Santiago de Chile anuncia un programa para racionar el agua en medio de la sequía

La capital del país andino intentará hacer frente a una situación extrema implementando un plan con cuatro etapas de alerta.

Por

Chile enfrenta una situación cada vez más crítica: la escasez de agua. La sequía en la región está ya en su decimotercer año y el gobierno se ve obligado a tomar medidas extremas. Por primera vez en su historia el país andino implementará un plan para racionar el agua en Santiago, la capital, en donde habitan más de seis millones de personas.

James Strachan | Getty Images

Este lunes Claudio Orrego, gobernador de la Región Metropolitana, dio a conocer el plan con el que Santiago pretende hacer frente a la crisis: "El principal desafío medioambiental de la Región Metropolitana, para los próximos años, es suministrar agua suficiente para el consumo humano, que es la prioridad, pero también para las actividades agrícolas, industriales y para el espacio público. No podemos hacer llover, pero sí podemos prepararnos para una situación extrema".

El plan tiene cuatro etapas de alerta (verde, anaranjado, amarillo y rojo) y se basa en el nivel de agua que tengan los ríos Mapocho y Maipo, las dos principales fuentes hídricas de la ciudad. La cantidad y duración de los cortes en la ciudad dependerá del nivel de alerta aplicable a cada día. El documento explica que se empezará por racionar el agua, pero que si es necesario se cortará por completo de modo escalonado en las distintas zonas de la ciudad. La duración máxima de los cortes será de 24 horas y serán cada cuatro, seis y doce días, dependiendo del déficit de agua a cubrir.

En conferencia de prensa, Eugenio Rodríguez, director de clientes de Aguas Andinas, la empresa que administra el suministro de agua potable y alcantarillado en Santiago, explicó: "Es necesario tener protocolos, porque el riesgo es evidente. Los ríos traen aguas al límite, con su caudal al mínimo, y tenemos que estar preparados y coordinados con la autoridad... Nos sumamos al llamado de urgencia de adaptarnos a este cambio climático, tanto desde los protocolos, desde las inversiones que sea posible realizar, como también de la adaptación que tenemos que hacer todos en nuestras casas".

No es solo Santiago: el cambio climático y la urbanización son dos de los factores que exacerban la escasez de agua en las grandes ciudades del mundo. Según la Organización de las Naciones Unidas, cerca de 1,200 millones de personas vive en áreas de escasez de agua, mientras que 500 millones se aproximan a esa situación. En México, la ciudad de Monterrey se vio obligada a implementar cortes por regiones para poder hacer frente a la actual crisis hídrica.