Así es The Line, la ciudad del futuro que un príncipe quiere construir en Arabia Saudita

La empresa NEOM pretende edificar una ciudad diferente detrás de una inmensa pared de 500 metros de altura en la que la vida suena a utopía.

Por

El proyecto parece sacado de una película de ciencia ficción: un enorme muro de más de 500 metros de altura recubierto por una superficie hecha de espejo, con un grosor de 200 metros y una longitud total de 170 kilómetros; The Line promete ser la ciudad de futuro.

neom.com

El nuevo proyecto urbano de Arabia Saudita que la empresa desarrolladora, NEOM, está pensado para revolucionar el modo en que los humanos habitamos las ciudades. Se trata de una especie de gueto que promete albergar a nueve millones de personas que vivirán a cinco minutos de todas sus necesidades, con transporte público eficiente que elimina la necesidad de usar autos (es decir, cero emisiones de carbono) y solo utiliza energías limpias y recursos renovables.

El proyecto fue presentado hace unos días por el príncipe Mohammed bin Salaman (fundador de NEOM) quien comentó: "Los diseños revelados hoy para las comunidades en capas verticales de la ciudad desafiarán las ciudades planas y horizontales tradicionales y crearán un modelo para la preservación de la naturaleza y la mejora de la habitabilidad humana. The Line abordará los desafíos que enfrenta la humanidad en la vida urbana hoy en día y arrojará luz sobre formas alternativas de vivir. No podemos ignorar las crisis de habitabilidad y medio ambiente que enfrentan las ciudades de nuestro mundo, y NEOM está a la vanguardia de la entrega de soluciones nuevas e imaginativas para abordar estos problemas. NEOM está liderando un equipo de las mentes más brillantes en arquitectura, ingeniería y construcción para hacer realidad la idea de construir hacia arriba".

La construcción de The Line ya ha comenzado y la promesa de la empresa es que para el año 2030 habiten en la ciudad 1.5 millones de personas, aunque hay voces que cuestionan la viabilidad del proyecto. Según el sitio Haaertz, pese a lo original de The Line, ideas similares han sido presentadas en el pasado sin llegar a concretarse; entre ellas The Linear City, un proyecto que los arquitectos norteamericanos, Michael Graves y Peter Eisenman, pretendían desarrollar en 1965 en la costa este de Estados Unidos y que nunca se concretó.

El sitió Haaertz recuperó la opinión de Eliyahu Keller, arquitecto historiador del MIT quien comentó: "No creo que [los saudíes] entiendan lo problemática que es su propuesta, y creo que están ignorando las preguntas significativas y muy serias en el corazón del proyecto. Detrás de esto hay una fe ciega en el poder de la tecnología para resolver los problemas de la humanidad. Estas son imágenes que se ajustan a la concepción popular de cómo debería ser el futuro: brillante, brillante, lleno de neón. Ni siquiera plantean la pregunta de por qué deberían ir a este lugar, al desierto, o qué tipo de comunidad se supone que debe estar allí. O qué tipo de gobierno habrá y quién construirá este proyecto loco".

Pero pese a la opinión de los expertos, el proyecto ha llamado la atención: el video de presentación de The Line en YouTube suma más 1.4 millones de reproducciones en solo una semana.