La NASA lanza rayos laser para prevenir la deforestación

Desde el espacio exterior la NASA lanza rayos laser que son capaces de detectar el nivel de deforestación en el planeta.

Por

Alrededor del mundo, cada año se pierden aproximadamente 10 millones de hectáreas de bosque, a causa de la deforestación.

Charlie Rogers | Getty Images

Para combatir esta situación, la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA pos sus siglas en inglés) cuenta con el proyecto GEDI (Sistema Global de Investigación de Dinámica de Ecosistemas).

Este tiene la función de combatir la deforestación en tiempo real, pero desde el espacio exterior.

Asimismo, puede ver la manera en la que el dióxido de carbono afecta la atmosfera

Pero te preguntarás, ¿cómo funciona estos desde el espacio exterior?

La NASA vigila todos los bosques del mundo y lo hace desde ese lugar estratégico, el cual le ofrece muchas ventajas. Luego, a través de imágenes satélites, tiene la posibilidad de ver cuál es la situación de deforestación en el globo terráqueo.

De acuerdo con Laura Duncanson, científica que labora integralmente en el proyecto GEDI, al enviar los rayos láser desde el espacio es posible realizar un análisis detallado de la energía existente y, de esa manera, mapear los bosques.

Gracias a lo anterior, se pueden detectar las modificaciones producidas en dichas zonas, a la altura de los árboles, así como la densidad del dosel y su contenido de carbono.

Aunque esta actividad podrá prevenir la emisión de dióxido de carbono, no lo hará en su totalidad, pues únicamente el 20% de las emisiones de CO2 se producen por culpa de la deforestación.

Asimismo, se dio a conocer que los rayos láser y los satélites del Sistema de Monitoreo de los Ecosistemas (FERM) trabajan el conjunto para obtener datos sumamente valiosos para trazar un plan de acción que pueda funcionar; sin embargo, al solo ser una herramienta que brinda información, los seres humanos son los responsables de que bajen las emisiones y que no aumente todavía más la deforestación y no el proyecto organizado por la NASA como tal.