Emprendedores

Emprendedores-739

Emprendedores-739
Crédito: Depositphotos.com

Mujeres & Negocios Judith Yannini Xóchitl Gálvez Ruíz María Antonieta Acevedo de Bucher Coni Bastar de Bitery Adriana Vila de Villalón Laura Corzo Reyes Contactos

Mujeres & Negocios

Mujeres Ejecutivas comparten su secreto para no &flashquotmorir en el intento&flashquot.

Por Luis Gómez Hernández

En el terreno de los negocios, la mujer está logrando niveles antesinimaginables, ocupando puestos de dirección general o siendopropietarias de sus propias empresas; todo esto sin descuidar el obligado papelde ama de casa, mamá y esposa. En México, según estudiosrecientes, la participación femenina en los altos niveles empresarialeses de más del 40 por ciento del total de ejecutivos y empresarios,contra un cinco a siete por ciento que existía en la década delos sesentas. Para tener un panorama mucho más amplio al respecto,entrevistamos a varias mujeres del mundo empresarial, quienes nos contaron supercepción sobre la participación de la mujer en los negocios,sus retos, temores y secretos para moverse en el ámbito empresarial.

Todas ellas, con actividades tan distintas que van desde la venta de seguros ycosméticos hasta proyectos industriales, coinciden en señalar queel mundo de los negocios en México se está abriendo cada vezmás al, otrora denominado, &flashquotsexo débil&flashquot; que la mujer, noobstante, enfrenta un mayor número de obstáculos para destacar enlos negocios; que el trabajo de ejecutiva o la dirección de un negociopropio demanda tiempo que no se le puede brindar a la familia; que los hombresestán aceptando cada vez más el hecho de que una mujer ocupe unalto puesto ejecutivo y que, a la larga, la mujer deberá preocuparsemás por su capacitación personal y profesional, que por estarpeleando hombro a hombro con los hombres.

Judith Yannini

Directora y propietaria de la empresa de seguros Grupo Yannini, S.A. de C.V.

&flashquotLa actividad empresarial no tiene sexo. Primero, hay que querer hacer lascosas; un emprendedor debe ser una persona con vocación, con una grancapacidad de riesgo y tener confianza en que las cosas pueden suceder.

Quizá no podamos tener la misma fuerza física de un hombre; talvez la mujer pueda tener su percepción más aguda, pero por lodemás, todo es igual para ambos. La diferencia encaja más enestilos de trabajo que en diferencias sustanciales.

En el caso de las empleadas ejecutivas, para ocupar un puesto a nivel gerencia,hay que trabajar en ocasiones más de 14 horas, lo que implica desatendera la familia; esto les impide crecer más, no por falta de capacidad,sino por la limitante de tiempo que tiene que compartir con su trabajo y con sufamilia.

Que la mujer no trate de competir con el hombre, que se ocupe más enprepararse y en capacitarse, que en competir. Que debe tener un alto sentido deresponsabilidad, hacer las cosas cada vez mejor y agregar un plus a cadaactividad, servicio o producto que ofrezca o realice.&flashquot

Xóchitl Gálvez Ruíz

Socia fundadora y directora general de la empresa High Tech Services, dedicadaal desarrollo de proyectos de alta tecnología, en edificios y plantasindustriale

&flashquotMi trabajo se manejaba con hombres al 100 por ciento. Ha sido un shockque una mujer forme a una empresa de ingeniería, pero sobre todo quecompita con las empresas transnacionales más fuertes.

Lo más interesante ahora es que la mujer está rompiendoparadigmas. Antiguamente se pensaba que una mujer casada y embarazada, sedirigía directamente al fin de su carrera profesional directiva oempresarial, y bueno, aquí sigo activa y produciendo. La razón esque ahora las mujeres vendemos talento, y no otras cosas.

Existen dos caminos para hacer una carrera ejecutiva: crecer en una empresa oponer tu propio negocio.

Sin embargo, creo que es más rápido cuando se trata de tu propiaempresa. En mi caso, ser empleada de una compañía importante melimitaba tanto mi tiempo como mis ingresos, por lo que decidí poner estaempresa, con poco capital, pero con un sueño y muchas ganas decumplirlo.

