Cómo diseñar una cultura empresarial que atraiga a mejores empleados

Aquí hay seis formas de asegurarse de que su negocio vaya en la dirección correcta.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés utilizando tecnologías de IA. Pueden existir errores debido a este proceso. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

A medida que los empresarios y líderes empresariales forman o reorganizan sus empresas, una de las cosas más importantes que deben hacer bien es la cultura del lugar de trabajo: es la base de todos los aspectos de las operaciones comerciales y sirve como un poderoso impulsor del éxito corporativo.

Cada empresa tiene una cultura corporativa, por diseño o por defecto, que es la personalidad única de una organización, que establece el tono para una empresa y define cómo trata a los empleados y cómo los empleados deben tratarse entre sí, clientes, proveedores y partes interesadas.

Dado que la cultura juega un papel fundamental en el lugar de trabajo y los empresarios suelen arriesgar todo, es importante diseñar esa cultura de manera estratégica y decidida, en lugar de dejarla al azar y dejar que evolucione por sí sola.

A continuación hay seis pasos que los líderes empresariales deben considerar.

1. Comprender la dinámica

La cultura es una calle de doble sentido, y aunque los ejecutivos la diseñan, los empleados definen y dan forma a la cultura a través de sus personalidades e interacciones diarias basadas en la confianza, los valores comunes, los comportamientos demostrados y los objetivos compartidos.

La cultura no es algo que una empresa dicte e imponga a la fuerza laboral; es un proceso continuo de construcción de relaciones entre una empresa y sus empleados. Además, la cultura es una extensión de la marca y sirve como vínculo fundamental entre el entorno interno y la presencia externa de una empresa, lo que puede afectar su reputación.

Con la aparición de entornos de trabajo más remotos/híbridos, los empresarios con una pizarra en blanco tienen una oportunidad única de repensar las culturas tradicionales e implementar formas innovadoras de mantenerse conectados que promuevan la cultura. Sin embargo, los pasos convencionales utilizados para diseñar una cultura deben seguir siendo la columna vertebral para fines de planificación e implementación.

Relacionado: Cómo administrar mejor la cultura corporativa durante tiempos de transición

2. Desarrollar declaraciones de misión y valores fundamentales

Los líderes empresariales deben trabajar con su equipo ejecutivo para desarrollar una declaración de misión y una lista de valores fundamentales que capturen su visión de la empresa y encarnen sus principios. La misión y los valores fundamentales de una empresa deben sentar las bases para crear un entorno que fomente la confianza mutua entre la empresa y su gente, permita un alto nivel de compromiso de los empleados y facilite una colaboración eficaz en equipo que conduzca al éxito a largo plazo.

Con una reflexión y una consideración cuidadosas, la misión y los valores fundamentales de una empresa deben poder resistir el paso del tiempo, lo que permite pequeños ajustes en el camino, lo que ayuda a garantizar una cultura coherente con altos estándares y un compromiso con la excelencia.

3. Solicite aportes y comentarios de los empleados

Es una buena idea solicitar aportes/retroalimentación de un grupo de enfoque que incluya empleados con varios niveles de experiencia y antigüedad de diferentes partes de la organización. Dado que los empleados son los que se verán más afectados diariamente, sus conocimientos pueden ser extremadamente beneficiosos, especialmente en entornos remotos/híbridos donde los empleadores continúan buscando formas de optimizar la cultura.

Puede haber asuntos que los ejecutivos pensaron que eran insignificantes, pero que los empleados sienten que es un punto de preocupación. Por el contrario, los empleados pueden pensar que algo es emocionante que ni siquiera estaba en el radar. Además, la aceptación por parte de la gerencia es fundamental porque tendrán que vivir estos valores a diario y dar un ejemplo a sus equipos y a la empresa.

Relacionado: La gran cultura empresarial no es mágica: siga estos pasos para crearla

4. Incorporar valores fundamentales en la cultura

Una vez que se han establecido la misión y los valores fundamentales, no basta con publicarlos en lugares clave y esperar que los empleados se den cuenta; deben ser incorporados a la cultura. Predicar con el ejemplo es una excelente manera para que los ejecutivos demuestren los valores de la empresa, que deben reflejarse en sus comunicaciones diarias, reuniones e interacciones con los empleados. Practicar lo que se habla alentará a otros a emular comportamientos y hábitos similares que ayuden a reforzar e internalizar la cultura.

Cuando los valores corporativos se entretejen en el ADN de una empresa y se institucionalizan a través de programas e iniciativas en curso, como reclutamiento, contratación, incorporación, encuestas de empleados, capacitación y revisiones de desempeño, ayuda a solidificar aún más la cultura y asegurarla a largo plazo.

5. Demostrar la cultura

Las empresas deben desarrollar formas de demostrar la cultura a través de acciones, que pueden tener un impacto significativo en los empleados y proporcionar evidencia de que la empresa está viviendo sus valores. Además, la implementación de programas que se correlacionan con valores específicos dice mucho sobre la empresa y su cultura.

Algunos enfoques pueden incluir demostrar integridad al cumplir las promesas, practicar el liderazgo de servicio al trabajar en beneficio de los demás, proporcionar un programa sólido de equilibrio entre el trabajo y la vida personal que incluya flexibilidad, ofrecer tiempo pago para ser voluntario en la comunidad para marcar una diferencia en las vidas de los demás, mostrando cuidado y empatía al tomarse el tiempo para escuchar las necesidades e inquietudes de los empleados y crear un programa de reconocimiento que recompense a los empleados que modelan ciertos valores de la empresa.

6. Realizar encuestas de clima

Para garantizar que la cultura se mantenga en el buen camino, es importante medir el sentimiento de los empleados relacionados con la empresa y cómo mantiene sus valores mediante la realización de encuestas anuales anónimas sobre el clima. Esto ayuda a los empleadores a aprender más sobre cómo se sienten los empleados con respecto a su trabajo, lugar de trabajo, colegas y gerentes. La información también podría descubrir nuevas formas para que la empresa se alinee con la cultura y sus valores fundamentales en los lugares de trabajo remotos/híbridos.

La realización de encuestas de clima ayuda a generar confianza con los empleados, lo cual es clave en la cultura de la empresa, porque demuestra que la empresa realmente se preocupa por los sentimientos, necesidades e inquietudes de los empleados. Sin embargo, los empleadores deben comprometerse a actuar en función de los resultados, para que los empleados entiendan que la empresa es sincera acerca de aprender más y realizar las mejoras y/o cambios necesarios.

Los empresarios y líderes empresariales que se encuentran en las emocionantes etapas de formación o reorganización de sus empresas deben tomar las medidas adecuadas para diseñar una cultura corporativa sólida que sirva como base para sus operaciones comerciales. Esto no solo es clave para una ventaja competitiva para atraer y retener a los mejores talentos, sino que también es fundamental para la reputación y la longevidad de la empresa en el mercado.

Relacionado: Cómo construir una cultura empresarial que retenga empleados leales