Cómo el desarrollo de habilidades puede salvar el mundo después de Covid

Las personas deben desarrollar sus habilidades para prosperar en el lugar de trabajo cada vez más competitivo de hoy.

Por
Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés utilizando tecnologías de IA. Pueden existir errores debido a este proceso. Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Los gobiernos de muchos países están implementando iniciativas de desarrollo de habilidades. Pero, ¿cómo pueden estas iniciativas salvar el mundo post-Covid?

Hoy en día, muchos gobiernos reconocen que para que sus naciones alcancen o mantengan su condición de países de altos ingresos, deben producir bienes de mejor calidad y brindar mejores servicios, lo que se traduce en ingresos y ganancias más significativos. Muchos de ellos también se preocupan por establecer la equidad social, la inclusión social y el alivio de la pobreza. Se requiere una mano de obra calificada y un sistema de educación y capacitación para preparar a los jóvenes para lograr todo lo anterior.

Las iniciativas de desarrollo de habilidades pueden ayudar a los países a ser más competitivos al aumentar la empleabilidad y la productividad laboral, lo que lleva al cambio estructural y al crecimiento económico. Por lo tanto, el desarrollo de habilidades podría crear empleos para la fuerza laboral actual y aumentar la inversión en el sistema de educación y capacitación.

Relacionado: Las habilidades blandas son habilidades críticas

Además, las iniciativas de desarrollo de habilidades podrían ayudar a reducir o superar los desafíos de habilidades actuales. Aquí hay algunos desafíos que enfrentamos hoy:

  1. Un desajuste entre las habilidades y los requisitos del trabajo: un problema que surge hoy en día es que las habilidades de los empleados durante la capacitación pueden no coincidir con los requisitos del trabajo. Esto podría resultar en una escasez de habilidades en industrias específicas y un excedente de empleados con habilidades que no tienen una gran demanda, lo que generaría desempleo.
  2. Papel limitado de los interlocutores sociales: hay una falta de participación activa de las organizaciones de empleadores y trabajadores en muchos países de ingresos bajos y medianos. Desafortunadamente, estas organizaciones deben asegurarse de que se proporcione una formación pertinente y adecuada.
  3. Capacitación de mala calidad y pertinencia: en algunos países, la capacitación puede ser de mala calidad y pertinencia debido al control de calidad deficiente, la escasez de instructores poco calificados, las malas condiciones laborales de los capacitadores y las calificaciones, el plan de estudios, los materiales de capacitación y las técnicas obsoletas.
  4. Las oportunidades de capacitación son escasas: en países con bajos niveles de alfabetización y educación, una economía informal dominante, inestabilidad política y distancias considerables, el acceso a la capacitación suele ser limitado. Las mujeres y los grupos minoritarios pueden incluso encontrar dificultades adicionales para acceder al ejercicio para mejorar sus habilidades.
  5. Falta de coordinación en el sistema: los gobiernos nacionales y regionales, las empresas, los empleados y las organizaciones no gubernamentales están involucrados en el desarrollo de habilidades. Sin embargo, sus actividades a menudo se superponen en los países en desarrollo y están mal coordinadas. La incapacidad de vincular la oferta y la demanda de competencias reduce el efecto beneficioso sobre el empleo y la productividad.

Relacionado: Estas 5 habilidades son fundamentales para el éxito y el avance profesional

También es vital que los países tengan una política nacional de desarrollo de habilidades en lugar de simplemente crear o mejorar los programas de desarrollo de habilidades. En primer lugar, puede ayudar a un país a tener una visión compartida del sistema de habilidades que desea establecer. La política también ayudará a transmitir un conjunto de ajustes fundamentales que deben implementarse para que los objetivos del sistema para el desarrollo de habilidades estén coordinados. Además, reunir a diversas organizaciones gubernamentales y proveedores de educación y capacitación puede ayudar a promover un enfoque más holístico para la planificación de recursos humanos.

Por lo tanto, se puede decir con seguridad que la pandemia ha puesto de relieve la necesidad de iniciativas de desarrollo de habilidades. Desde ayudar a las personas a encontrar trabajos que se ajusten a sus niveles de competencia hasta apoyar la economía en general, estas iniciativas podrían ser esenciales en un mundo posterior a la COVID-19.

Relacionado: La creación de redes efectivas requiere dominar estas 5 habilidades