YouTube Shorts le hace frente a TikTok y supera los 1,500 millones de usuarios activos mensuales

A casi un año de haber sido lanzado globalmente, YouTube Shorts es un verdadero competidor para TikTok.

Por

El único rival que hoy podría hacerle frente a TikTok no es Instagram, sino que YouTube Shorts. Según la plataforma, propiedad de Google, sus videos cortos en formato vertical están siendo vistos por más de 1,500 millones cuentas activas de usuarios cada mes. La cifra es mayor que la última reportada por TikTok en septiembre de año pasado, cuando la red social china aseguró que más de 1,000 millones de personas usaban la plataforma cada mes.

SOPA Images | Getty Images

YouTube Shorts fue presentado en octubre de 2020 en la India, buscando ofrecer a los creadores de contenido una herramienta para comunicarse de manera distinta con sus audiencias; distinta, en este caso, significa similar a TikTok, que ya en este entonces había dejado claro que había llegado para cambiar el entorno social digital. La funcionalidad fue liberada en Estados Unidos en marzo de 2021 y en el resto del mundo en julio. Un año después parece estar cumpliendo con su objetivo de ser un verdadero rival para TikTok.

En un comunicado compartido con Mashable, Neal Mohan, director de producto de YouTube, comentó: "Shorts realmente ha despegado y ahora está siendo vistos por más de 1,500 millones de usuarios registrados cada mes. Si bien todavía estamos al comienzo de nuestro viaje con Shorts, sabemos que el producto continuará siendo una parte integral de la experiencia de YouTube en el futuro".

Una manera de explicar el crecimiento de YouTube Shorts es que no se trata de una aplicación solitaria, sino que está integrada a YouTube, el monstruo del streaming que cuenta con más de 2,000 millones de usuarios activos cada mes.

Apenas hace un par de semanas Google anunció que empezarían a aparecer anuncios en formato vertical para acompañar las reproducciones de los YouTube Shorts y no es casualidad: ¿con esos niveles de audiencia qué otra cosa podíamos esperar?