Emprendedores

Un espresso de perseverancia

Un espresso de perseverancia
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Un espresso de perseverancia La pasión de San-Son Innovación: se enciende la chispa Ante las tempestades En la unión está la fuerza Para seguir adelante Contacto

La pasión de San-Son

De la invención de estufas y máquinas para café a crearun gran negocio en el ramo

Por Raúl Baruch

El secreto para mantener con éxito un negocio a lo largo de 50años con un 20 por ciento de crecimiento anual es una buenacombinación de voluntad, estrategias con visión y, ante todo, unagran dosis de pasión por lo que se hace.

En torno al gran mundo del café ha germinado la historia de San-Son, unacomercializadora y fabricante de máquinas para café que hoy tienecuatro plantas; de ser una razón social, hoy está conformada porsiete compañías, y de tener sólo una entidad, hoyestá integrada por 11 negocios.

Innovación: se enciende la chispa

Víctor Víctor Babani Uziel, hoy con 62 años, a principiosde los cincuenta se dedicaba al negocio de las importaciones (almacenes MegaCheff) pero cuando en ese tiempo el gobierno del país cerró lasfronteras a las importaciones con el objetivo de estimular la producciónnacional, este emprendedor se vio obligado a pensar en una nueva manera deinvertir el capital destinado a su negocio.

En febrero de 1952, Babani inició a fabricar, bajo la marca San-Son,estufas domésticas que empleaban gas como combustible, encontraposición del entonces predominante, petróleo. Paralograrlo, desarrolló tecnología propia.

A pesar de que muchos de los productos eran demasiado innovadores para laincipiente industria restaurantera de México (el freidor deinmersión, del que tomó cuatro años para vender la primeraunidad) su equipo de trabajo continuaba en la carrera : cuatro técnicosy 40 personas encargadas de la fabricación de los productos en unpequeño taller en donde se empleaban el acero inoxidable y láminanegra como materia prima y que más tarde este proceso dio paso a laapertura de una fundidora de acero.

La inversión inicial fue recuperada ocho años despuésdebido a los azarosos terrenos que transitaron, aunque, como detalle curioso,en la misma década de los cincuenta llegaron a exportar a Venezuelahasta cuatro mil estufas al mes. Con esta línea de productos abrieronuna red de 75 distribuidores a lo largo del país, con 125establecimientos.

Ante las tempestades

Al comienzo de este artículo se afirmó que la pasión porel negocio es un elemento indispensable para que una empresa sea rentable. YSan-Son es un excelente ejemplo de esto, pues sólo estacaracterística permitió que sobreviviera a una devaluacióndel peso a sólo ocho meses de haber iniciado operaciones, a untropezón más durante la devaluación de 1976 y un golpeexcesivo en el descalabro económico de 1995, etapa que les obligara atener que laborar sólo dos días a la semana (para salir de eseproblema se tuvo que hacer toda una reingeniería en la empresa).

En todos los casos donde debieron enfrentar vaivenes económicos lassoluciones fueron: optimar al máximo sus recursos y procurar el ahorro;reorientar su catálogo y producción hacia los aparatos quemás venden y, lo más importante, solucionar sus problemaseconómicos con sus propios recursos sin acudir a créditosfinancieros, lo que les ayudó a no generar más deudas y pagaraquellas que ya tenían.

El terremoto de 1985 fue también un derrotero a superar pues en eseevento se destruyeron mil metros cuadrados de su sala de exhibición. Alas tres semanas de la desgracia, un buen amigo de la familia prestó aBabani un local de 35 metros cuadrados sitio en donde, sorpresivamente, setriplicaron las ventas respecto a las reportadas en el anteriorestablecimiento. Ante esta respuesta, poco tiempo después acordóla compra de ese terreno, que constituye su actual tienda de avenida Chapultepec.

En la unión está la fuerza

Según Babani, San-Son fue el primer fabricante de cafeteras paraelaborar café americano y express en México, primero bajo elconcepto de cafeteras de palancas y luego con las cafeterassemiautomáticas de botón.

En 1994 obtuvieron la distribución de las marcas Bunn, de Estados Unidosy Gaggia, de Italia, ambas líderes a nivel mundial. Actualmente entre el40 y 50 por ciento de sus ganancias provienen de las ventas de estascafeteras.

El acercamiento entre San-Son y estas dos marcas líderes internacionalesse dio tras firmarse el Tratado de Libre Comercio (TLC), ya que varias marcas yempresarios norteamericanos que vieron en México un enorme mercado, selanzaron a encontrar comercializadoras que les representen. De esta manera, aBunn y Gaggia (que buscaban a alguien con imagen, credibilidad y un muy buenposicionamiento), les fue recomendado San-Son por una instituciónbancaria que avalaba totalmente su historial.

A menudo muchas marcas piden a San-Son que les represente y comercialice susproductos. En el caso de Gaggia y de Bunn, antes de aceptar representarles,San-Son hizo los pertinentes estudios de mercado así como una minuciosaevaluación de la línea de productos que se le ofrecía: aBunn (de los que ya habían sido fabricantes muchos añosatrás), respondieron afirmativamente de inmediato. Con Gaggia, ladecisión tomó seis meses en ser tomada ya que significaba vendermaquinas más caras, de entre dos y tres mil dólares.

Para seguir adelante

En 1976 el catálogo de San-Son contaba con 175 productos. Sin embargo, apartir de 1986 el mercado se tornó más exigente, por lo tanto laempresa decidió ajustar su oferta a sólo 45 productos. Estaestrategia se puso en marcha siguiendo los criterios de utilidad yrotación: un producto es visto como rentable no sólo por elnúmero de unidades que vende, sino también por el períodoen que se estima que el público va a demandarlo.

Hoy en día, la empresa está integrada de manera vertical, esdecir, desarrolla la mayoría de los procesos para asegurar suproducción: horno de porcelanizado, fundidoras, departamento deherrería, hojalatería y taller mecánico (tornos).

Un servicio más que San-Son ofrece es el llamado &flashquotllave en mano&flashquot, en elque se estudia el espacio donde se instalará una cocina y se desarrollael proyecto completo. (En esta área, la productividad seincrementó un mil por ciento al introducir el diseño asistido porcomputadora.) Los clientes que demandan este servicio van desde casas hastacadenas de restaurantes y hoteles.

Y para sus productos en general San-Son encuentra su mercado meta en losgremios restaurantero y hotelero. La empresa se ha enfocado a la parte delsector con un alto poder adquisitivo, con productos totalmente apegados a lasreglas NOM (que establecen las condiciones y normas de calidad a observar en unproducto) con ahorro de energía, una de las características quemás demanda el mercado.

Contacto

Cafeteras San-son ,Doctor Vertiz 17 col. Doctores, C.P. 06070 Tel (5)709-1897