📺 Stream EntrepreneurTV for Free 📺

Cómo evitar que el síndrome del impostor acabe con tu disco El síndrome del impostor nos afecta a todos, pero como emprendedor, su capacidad para administrarlo puede hacer o deshacer su negocio.

Por Milan Kordestani

Este artículo fue traducido de nuestra edición en inglés.

Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales

Internet ha convertido a la gran mayoría de nosotros en hipocondríacos. ¿Siente un dolor desconocido en la espalda? ¿Notas que tu estado de ánimo está cambiando más rápido de lo habitual? Probablemente sea mejor hacer una búsqueda rápida en Google y ver si estás a las puertas de la muerte. Por supuesto, todos sabemos que este es un comportamiento poco saludable y, en gran medida, improductivo. Sin embargo, habla de una tendencia a temer nuestra propia fragilidad. Somos solo humanos, después de todo.

Además de preocuparnos por nuestra salud física y mental, muchos de nosotros tenemos que lidiar con esa voz molesta en nuestras cabezas que nos dice que no somos lo suficientemente buenos. Aunque probablemente no sea un fenómeno moderno, se necesitaron aproximadamente un siglo de estudio psicológico para darle un nombre a esa molesta vocecita: síndrome del impostor. Los estudios han demostrado que el síndrome del impostor puede afectar a las mujeres, especialmente a las mujeres de color , más que a los hombres, pero puedo decir por experiencia propia que es un problema común para los emprendedores, independientemente de su raza o género.

¿Por qué? Porque el síndrome del impostor se identifica como el sentimiento de duda sobre uno mismo y la creencia de que de alguna manera es inadecuado, incluso si tiene muchos logros en el mundo real para demostrar lo contrario. Los emprendedores, por naturaleza, arriesgan su reputación personal y profesional en aras de construir un negocio. Esta elección de carrera requiere que asuma responsabilidades aún mayores y que confíe aún más en sus habilidades de lo que lo haría con un empleo tradicional.

Relacionado: Cómo eliminar el estrés del síndrome del impostor con una frase simple, según estos fundadores por primera vez

En consecuencia, si un emprendedor permite que el síndrome del impostor se meta en su cabeza, las consecuencias negativas se amplifican. Puede poner en riesgo el futuro de su negocio simplemente porque su cerebro no quiere reconocer sus talentos, capacidades y logros. Es por eso que he ideado algunas formas de combatir el síndrome del impostor. Estos métodos me han ayudado a superar mis dudas sobre mí mismo y, a su vez, a ser un mejor emprendedor.

Salga de sus sentimientos expresando sus sentimientos

Una de las partes más difíciles del síndrome del impostor es separar los hechos de la ficción. Puede que te sientas de cierta manera, pero eso no significa que tus sentimientos representen con precisión la realidad. De hecho, esta es la esencia de la condición. Podrías ser el Bill Gates de tu industria, pero tu cerebro te dice lo contrario. Dejas que tus sentimientos te gobiernen, tus decisiones y, por extensión, tu vida profesional.

Para las personas que no tienen que lidiar con el síndrome del impostor con regularidad, es fácil decir "simplemente sal de tus sentimientos" o "deja de ser tan negativo", pero, por supuesto, nunca es tan simple. Sí, debe trabajar activamente para separar lo que siente de lo que sabe que es cierto, pero esto a menudo requiere un refuerzo externo. Puede expresar sus sentimientos con alguien en quien confíe, ya sea un miembro de la familia, un amigo, un terapeuta o un socio comercial. De esta manera, puede obtener una retroalimentación honesta (positiva o negativa) que refuerza un sentido más objetivo de la realidad.

Desarrolle la habilidad de aceptar el fracaso, sin sucumbir a él.

Curiosamente, los empresarios que luchan con el síndrome del impostor a menudo se ven más afectados por sus éxitos que por sus fracasos. Si usted es un gran triunfador con muchos elogios en su haber, es aún más probable que crea que de alguna manera no se merece ninguno de ellos. Sin embargo, esta baja autoestima también tiene el efecto secundario indeseable de hacer que cada falla sea una evidencia de que la voz negativa en su cabeza ha sido correcta desde el principio.

