Marketing

El sistema modular

El sistema modular
Crédito: Depositphotos.com

El sistema modular El sistema modular

El sistema modular

Adaptar tu producto o servicio a las necesidades específicas de cadacliente es lo de hoy

Rodolfo Urdiaín*

El concepto &flashquotproductos modulares&flashquot ha pasado las fronteras de la manufactura yahora se está convirtiendo en una tendencia de mercadotecnia yservicios. El concepto modular en servicios a través de lamercadotecnia, significa la clave para crear ofertas a la medida de cadacliente y necesidad (otro concepto de moda: &flashquotHecho a la medida&flashquot).

Hoy, los consumidores podemos decidir cuál es el tipo de equipo de audioque mejor se acomoda a nuestro presupuesto, espacio y necesidades; conreproductores aislados de CD, MP3, DVD e incluso si queremos que todo el audioesté centrado en un mismo aparato que incluye televisión yproyector de video... o si queremos una sala de tal o cual medida, con o sinlove seat; de color naranja con cojines mullidos, duros, o minimalistas, quepodamos agrandar o recortar dependiendo nuestras muy personales necesidades.Nos estamos acostumbrando a que lo que nos ofrecen sea exactamente paranosotros.

El sistema modular significa que, como en los restaurantes, podemos elegir a lacarta de entre una amplia gama de servicios o productos, en tamaños yformas diferentes, con precios y calidades distintas; pensados para que elconsumidor haga sus propias combinaciones y se lleve algo único quesatisfaga sus necesidades.

Las claves del sistema modular, son las siguientes:

Gran variedad: un mismo producto con una gama de combinaciones. Piensa,por ejemplo, en un mueble para computadora: lo fabricas y comercializas, pero¿qué tal si un cliente quiere en ese mismo mueble poner sureproductor de audio? Si trabajas en sistemas modulares, lo único quedeberás hacer es atornillar una nueva repisa sin la necesidad deconstruir todo un mueble distinto. O como hace Starbucks, ofrece una ampliagama de bebidas creadas con café, pero cada consumidor puede hacer susmezclas: menos crema, sabor menta, doble carga de café... es un productoa su medida.

Amplias redes de proveedores: amplia manos que ayuden; probablementepodamos acercarnos a expertos, con quienes mantengamos una relación detrabajo conjunto, y ofrecer de la mano con ellos la solución para cadacliente. Si quieres fabricar sillones de diferentes medidas, lo mejorserá pensar en diferentes ebanistas y tapiceros, expertos en modelosespecíficos quienes reciban determinados pedidos.

Clientes modulares: Hay que conocer y escuchar profundamente a losclientes para que ellos se involucren en todo el proceso de creación,pero sin que paguen más.

Tal vez esto signifique menos utilidades para tu empresa en un principio, peroa futuro una mayor demanda y excelente diferenciación de tucompetencia.

El sistema modular eres tú: ya lo vives, lo conoces y lo aplicas; todaslas familias son modulares: cada miembro prefiere un cereal o champúdistinto, un estilo de ropa única, una atención especial.Aprovecha esta característica y acepta que, si todos quieren algodiferente, debes ofrecer servicios y productos que se puedan acoplar a cadanecesidad.