Adiós al cargador Lightning del iPhone: el Parlamento de la Unión Europea impone al USB-C como cargador único

A partir del otoño de 2024 los dispositivos electrónicos tendrán que utilizar un modelo único de cargador.

Por

El Parlamento de la Unión Europea se ha encargado de poner orden en donde no lo había: a partir del otoño de 2024 los cargadores de todos los teléfonos celulares en el mercado estarán obligados a utilizar el llamado USB-C. Este conector es pequeño y versátil, sobre todo por ser de tipo reversible; es decir funciona exactamente igual sin importar de qué lado lo enchufes. Actualmente se utiliza en múltiples dispositivos electrónicos, desde computadoras hasta celulares (casi todos los dispositivos Android de última generación) y puede ser usado como salida de audio y video mediante HDMI y VGA.

NurPhoto | Getty Images

La normativa se aprueba después de ocho años de discusiones, cuando el Comité de la Protección del Mercado y los Consumidores (IMCO) lo puso sobre la mesa por vez primera buscando pasar de los más de 30 cargadores que existían en el mercado a solo tres. En 2020 el Comité realizó una nueva votación en la que se determinó que optarían por un solo cargador y era casi un hecho que dada su versatilidad el elegido sería el cargador USB-C.

Apple es quizás la empresa más afectada por la decisión del parlamento, pues sus dispositivos tradicionalmente utilizan cargadores distintos. Sin embargo, desde hace semanas se dio a conocer que la empresa fabricante del iPhone trabaja desde hace meses en reemplazar el cargador Lightning por el conector USB-C, justamente para poder cumplir con las regulaciones que se sabía que tarde o temprano el mercado europeo impondría.

Actualmente hay algunos dispositivos de Apple que ya utilizan el cargador USB-C como las computadoras, los AirPods y el control remoto de Apple TV y siempre ha resultado un poco extraño que el iPhone utilice otro tipo de conector, dada la simplicidad y practicidad que caracteriza a la empresa. Según el analista de Ming-Hi Kuo el cambio estará listo a partir del modelo de iPhone a ser lanzado en el año 2023, mucho antes de que sea un requerimiento en la Unión Europea.

Entre los productos que se verán afectados por la nueva legislación hay tablets (incluyendo al iPad), cámaras, bocinas y audífonos.