Emprendedores

Habilidades y aficiones

Y sólo habrá que sumarle espíritu emprendedor a estahistoria que está dejando huella en la publicidad española
Habilidades y aficiones
Crédito: Depositphotos.com

Una afición de la infancia permitió a José María Passalacqua trazar su propio negocio.

La correcta caligrafía y el rescate de técnicas de escritura antigua, fueron el detonador para que este emprendedor dejara su trabajo de diseñador gráfico en una agencia de diseño para aventurarse a ser él, su propio jefe.

Ahora su firma y su trabajo se encuentran en impresos de grandes empresas comoel banco Santander Central Hispano, la automotriz alemana BMW y la línea aérea española Spanair.

El trabajo que realiza este emprendedor es en muchos sentidos artesanal, ya que rescata las técnicas de escritura antigua --con letras clásicas y modernas-- y las plasma con sus propios trazos en textos publicitarios, cartas,informes, invitaciones de fiestas, congresos, juntas de accionistas, dejando una marca de su estilo.

"Lo que busca la gente es diferenciarse y hacer algo muy especial para cada uno de sus invitados o sus clientes. Mi trabajo se dirige a personas que aprecian que su producto o servicio esté escrito especialmente para ellas", afirma el joven que invirtió siete mil euros (100 mil pesos) para iniciar su propio negocio.

En este trabajo, lo original es que se utilizan métodos tradicionales, es decir, se escribe con pluma y tintero, "lo que en nuestro tiempo es sorprendente; esto implica esfuerzo y tiempo, en especial ahora con la existencia de la computadora", apunta.

Con un teléfono móvil siempre prendido para que lo localicen y una pequeña oficina en casa, Passalacqua utiliza los métodos más tradicionales para darse a conocer, en especial a través de la recomendación de viva voz, ya que por el momento carece de una página Web.

Por fortuna, recibe pedidos gracias a la recomendación, aunque está consciente de que cada contrato debe aprovecharlo al máximo para tener recursos. "Para planear un negocio, como mínimo debes saber que el volumen va a ser suficiente para que se sostenga. Actualmente sí que tengo carga de trabajo, pero el mes que viene, no sé", señala el joven empresario.

A un año de haber constituido su empresa, Passalacqua sabe que los buenos tiempos están por llegar. Este es un buen ejemplo de que el autoempleo es una buena opción si se saben aprovechar las habilidades y aficiones.