La llegada de una suscripción de bajo costo a Netflix con anuncios podría tener un enorme impacto en la industria del streaming

El gigante del streaming se encuentra en una posición que le permitiría desarrollar opciones publicitarias novedosas que podrían revolucionar a la industria.

Por

La caída en el número de suscriptores reportada la semana pasada por Netflix, fue sorpresiva, incluso para la propia compañía que está reconsiderando una versión de bajo costo que incluya la presencia de publicidad. Aunque durante años el gigante de streaming se ha mantenido lejos de esa alternativa, las declaraciones recientes de su fundador y CEO, Reed Hastings, dejan ver que hoy la están considerando. En la presentación de resultados de la semana pasada el directivo explicó: "Saben que he estado en contra de la complejidad de la publicidad y que soy un gran admirador de la simplicidad de la suscripción, pero por muy fanático que sea de eso, soy más fanático de la elección del consumidor y de permitir que los consumidores que quieran tener (una suscripción de) precio más bajo y que toleran la publicidad, la obtengan".

Sean Locke/EyeEm | Getty Images

Aunque Hastings no habló de una fecha exacta del lanzamiento de esta nueva opción de suscripción, dejó ver que podría suceder el próximo año. El que Netflix, todavía líder en plataformas de streaming, desarrolle una suscripción de bajo costo con anuncios, podría impactar a toda la industria del streaming. Ash Gangwar, director general de la empresa compradora de medios The Trade Desk, declaró a Yahoo! Finance: "Es enorme, no solo por lo que significa para Netflix, sino también por el impacto que tendrá en todo el ecosistema televisivo. (La decisión) va a forzar muchos cambios. En este punto hay fatiga de los suscriptores".

Y no es para menos. Cada vez hay más plataformas de streaming en el mercado y los usuarios se han vuelto selectivos, pues para muchos no es factible mantener activa la suscripción de seis o siete servicios de modo simultáneo. Opciones de suscripciones más económicas podrían hacerlos reconsiderar esta opción. Tanto HBO Max como Hulu ofrecen ya suscripciones a menor costo en Estados Unidos y hace unas semanas Disney + anunció que trabaja ya en una suscripción de bajo costo que podría estar disponible en Estados Unidos a finales de 2022 y a nivel internacional en algún momento de 2023.

En sus declaraciones, Gangwar explica que, dado que actualmente su servicio no cuenta con anuncios y no depende de ese ingreso, Netflix podría experimentar y cambiar por completo el ecosistema publicitario para bien: "Netflix puede decir: '¿Cómo creo la mejor experiencia para el consumidor?' Si ese es un anuncio de 30 segundos, excelente. Pero si no lo es, pueden ser creativos… Netflix podría forzar a los servicios de streaming a hacer las cosas mejor de lo que las hacen hoy".

Independientemente de las modalidades de suscripción que desarrollen, las plataformas de streaming deben recordar que, al final, lo que hará que un usuario se quede como suscriptor durante largo tiempo, es la calidad de los contenidos. Ofrecer una suscripción con anuncios ayuda a resolver el problema, pero no lo es todo. En un afán por competir las plataformas de streaming ofrecen cada vez más contendido, no necesariamente de la mejor calidad.