My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Emprendedores / Freelancers

Co-living: una alternativa de vivienda para jóvenes

Ideal para emprendedores, freelancers y empleados
Co-living: una alternativa de vivienda para jóvenes
Crédito: Depositphotos.com
5 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Uno de los problemas más comunes en zonas urbanas es el costo de la renta. No solamente es caro vivir cerca de las zonas donde se concentran los lugares de trabajo, sino que la alternativa es tardas horas en llegar de la casa al trabajo y de regreso.

Por el mismo costo de la renta, los dueños de los departamentos enfrentan problemas para poner en renta sus propiedades, sobre todo las que están en las zonas antes mencionadas, enfrentándose a problemas cuando varias personas comparten departamento.

Afortunadamente, existen alternativas si vemos a otras partes del mundo. En Europa es común que la gente con propiedades sin usar las renta por habitación a varias personas, con el uso compartido de áreas comunes como sala, comedor y cocina. Algunos emprendedores han ampliado este concepto para estudiantes y trabajadores jóvenes, creando el concepto de Co-living.

El co-living, como su nombre lo indica, es el uso de vivienda compartida con elementos de uso común como muebles o enseres de cocina. En Nueva York, Londres y Berlín estos centros se han convertido en una alternativa tanto para estudiantes de intercambio como jóvenes profesionistas que desean estar cerca de lugares de trabajo o esparcimiento sin tener que cargar ellos solos con el pago de renta y mantenimiento ni obligarse 20 o 30 años a pagar el financiamiento de un departamento.

Wellcome es la primera opción formal de co-living en la Ciudad de México. Fundada en 2016 por Josué Arreola y Raúl Solano, buscan ofrecer espacios completamente amueblados, equipados con internet y servicios básicos, para ese público joven que busca vivir en las colonias más populares o cerca de los centros de trabajo.

“Nos dimos cuenta que el concepto no existía en México. Nosotros buscamos inmuebles y los acondicionamos para hasta 5 personas” comenta Josué, quien en su primer año de operación ya cuentan con espacios en Reforma, Polanco, Condesa, Chapultepec y Santa Fe, buscando llegar a otras ciudades.

Así, se establece una alternativa para quienes viven lejos de la ciudad y los costos de transporte y rentas resultan prohibitivos. También para quienes después de la oficina continúan el trabajo en casa o son freelance y requieren un lugar con todas las comodidades e internet de alta velocidad.

Del lado de los dueños, de espacios, esta opción permite que tengan menos problemas para ocupar sus propiedades, acondicionarlas y atender quejas de inquilinos, ya que estos firman un contrato con los términos de condiciones al rentar su habitación y pagan un depósito para pago de daños. La diferencia está en repartir el costo de la renta entre varias personas y ofrecer espacios listos para habitar.

Sobre su naturaleza, diferente a los hostales o a alternativas de alojamiento como AirBNB porque están planeadas para vivir en un mediano plazo, en periodos aproximados de seis meses a un año. Por otra parte, al ser espacios amueblados, reduce el costo y tiempo de mudanza, permitiendo a los inquilinos trabajar o estudiar en zonas céntricas e ir a visitar a sus padres en fines de semana o vacaciones.

La opción del co-living puede ser una buena alternativa para problemas futuros, por ejemplo, un mayor porcentaje de adultos mayores que no tienen hijos o no viven con ellos y buscan opciones de vivienda, incluso mientras siguen siendo económicamente activos. Incluso puede ser una buena alternativa al Coworking en casos donde el equipo sea muy unido o quieran ahorrarse el costo de renta de una oficina.

En Londres, los desarrollos de co-living han llegado más allá, privilegiando un sentido de comodidad más que de individualidad. En Londres, por ejemplo, existen desarrollos como The Collective, un edificio que cuenta con grandes áreas comunes como salas, cocinas, salas de lectura, gimnasio, y servicios como renta compartida de autos. En contraste, las habitaciones que rentan son de alrededor de 10 metros cuadrados, apenas lo básico para los muebles de dormitorio.

Precisamente, el sentido de pertenencia a una comunidad es el que se busca prevalecer, ya que los compañeros de departamento o de habitación se convierten en familia. “Se trata de saber que la gente tiene acceso a la comunidad si quiere, pero también la oportunidad de hacer sus propias cosas” declaró Stephanie Cornell, Jefa de Comunicación de The Collective. Así, se respeta un espacio vital personal pero también se les motiva a formar parte de un grupo mayor.

Se estima que actualmente la generación Y o Millennials gastan hasta el 65% de su ingreso en renta, mientras que de solamente 8% de la población de esa generación cuenta con presupuesto para comprar una vivienda propia, por lo que opciones como el autofinanciamiento también han cobrado fuerza, haciendo que la propiedad se “pague sola” mediante el arrendamiento a terceros.

¿Cómo planear tu retiro si eres freelance?