Creo que el problema de las mujeres no está a nuestro nivel, sino en lasesferas más bajas. Conozco muchas empresas nacionales y extranjeras cuyapolítica es despedir a mujeres que se embarazan o, incluso, que secasan. Pero también esta situación es aprovechada en ocasionespor las mujeres para presentar pretextos que culpen al machismo de suestancamiento profesional.

Procuro pasar el mayor tiempo posible con mi familia. Normalmente asisto a diezcongresos internacionales al año, algunas veces me voy con mi hija,otras nos acompaña mi esposo. Pero finalmente algo se tiene quesacrificar, en este caso ha sido la vida social, casi no tenemos compromisos deese tipo.

Una mujer ejecutiva puede decir que alcanzó el éxito cuandologró equilibrar su hogar y su trabajo. Yo no quisiera ser la mejormujer empresaria divorciada; yo creo mucho en la familia como sustento de estepaís, en la diferencia sexual que nos permite complementarnos y vivir enpareja y que a veces es una mala concepción de lo que es eléxito. Para mí el éxito es tener una familia bienintegrada y un trabajo como el que realizo. Lo uno sin lo otro me haríauna mujer fracasada, aunque para la sociedad apareciera como una grantriunfadora. Prefiero ser una mediana empresaria feliz, que una exitosaempresaria divorciada&flashquot.

María Antonieta Acevedo de Bucher

Propietaria de Antonieta Servidecoración y socia fundadora y directorade promoción de la Unión de Crédito para la MujerEmpresaria

&flashquotLa mujer emprendedora es la que emprende y la que asume riegos al decidircrear una empresa. Yo recuerdo que hace 20 años, cuando empecé,la mujer no tenía las mismas oportunidades. Hoy en día esmás fácil, se tiene una cultura empresarial mas desarrollada conmayores posibilidades, aunque con los mismos riesgos.

Entre los principales problemas que enfrenta la mujer en su carrera (¡Diosmío, qué pena decirlo!) se encuentra el hombre. El hombrerealmente no está educado para aceptar fácilmente que ya tieneuna competencia directa dentro de su mismo mercado. Pero también hay quereconocer que últimamente ha ido cambiando esta tendencia, sobre todo enlos hombres jóvenes, quienes aceptan más esa competencia.

Cuando una mujer se queda sola, tiende a crecer muy rápido, quizáobligada por las mismas circunstancias, pero generalmente responde conéxito; cosa distinta al caso de un hombre, quien generalmente no puedeenfrentar solo esta situación y recurre a buscar ayuda externa, ya searecurriendo a alguien o buscando una nueva compañera.

Tal vez puedes tener una pareja que realmente comparta tus mismos intereses.Aunque lo que sí es cierto es que la mayor parte de las mujeresejecutivas y empresarias tristemente están solas, ya sea divorciadas,viudas o separadas; el mayor porcentaje lo tienen las mujeres divorciadas.

Hoy en día, existen diferentes alternativas de capacitación dondela mujer puede fácilmente abrir su panorama y sus posibilidades; lesugiero que desarrolle su visión y su creatividad para afinar supuntería en el negocio que vaya a emprender o en el puesto que quieraocupar; que lo haga, incluso con sus mismos recursos, no se requieren grandescantidades de dinero, más bien creatividad y decisión, eso estodo.&flashquot

Coni Bastar de Bitery

Propietaria y directora de Cosméticos Naturales Ideal, laboratorio decosméticos y Coni Bogar, comercializadora de dichos productos.

&flashquotSer empresario, ya sea hombre o mujer, es tener vocación, y consideraresto como una profesión. Así como alguien decide ser dentista,abogado, etc., para ser empresario se tiene que hacer por vocación. Escomo una misión social, ya que aparte de invertir tu capital, debescrear fuentes de empleo, ser punta de lanza del desarrollo del país.