Relacionado: No permita que las dudas absorban a su organización: utilícelas para crecer como líder

Por lo tanto, en lugar de dejar que los fracasos lo abrumen con aún más dudas sobre sí mismo, cultive la capacidad de aceptar el fracaso como una parte natural de ser un emprendedor y un ser humano. Por supuesto, esto no sucederá de la noche a la mañana. Se necesita tiempo para aceptar el fracaso como una parte natural de la vida, especialmente cuando cada uno puede sentirse como un gran revés. Solo recuerda: todo el mundo falla. Mientras lee esto, millones de personas en todo el mundo están experimentando diferentes tipos de fallas, tanto grandes como pequeñas. Si bien eso puede no parecer demasiado alegre, debería ayudarlo a ver que el fracaso no es un reflejo de una insuficiencia personal; es un reflejo de la naturaleza humana.

Pregúntale a tu síndrome del impostor las preguntas difíciles

Una vez más, el síndrome del impostor ataca a menudo tanto si fracasas como si tienes éxito. La parte negativa de tu cerebro quiere convencerte de que no eres lo suficientemente educado, experimentado o capacitado para alcanzar tus metas, incluso si ya las has logrado. Entonces, en lugar de simplemente asumir que la pequeña voz molesta en tu cabeza es correcta, hazle algunas preguntas difíciles. Y cuando digo "eso", por supuesto que me refiero a "tú".

Pregúntese qué habilidades le faltan y que otros poseen. Infórmese sobre su educación, su experiencia y cualquier otra cosa que le haga dudar de sí mismo. Luego, haga todo lo posible por responder las preguntas con sinceridad, sin dejar que sus emociones se interpongan en su camino. Nueve de cada diez veces, esta práctica te ayudará a darte cuenta de que algunas o quizás todas tus dudas son completamente infundadas. Como mínimo, te ayudará a cuestionar tu imagen negativa de ti mismo. Y, en última instancia, la clave para vencer al síndrome del impostor es introducir dudas en tus dudas.

La línea de fondo

El síndrome del impostor no es una enfermedad mental reconocida, lo que lo coloca en esa extraña zona gris entre una respuesta psicológica normal y un comportamiento mental poco saludable. Sin embargo, está intrínsecamente relacionado con la baja autoestima, la ansiedad y la depresión, lo que lo convierte en una barrera común para el éxito empresarial.

Si bien el síndrome del impostor podría ser un síntoma de algo más grave que requiera intervención médica, la mayoría de las veces es un problema que experimentan los grandes triunfadores, como muchos empresarios, en virtud de alcanzar sus metas. Afortunadamente, si encuentra la fuerza para seguir algunos de los consejos anteriores, puede trabajar para silenciar esa voz que lo está frenando a usted y a su negocio.

Milan Kordestani

Entrepreneur Leadership Network® Contributor

Consultoría

Cómo mejorar tus habilidades de liderazgo y transformar a tu equipo con este antiguo, pero poderoso método

Este enfoque de liderazgo podría revolucionar tu lugar de trabajo, aquí te lo contamos todo sobre él.

Tecnología

El lanzamiento de Sora está cada vez más cerca, ¿pero sabemos cómo fue entrenada esta IA?

Aunque no se ha confirmado una fecha exacta para su lanzamiento, se espera que esté disponible durante este año.

Emprendedores

10 grandes frases sobre el poder de las metas

Establecer metas es el primer paso para lograr algo significativo.

Estrategias de crecimiento

¿Bonitas rocas hechas de cenizas humanas? Cómo este fundador convenció a las funerarias "increíblemente escépticas" de vender su novedoso servicio.

El fundador de Parting Stone, Justin Crowe, se dio cuenta de que para hacer algo nuevo, tendría que conquistar una industria antigua.

Emprendedores

8 pasos para alejarte del pasado que necesitas dejar atrás

Sin importar cuál sea el daño que hayas sufrido u ocasionado, hacer las paces con el pasado es la única forma de avanzar hacia un futuro mejor.

Noticias

¿Por qué no le preocupa al escritor Robert Kiyosaki su deuda de $1,000 millones de dólares?

El autor de 'Padre rico, padre pobre' aseguró que hay deudas buenas y malas, y que la suya no le genera preocupación.