Consultoría

Esquemas para

Esquemas para
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Esquemas para Tírale a las escopetas Nuevo esquema, nuevas empresas Independencia ante el nuevo mercado laboral Todos para uno, uno para todos

Tírale a las escopetas

Cómo hacer negocios con tu actual empleador

Por Rosa Martha Castro*

Hay personas que relacionan la idea de poner un negocio propio con el abandonode la carrera profesional que siguieron, por lo que difícilmente sevislumbran como emprendedores.

Nada más lejano de la realidad: hoy es posible que, sin cambiar de giro,se convierta en tu propia empresa al aprovechar las nuevas formas de relacioneslaborales que se extienden por el mercado. Tú puedes emprender hoy mismoy tener como tu primer cliente a esa misma empresa de la que hoy eres empleado.Este artículo le permitirá proponer distintas formas de trabajo asu patrón.

Nuevo esquema, nuevas empresas

Las compañías han experimentado profundos cambios estructuralesdebido a la imperante dinámica mundial: globalización, el nuevoorden económico, avances tecnológicos y científicos. Estastendencias han provocado que las organizaciones sean más flexibles antelos constantes cambios, aunque sin dejar de practicar el principioeconómico de &flashquotmaximizar beneficios, minimizando costos&flashquot. Por ello hanrecurrido a distintas formas de relaciones laborales, que respondan a lasnecesidades de una sociedad que demanda productos hechos a la medida, de altacalidad y a precios competitivos.

El empleado de hoy comparte algunas de las características delemprendedor: es flexible y abierto al cambio, resistente a lafrustración, disfruta de las actividades que realiza, sabe trabajar enequipo, maneja sus emociones y se prepara constantemente para encarar elcambiante entorno. En pocas palabras, es un emprendedor aún siendoempleado, es decir, es una persona con iniciativa propia para acometer conéxito las metas que se propone y está dispuesto a tomar el riesgoque esto implica.

Independencia ante el nuevo mercado laboral

Las habilidades y actitudes que exige el mercado laboral del nuevo milenio soncada vez más exigentes: menor rango de edad y más experiencia;especialización y diversificación de conocimientos. Lainteligencia analítica (IQ o coeficiente intelectual) ya no basta, ahoraes necesario manejar también la inteligencia emocional (IE o asertividaden el manejo de las emociones) y reafirmar una actitud emprendedora. Debedemostrarse más competencia laboral y disposición a laformación de nuevos paradigmas.

En este esquema se abren oportunidades para el emprendedor: es el momento deofrecer tus servicios de forma independiente a diversas empresas, de llegar alescritorio de tu jefe y plantearle un esquema de trabajo novedoso en el quehagas una mayor aportación a la empresa de manera independiente.

Uno de los formatos más conocidos en esta área es el de lassubcontratación (outsourcing): la prestación de serviciosespecializados a empresas en áreas no sustantivas para éstas. Suobjetivo es eficientar este servicio y abatir costos (fomentar unaeconomía a escala).

De igual forma se plantean los trabajos a distancia en donde la persona queejecuta las tareas asignadas está fuera de la empresa, ya sea en su casao en cualquier otro lugar.

También podrías incursionar en las áreas deasesoría y consultoría. Estos servicios profesionales se ofrecena las empresas para resolver un problema específico o para enfrentar unasituación en particular.

La consultoría es un servicio calificado para apoyar, identificar ysolucionar problemas en las diferentes áreas de una empresa. El grado deintervención en la compañía es amplio, ya quedeberá efectuarse un diagnóstico para identificar laproblemática e intervenir en las áreas que se requiera.

Con la asesoría la intervención en la compañía esmuy puntual, pues el asesor se involucra lo estrictamente necesario parasolucionar el problema por el que fue contratado.

En ambos casos, el campo de acción se extiende a cualquier áreadel conocimiento, tales como educación, salud, administración,finanzas, calidad y medio ambiente, por mencionar algunos ejemplos.

Todos para uno, uno para todos

Si te has integrado a la asesoría o consultoría, para ofrecerservicios más completos podrías desarrollar equipos de trabajomultidisciplinarios, también conocidos como multicapacitados, compuestospor especialistas de diferentes áreas que ofrecen sus servicios en grupoo de forma individual para llevar a cabo proyectos específicos en dondese requiera del trabajo multidisciplinario, tales como la elaboración deplanes de negocio, estudios de impacto, elaboración de productos, planesde marketing o planeación de polos de desarrollo.

También podrías combinar la conformación de un equipomultifuncional que trabaje con una empresa mediante servicios temporales endonde te contrate por un periodo determinado o trabajos por proyecto (el empleodura mientras se desarrolla un objetivo particular de lacompañía).

La sugerencia es que emplees estos esquemas para generar tus propias fuentes deempleo y manutención. Llega a las empresas que te interesan con estaspropuestas bajo el brazo y tira la sección de clasificados de losperiódicos en donde se ofrecen, generalmente por bajos salarios, puestospara trabajadores pasivos.

Tú puedes llegar a tener una amplia cartera de clientes-empleadores yhacer de su carrera profesional tu propia empresa.