar y adaptarte a los nuevos tiempos.

Grow Your Business, Not Your Inbox

Stay informed and join our daily newsletter now!
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

“Todo mundo tiene un plan, hasta que recibe un puñetazo en la cara”, decía Mike Tyson. Hoy el puñetazo se llama COVID-19, que vino a cambiar sustancialmente la forma en que hacemos los negocios, dice Fabrice Serfati, Managing Director en IGNIA Fund.

Durante su clase en vivo: “La importancia de tener una sólida estrategia de negocios cuando el mundo cambia”, organizada por Entrepreneur e IEBS a través de la iniciativa HomeSchool, Serfati explicó que como en el mundo del box, en los negocios, todos deberían tener una estrategia que incluya un plan de acción en crisis.

A qué nos referimos cuado hablamos de una estrategia? A ese plan que nos ayuda a administrar nuestros tus recursos y ver cuáles son las acciones que nos van a llevar hacia adelante con respecto a nuestros competidores.

Para crear esa estrategia el especialista dice que debemos hacernos tres preguntas:

Por qué hago lo que hago. Es nuestra motivación, el pegamento que nos ayuda a comunicarnos de mejor forma con nuestros clientes o colaboradores.

Qué hago. Se refiere a la parte táctica de cómo armamos la forma de operar y la estructura de la compañía, cuáles son los procesos internos, cómo tocamos a nuestro cliente y recibimos retroalimentación.

Cómo lo estoy haciendo. Son los resultados que estoy obteniendo con la implementación de las estrategias que estoy llevando a cabo. Es algo que debemos revisar frecuentemente para tener claridad sobre lo que podemos mejorar.

Al final del día el cliente es quien va a determinar cuál es el producto y cómo es el producto que debemos darle, pre o post COVID-19.

Fabrice Serfati

Un plan es perfecto cuando se escribe, pero las cosas no son nunca como las pensamos”, advierte Serfati. “Hoy, en este mundo lo que necesitamos no es un mapa, sino un navegador que nos lleve del punto A al B, es decir, un GPS que vaya recalculando con datos reales en el camino”.

Y es que explica, en la actualidad, el mundo no se mueve en términos de foto, sino como película que se mueve y van cambiando todo el tiempo. “El emprendedor o líder debe ser ágil en reaccionar a los distintos cambios que se le van presentando”, insiste.

El Managing Director de IGNIA Fund señala que la crisis sanitaria desatada por el COVID-19  nos hizo cambiar toda la forma en que veníamos trabajando y tendremos que armar una nueva estrategia. ¿Qué necesitamos para armarla? Los siguientes componentes.

  • Datos. Que nos ayuden a entender cómo está operando nuestro negocio; cuánto me cuesta un cliente, cuánto me compra, cómo está mi competencia y sobre todo, entender muy bien a nuestros clientes.
  • Información de cómo está mi equipo. Cómo está y con qué talento cuento, cómo se llevan a cabo los procesos dentro de la empresa, qué hace quién y con qué, el nivel de compromiso de equipo y su capacidad.
  • Retroalimentación y transparencia. Necesitamos dejar tranquila a la gente. Dejarle en claro que nos puede decir qué sirve y qué no. De ahí ver qué puedes hacer mejor.

Las organizaciones que no puedan decirle a su jefe que su idea no fue buena, se van a morir, advierte Serfati.

¿Qué hago con los datos?

Mejorar realmente lo importante. Invertir en hacer crecer rápidamente las capacidades más críticas, no tratar de mejorar todo.

Entender el fondo del mercado. No se trata tanto de dónde jugar, sino de ser el mejor jugador donde decidiste jugar.

El enfoque importa. ¡Enfócate!

La capacidad de aprender y adaptarse con velocidad. Prueba y error, aprende de los ciclos del producto para incorporar lo que nos da una ventaja competitiva y desechar lo que no.

No puedes ganar en el exterior si estás perdiendo en el interior. Una cultura de transparencia que fomente la confianza y la experiencia es fundamental.

Adaptarse o morir

Las razones por las que las empresas fracasan no son porque no se esfuercen en mejorar, sino porque no se hacen las preguntas correctas en tiempos de incertidumbre y no están dispuestos a adaptarse. Como resultado, no sobreviven. Ejemplos de empresas que no se adaptaron: Lehman brothers, Kodak, Black Berry, entre otras.

No entender el mercado, no ver los cambios que vienen y dejar de innovar no es opcional. En época de crisis la velocidad de cambio es aún más relevante. El mundo no será el mismo después de la crisis, se debe considerar replantear las bases de una compañía y adaptarse a la nueva normalidad.

Te invitamos a que tomes completa la clase de Fabrice Serfati, incluida en este artículo. En ella aprenderás qué partes de tu estrategia actual de negocios defender para salir de la crisis y cuáles deben ser más flexibles.

No olvides acompañarnos en las siguientes sesiones de Entrepreneur Homeschool. Son de lunes a viernes a la 1:00 pm. Suscríbete sin costo aquí

Keep Reading

Latest on Entrepreneur