Es increíble que a finales, no sólo del siglo, sino del milenio,los señores, que son la gran mayoría en los negocios, piensan queestamos jugando, como que nos estamos entreteniendo, y esto incluye al marido;no entienden que lo estamos haciendo en serio. En mi caso, no ha sido tanmarcado, ya que me he podido ganar el respeto, tanto de proveedores como debanqueros. Y no nada más yo, sin duda otras mujeres lo han hecho.

Como mujeres, tenemos que demostrar que somos capaces, ganarnos el derecho atrabajar. Por mucho tiempo el hombre fue el único en trabajar y aunquelas cosas han cambiado, todavía encontramos esos problemas. Si a estoaunamos la doble jornada que tenemos que soportar, hace todavíamás difícil nuestra labor, aunque no nos quejamos porque sentimosque nos enriquece.

Creo que todavía existe prejuicio por tener jefes mujeres y cierto celoprofesional, además de resentimiento por ver a una mujer por encima deellos. Yo creo que ya no se trata de ver quién es más fuerte, setrata de unir esfuerzos para lograr un mundo mejor. Es necesario que loshombres también se den cuenta que pueden darle el biberón albebé, que pueden ayudar a los quehaceres de la casa, así como lamujer contribuye al desarrollo económico del hogar&flashquot.

Adriana Vila de Villalón

Socia y directora de la oficina en México de Muller Grupo Consultor ypresidente de la Asociación de Mujeres Empresarias

&flashquotDesde hace algunos años, algunos empresarios de alto nivel hanreconocido el importante papel que juega la mujer en los negocios de hoy; comoen el caso de John Ashbill, cuando habla de Megatrends 2000(Megatendencias 2000), menciona dentro de esas diez grandes tendencias,que los noventas se proyectan como la década del liderazgo de la mujer.Posteriormente, junto con Patricia Budin, escribe el libro Megatendencias dela Mujer. Este libro yo lo recomiendo mucho, porque son vitaminas paranosotras, ya que nos reporta lo que muchas mujeres están haciendo en lospaíses desarrollados y los avances que han logrado en diferentes campos,como la política, los deportes, la ciencia y la moda.

Existen varias instituciones que tienen centros de estudios de la mujer como elPrograma Interdisciplinario de Estudios de la Mujer (PIEM) del Colegio deMéxico, el Programa Universitario de Estudios de Género (PUEG) dela UNAM, los cuales están realizando algunos estudios y aportando datosdel desarrollo que se va teniendo en diferentes campos.

Existen todavía muchas trabas para las mujeres, incluso en empresastransnacionales que portan la bandera de igualdad de oportunidades. En Suecia,por ejemplo, existe una participación femenina en el parlamento de un 50por ciento, y esto es una realidad. En México sabemos que las mujeresapenas lograron en un partido político un 30 por ciento. Pero seestá avanzando.

Me da gusto oír los comentarios que algunos ejecutivos de lasorganizaciones a las que invitamos al taller de liderazgo para la mujer nosdicen, como en el caso de IBM, cuyo director de recursos humanos dijo:

&flashquotQué bueno que se están realizando estos cursos, voy a mandar aalgunas ejecutivas pero, ¿qué no habrá alguno para que loshombres aprendamos a trabajar con mujeres profesionales?&flashquot.

Este acto de honestidad y de humildad me gustó mucho, porque sabemos quela relación tradicional hombre-mujer en el trabajo es &flashquotyo hombre ordenoy tú mujer obedeces&flashquot, &flashquotyo pienso y tú ejecutas&flashquot, &flashquotyo domino ytú te sometes&flashquot.

Para triunfar, siempre invertí en mi preparación académicay en mi formación profesional. Además, he contado con laafortunada asesoría de un profesional de la psicología,asesorándome sobre cómo vencer mis temores, cómo dejaratrás mis mecanismos de defensa y todo esto me ha llevado a un nivelsuficiente que me permite desenvolver en el mundo de los negociossatisfactoriamente. Tal vez otro factor es que no tengo hijos, por lo tanto nome ataca el sentimiento de culpa por la falta de atención hacia ellos, yfinalmente trabajar mucho y muy duro.

