Consultoría

Testimonios de decisión

Testimonios de decisión
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Testimonios de decisión Al mal paso, empresa nueva ¿Sabes contar...? De empleado a propietario

Al mal paso, empresa nueva

Dos emprendedores que, en sus mismos empleos, encontraron la fórmulapara independizarse

Por Adriana Reyes y Alma Trejo

Con la frase &flashquotprefiero ser cabeza de ratón que cola de león&flashquot,muchos empleados se han lanzado a la aventura de montar su propia empresa, nosin una buena dosis de incertidumbre y una gran apertura al cambio. La recetadel éxito se resume en una palabra: riesgo. Y en una acción:hacerlo. Sus testimonios y experiencias resultan muy útiles para elemprendedor. Aquí dos muestras.

¿Sabes contar...?

Ernesto Méndez, contador público regiomontano, emprendióun negocio propio porque se dio cuenta que era una de las víasmás sólidas para crecer profesionalmente.

Él ocupaba una importante posición en la fábrica depinturas Napko, conocida empresa en Monterrey, cuando la muerte inesperada deuno de los principales socios cambió las políticas deexpansión y crecimiento de la compañía.

Ante esta circunstancia, la nueva administración cambió lasestrategias de expansión de la empresa, por lo tanto la posiciónde Méndez no fue la misma a raíz de ese suceso. Él ya noparticipaba tanto en la toma de decisiones de la compañía, sinoen la operación y empezó a cuestionarse el valor de su actividadprofesional. Supo que había llegado el momento para arriesgarse yemprender.

&flashquotPara abrir mi propia empresa aproveché el capital más cuantiosodel que disponía: mis conocimientos y experiencia en el área decontabilidad. Montar un despacho se abrió como la oportunidad másclara para trabajar con los atributos que considero indispensables para eléxito. Así tomé mi decisión&flashquot, afirmaMéndez.

Actualmente este emprendedor cuenta con una cartera de más de 100clientes, una nómina de 30 contadores públicos, además deadministradores y personal de apoyo.

&flashquotCreo que trabajar como empleado es como ir a la escuela en la vida real: enlas empresas se aprende muchísimo. Tomé esas lecciones y luegomonté mi negocio. Hay que dejar el miedo a un lado para seguir luchando.Cuando se decide ser independiente, uno se enfrenta a muchas eventualidades eincertidumbres. Se requiere de una buena administración y disciplina&flashquot.

De empleado a propietario

Amado Juárez López es uno de los socios de la consultora enrecursos humanos Grupo Cicadehp. El era un trabajador de la firma cuando hacecinco años se abrió la oportunidad de que se convirtiera en elpropietario: los dos dueños originales del negocio decidieron vender suspartes para emprender proyectos independientes.

Juárez López decidió aprovechar la oportunidad einvirtió todos sus ahorros y asumió una deuda para quedarse conla empresa en la que creía porque conocía su potencial.

&flashquotEra la combinación ideal: podría tener mi negocio propio yejercer mi profesión&flashquot, dice Juárez.

Pero tener una empresa propia y hacerla crecer en número de clientes yfacturación, no es tarea fácil. El trabajo de consultoríarequiere de gran precisión e implica estar fuera de la oficinaprácticamente todo el día &flashquotEs necesario que el emprendedoraprenda a medir sus fuerzas, debe concentrarse en hacer las cosas bien y si elcaso lo amerita, es mejor que sepa asociarse a pretender convertirse ensuperhéroe y poner en riesgo la empresa y su salud&flashquot.

Previniendo esta situación, Juárez optó por vender 30 porciento de las acciones del grupo a uno de sus consultores, JuliánDolores. Con esta sociedad lograron repartir responsabilidades y carga laboral,lo que concedió gran estabilidad a la empresa.

&flashquotSí es posible emprender dentro de la carrera profesional que sea. Paraque el negocio funcione, además de una idea que solucione necesidadesdel mercado y trabajo arduo, se requiere de constancia y perseverancia, puessólo así se consolida un negocio&flashquot, dice Juárez.