Rusia dejará la Estación Espacial Internacional

El jefe de la agencia Roscosmos informó que Rusia se retirará de la Estación Espacial Internacional, pues construirá la suya.

Por
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

El 26 de julio, Rusia sorprendió al mundo cuando el nuevo jefe de la agencia espacial Roscosmos, Yuri Borísov, dio a conocer que se retirarían tras 2024 de la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés).

"Vamos a cumplir con nuestras obligaciones ante los socios, pero la decisión de abandonar la ISS tras 2024 ya está tomada", mencionó luego de mantener una reunión con el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

Pese a lo anterior, un portavoz de la NASA (Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio), agencia espacial de Estados Unidos, respondió que ellos no habían sido notificados de lo anterior. Posteriormente, funcionarios espaciales de la nación euroasiática se comunicaron con sus homólogos del país de las barras y las estrellas para informarles que la salida de Moscú de la Estación Espacial Internacional sería hasta que concluyeran su propio centro, lo cual está previsto hasta 2028.

Pese a que Rusia contará con una estación propia, el gobierno se comprometió a mantenerse apegado a sus obligaciones dentro del marco de la cooperación internacional.

De acuerdo con la agencia, Rusia comenzará a ausentarse de los proyectos en la ISS, hasta desaparecer por completo, una vez que tenga finalizado su centro.

Esta no es la primera vez que el gobierno encabezado por Vladimir Putin amenaza con dejar el proyecto, pues a principios de 2022 lo hizo debido a las sanciones recibidas por la guerra con Ucrania.

Apenas el 18 de julio, Vladimir Putin anunció la determinación de destituir de su cargo a Dmitri Rogozin, quien hasta ese día se desempeñaba como jefe de la agencia espacial Roscosmos. Dicha modificación ocurrió en el contexto de las tensiones militares entre Rusia y Occidente.

La ISS es una colaboración entre Estados Unidos, Rusia, Japón, Canadá y la Agencia Espacial Europea y, pese a los conflictos, todos los miembros participaban activamente en ella.