Para triunfar, debes explorar cuáles son los talentos, capacidades eintereses. Educación y preparación constante y permanente sonesenciales. La época en la que el sentido común y el trabajo de20 horas al día eran suficientes para que un negocio creciera ya seacabó. Ahora estamos en tiempos más difíciles, de altacompetitividad para lo cual hay que estar preparadas.&flashquot

Laura Corzo Reyes

Propietaria y directora de Grupo Imagen, S.A. de C.V.

&flashquotLas mujeres de hoy queremos hacer equipo, tanto con hombres, como con mujeres,para alcanzar nuestros objetivos. Somos capaces; no es necesario involucrarsecon los jefes, compañeros o clientes para lograr nuestrospropósitos.

Si ponemos como ejemplo el trabajo que desempeñan un hombre y una mujeren el mismo nivel y cargo, el de la mujer es subpagado, o sea el hombre tienemejor remuneración que ella; esto es porque muchas veces no se le poneprecio al puesto, sino al sexo.

Antes, los hombres no aceptaban tener como jefe a una mujer, pero creo queahora lo asimilan mejor. Yo tengo varios empleados del sexo masculino y nuncahe tenido problemas de adaptación. Por otra parte los comentarios de laschicas que trabajan conmigo son normales, en otras palabras no hay conflictospeligrosos. Tal vez el caso más grave se presenta cuando aparece en elescenario un hombre mayor de 45 años, quien no acepta con facilidad queuna mujer sea su jefa y mucho menos si ésta es menor que él.

Nunca he visto a una mujer de mi empresa que salga de un compromiso de trabajocon varias copas encima, ni que llegue desvelada y con resaca a la oficina. Lasmujeres somos más responsables y confiables, ofrecemos mayor seguridad.Sin embargo, no se me hace atractivo ver a una mujer en unaconstrucción, pegando tabiques o colgándose en un columpio parasoldar. Como que hay trabajos específicos y propios de cada sexo, y pormucho que se hable de la igualdad, nunca podremos competir porque somoscomplementarios y no suplementarios.

A las chicas que están estudiando les recomiendo que decidan muy bienpor la carrera, se preparen y que empiecen a trabajar antes de salir de laescuela, que busquen las oportunidades profesionales en una empresa y no laposibilidades de matrimonio o de bienestar económico.

Mujeres, olvídense de la competencia contra los hombres. La competenciadebe ser contra una misma, tratar de mejorar lo hecho, ver hacia nuestrointerior para detectar las fallas y corregirlas. La mejor y más sanaforma de crecer, es compitiendo contra nuestra actuación para mejorarla.Si lo hacemos, lo demás vendrá por añadidura&flashquot.

Contactos

Antonieta Servidecoración, Calle Rodríguez Saro 631-302,Col. Del Valle 03100, México, D.F., Tel. MEX (5) 534-6394, Fax MEX (5)534-7048;

Cosméticos Naturales Ideal, S.A. de C.V., Sillón deMendoza 82, Col. Toriello Guerra 14050, México, D.F., Tel. MEX (5)665-8526, Fax MEX (5) 665-4115;

Grupo Imagen, S.A. de C.V., Miguel Angel de Quevedo 980, 2o. piso, Col.Parque San Andrés 04040, México, D.F., Tels. MEX (5) 549-8458,549-1446, Fax MEX (5) 549-5303;

High Tech Services, Av. Colonia del Valle 528-503, Col. Del Valle 03100,México, D.F., Tels. MEX (5) 669-3918, 669-3785, Fax MEX (5) 682-2522;

Muller Grupo Consultor y Asociación de Mujeres Empresarias, CalleRodríguez Saro 631-302, Col. Del Valle 03100, México, D.F., Tel.y Fax MEX (5) 524-6295, 534-6394;

Seguros Grupo Yannini, S.A. de C.V., Ixcateopa 152, Col. LetránValle 03020, México, D.F., Tels. MEX (5) 605-8444/8510/8523, Fax MEX (5)605-7160;

Unión de Crédito para la Mujer Empresaria, Divisióndel Norte 421, 2o. piso, Col. del Valle 03100, Tels. MEX (5) 543-8301,669-2711, Fax MEX (5) 543-8301.