Implementando Mejores Prácticas para Diseño Web con Metodologías Iterativas

Comprender verdaderamente las mejores formas de implementar el diseño iterativo puede marcar una diferencia impactante en su flujo de trabajo.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés utilizando tecnologías de IA. Pueden existir errores debido a este proceso. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Labrar los contornos de la vida útil de cualquier proyecto siempre se estructura mejor con un marco estable para asentar sus cimientos. Muchas agencias de diseño digital navegan sus estrategias y flujos de trabajo con diferentes enfoques que funcionan mejor para ellos. Sin embargo, una metodología que muchas empresas de UI/UX han adoptado, incluida nuestra propia agencia de diseño, es el enfoque de diseño iterativo .

Iterativo implica un modo de diseño mucho más flexible y dinámico. Se cruza perfectamente con un flujo de trabajo ágil a medida que se alterna entre el diseño, el prototipo y las pruebas hasta que se logra el objetivo general. Realizado típicamente en sprints, iterativo ha impulsado a los diseñadores web con productividad, reducido costos generales y funciona como una oda para colocar al usuario en el centro de cualquier diseño.

Sin embargo, las metodologías iterativas son tan eficientes como el equipo que las implementa y se pueden lograr con las mejores prácticas que incorporan estas estrategias flexibles.

Un enfoque en el usuario

El diseño de la experiencia del usuario desarrolla continuamente nuevos métodos que centran al usuario en torno a sus decisiones de diseño. El diseño de la experiencia del usuario funciona en conjunto con un enfoque de diseño web iterativo. Se centra en cómo mejorar un diseño posteriormente a medida que se desarrolla la línea de tiempo de un proyecto. Al incorporar estrategias de diseño iterativo , ese énfasis en el usuario nunca debe volverse turbio o perderse en el proceso.

Los flujos de trabajo iterativos funcionan mejor cuando raspan continuamente los elementos de diseño que pueden estar nublando la experiencia con la fricción cognitiva. Aunque la colaboración y la retroalimentación con una empresa/cliente actúan como la columna vertebral de la iteración, ser consciente de la necesidad de alinear el diseño con la identidad de una marca también informa la experiencia general del usuario.

Dentro de los ciclos iterativos, los componentes de diseño que deben ajustarse en todo momento deben centrarse en cómo eliminar el desorden del diseño. Los ciclos colaborativos dentro del diseño iterativo pueden garantizar que no haya desorden visual. La navegación es clara ya que los viajes conducen a las expectativas correspondientes y el contenido no es abstruso. Estos se pueden limpiar y mejorar con versiones iterativas en jerarquías visuales, mapeo de usuarios y alineamiento del diseño con la marca de una empresa para mantener la coherencia. Un enfoque en esos puntos centrales puede eliminar la fricción cognitiva, ya que el diseño iterativo mejora constantemente a lo largo del camino y puede corregir errores antes en el proceso de desarrollo.

Relacionado: 5 consejos para crear un diseño UX innovador

Una apertura a la retroalimentación

Una herramienta de diseño que a menudo se puede pasar por alto puede ser algo tan simple como la retroalimentación. Ya sea que surja de la realineación del equipo interno o de la colaboración con un cliente para mostrar un diseño funcional, los comentarios realmente informan el diseño cuando el método es iterativo. Reconceptualizar las metodologías iterativas como filosofía ayuda a integrarlas mucho más fácilmente dentro de las agencias de diseño hasta que se convierte en una segunda naturaleza.

Por lo tanto, una vez incorporado como marco filosófico, existe una apertura a la retroalimentación de los clientes. Ayuda a asegurarse de que su marca sea consistente con el diseño para garantizar que su público objetivo pueda experimentar una interfaz que sea identificable con la marca. La receptividad a la retroalimentación también fortalece internamente la colaboración del equipo porque el alcance del proyecto se vuelve mucho más específico. Esto también fomenta el concepto de que el rechazo a una idea o diseño es simplemente una redirección a algo más grande. Y que se puede lograr con una mentalidad iterativa y una apertura a los cambios sin pensar demasiado en el proceso.

Relacionado: Design Thinking no es un proceso, es una mentalidad

El iterativo persiste después del desarrollo.

Al incorporar el diseño iterativo en la ética de trabajo de una agencia, debe entenderse que los ciclos iterativos no terminan simplemente cuando se activa un sitio web o una interfaz móvil. Más bien, debería continuar mucho después de eso. El propósito de las iteraciones es garantizar que haya una superposición consistente de cambios mejorados que puedan continuar mucho después de que finalice un proyecto. Un elemento clave para garantizar que el diseño iterativo continúe después del desarrollo es a través de pruebas de usabilidad. La prueba es parte del ciclo iterativo a medida que se lleva a cabo el desarrollo. Sin embargo, dado que el diseño iterativo puede afianzarse en cualquier etapa del desarrollo, las pruebas también pueden ocurrir en cualquier etapa, incluso después del desarrollo.

Las pruebas de usabilidad son esenciales para garantizar que el diseño web, la funcionalidad y la recepción del usuario puedan encontrarse en un nexo entre una experiencia agradable y la innovación. Las pruebas se llevan a cabo mediante el análisis de análisis y datos, mapeo de calor o evaluación de heurística UX. Las pruebas iterativas pueden garantizar que se alivian todos los puntos débiles y se atiende cualquier necesidad de mejora para promover una experiencia de usuario sólida.

La comunicación clara es esencial

Como con cualquier proyecto colaborativo, la comunicación clara es una necesidad vital. La comunicación permite que la composición de un sitio web se vea completamente con propósito, eficiencia y claridad. Esto suena cierto con las iteraciones porque abre la oportunidad para que las agencias de diseño web deleguen tareas internamente entre un equipo en función de la experiencia y la tarea que debe completarse. La comunicación dentro de un marco iterativo también informa colectivamente qué áreas del diseño funcionaron y cuáles no. Esto implica un enfoque colaborativo que debe redirigirse hacia la mejora. La comprensión de qué áreas de diseño necesitan ser cicladas nuevamente solo se puede fortalecer cuando la comunicación es clara para mantener a un equipo en la misma página durante todo el alcance de un proyecto.

Una vez más, la comunicación con un cliente o empresa es primordial. Permitir que un cliente esté tan involucrado en un diseño como la propia agencia de diseño elimina cualquier sorpresa no deseada al final del desarrollo. Por lo tanto, se reducirá la probabilidad de comenzar de nuevo un diseño de interfaz. Por lo tanto, invite a un cliente que trabaja a sentirse parte del equipo actualizándolo sobre los cambios en función de sus comentarios. O simplemente actualícelos sobre el proceso del proyecto a medida que su equipo trabaja en él.

La participación del cliente desde el principio también impulsa la productividad y la confianza. Muestra el progreso inicial, como mapas del sitio, ideas de diseño e incluso seleccionando una lista de posibles preguntas para hacer para garantizar una alineación completa. Cuando un cliente/empresa se siente involucrado, fomenta un sentido de propiedad de su interfaz digital y construye una relación de unión.

Relacionado: Cómo (y por qué) la colaboración genera un diseño web más sólido y creativo

El diseño iterativo puede funcionar para lograr la delineación adecuada de cualquier proyecto de desarrollo de UI/UX. Las estrategias de diseño web, como la función iterativa, funcionan mejor cuando su marco se utiliza correctamente para impulsar la eficiencia, la productividad y, lo que es más importante, una experiencia de usuario inolvidable.