Consultoría

Qué debes evaluar de un local

Conoce los parámetros que debes considerar en un local comercial y descubre si realmente te conviene.
Qué debes evaluar de un local
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

 

 

Una vez definido el crecimiento de la franquicia, el franquiciante junto con el franquiciatario deben darse a la tarea de buscar un local. En este proceso de elección recomendamos ser minucioso: tu inversión y el nombre de tu empresa van de por medio. Deberás seleccionar el mejor lugar pues se trata del escaparate de tu negocio; elígelo después de visitar una gran variedad de sitios y poner bajo la lupa el que realmente cumpla con los requisitos.

Paso a paso

Los siguientes puntos son primordiales para determinar si te conviene rentar o comprar ese local que tiene en la mira.

Nivel de ingresos: se refiere al nivel económico de las personas que viven o transitan frente al local, es decir clientes potenciales. Por ejemplo, si tu negocio va dirigido a los grupos sociales de ingresos medios, la presencia mayor o menor de esta población es lo que hace que el local sea catalogado como bueno, regular o malo.

Tráfico peatonal: está relacionado con la cantidad de personas que circulan frente al local. Un tráfico arriba de 1,500 personas por hora es un buen indicador y se debe calificar con cinco puntos. Si el tránsito peatonal es de 750 personas que equivalen a 12 personas por minuto, la calificación baja a tres puntos. Si la gente que por ahí circula suma menos de esta cifra, el tráfico obtiene calificación de 0 puntos.

Tráfico vehicular: es recomendable que haya un tráfico de 500 automóviles por hora, cuya velocidad no sea mayor a 45 kilómetros. Descarta camiones de carga, tráilers y transporte colectivo.

Ubicación: si el local está en una esquina, puede ser clasificado con la puntuación más alta, y regular si está a media calle. Si por el contrario está escondido, en una calle secundaria o en la parte trasera, detén el proceso y cancela esa opción.

Visibilidad: se considera buena exposición cuando, en automóvil, es posible ubicar el local 50 segundos antes de pasar frente a él. La puntuación de locales que cubran con esta característica es de cinco puntos, y tres en caso de que la ubicación sea en 30 segundos.

Señalización: verifica que en el local se pueda colocar un anuncio vistoso para el público.

Altura: aunque no es determinante, este factor ayuda a la visibilidad y hace que los clientes se sientan más a gusto dentro del local, cualquier altura superior a cuatro metros es buena.

Estacionamiento: es indispensable un estacionamiento para clientes. Califícalo con la puntuación más alta si cuenta con cajones al frente del local y calificación regular si hay que recorrer alguna distancia.

Permisos: comprueba ante las autoridades locales que el giro comercial es permitido en el establecimiento que te interesa; si es así, asigna la calificación más alta. Por el contrario, cancele de inmediato esa opción, no te prestes a arreglos que después te traerán problemas.

Renta: ésta debe ser accesible a tus posibilidades de pago y, en general, no debe exceder al 10 por ciento de la venta mensual esperada. Solicita que te otorguen un periodo de gracia para el acondicionamiento y verifica que los incrementos anuales serán basados en el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC). Si estos puntos se cumplen, el local puede ser calificado con puntuación alta.

Generadores e inhibidores de demanda: si en el entorno cercano (por ejemplo 500 metros) hay oficinas corporativas y presencia de otros comercios importantes, considera el local como adecuado. Opta por lo contrario si al frente se asienta un basurero o una terminal de transporte público.

Contratos: deben explicar con claridad y de manera completa los derechos y obligaciones de ambas partes, así como los motivos de terminación o recesión del mismo; revísalo con la asesoría de tu abogado.

Todo bajo control

Nuevamente, hacemos hincapié en la importancia de tener en regla todo lo relacionado con los trámites y permisos. El primer paso es confirmar que el giro de tu negocio está permitido en el local; puedes comprobarlo obteniendo la Constancia de Zonificación de Uso de Suelo.

Aunque los trámites varían dependiendo el giro, existen puntos generales y son:

Permiso de Uso del suelo y el relacionado con la remodelación correspondiente. Este último supone que no harás una modificación estructural, simplemente arreglos como pintura de interiores y exteriores.

En caso de requerir tirar paredes o remodelar fachada, deberás obtener una licencia de ampliación o de obra nueva, según sea el caso.

Toma en cuenta que los giros relacionados con venta de bebidas alcohólicas requieren de licencias de funcionamiento (A o B) y, en algunos casos, de la obtención de la anuencia de las asociaciones de colonos.

La diferencia entre los dos tipos de licencia de funcionamiento o declaración de apertura tiene que ver con el impacto local o de zona que cada giro tiene en su entorno. Otros giros, como los video juegos y las vinaterías, requieren para su operación estar alejados, como mínimo, 300 metros de cualquier centro educativo.

Cualquier local requiere de estacionamientos, los cuales se calculan considerando un cajón cada cierto número de metros construidos y según el giro comercial.

Si el local no cuenta con ellos, pueden ser contratados, bajo ciertos requisitos, en algún estacionamiento público o inmueble cercano. Una vez que analices esta información y realices la tarea, podrá seleccionar el mejor local para tu franquicia.