Marketing

Elegir con tino

Elegir con tino
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Elegir con tino Elegir con Tino Las Cosas Claras Contactos

Elegir con Tino

Aprenda a encontrar al socio de negocios ideal

Por Aliza Sherman

El desafío número 467 del Manual de Realidades del Empresario esel siguiente: &flashquotoblíguese a atravesar un muro de fuego para ver si legusta el dolor antes de participar en una asociación empresarial sinpensarlo, planearlo o ponerlo por escrito&flashquot.

Por supuesto que se trata de una broma, pero si me basara en lafilosofía de: &flashquotSi hubiera sabido que . . .&flashquot,probablemente habría aplicado otros criterios para elegir un socio denegocios.

Mi primer criterio fue haber conocido a la persona por varios años. Meparecía lógico: los amigos siempre están pensando enformar un negocio juntos. Ahora no diría tajantemente que no debenhacerse asociaciones entre buenos amigos, pero sí creo convenienteadvertir que se debe tener mucho cuidado.

La mejor manera de tirar por la borda una amistad es incluir dinero en elbinomio. Sin embargo, en ese entonces consideraba que el únicoobstáculo para iniciar mi propio negocio era que no tenía capitalde trabajo. Por lo tanto, un amigo con liquidez y una tarjeta de créditocon un límite mucho mayor que el mío me parecía el socioperfecto. Pero no fue así.

Las Cosas Claras

Entonces, ¿cómo se debe elegir un socio? Kevin Lee, propietario detres empresas (Interact Multimedia, Did-it.com y Briefme.com) recomienda losiguiente: &flashquotDe ser posible, elija socios con talentos que complementen a lossuyos. Además, un socio que ya se ha asociado antes deberíapermitirle hablar con sus socios anteriores, para bien o para mal. Lasasociaciones se parecen al matrimonio, y eso incluye lo difícil que esdisolverlas.&flashquot

Julie Denny, consultora de Resolutions, empresa de Nueva York, tiene otrasugerencia: &flashquotTrate de participar en un proyecto conjunto para asegurarse de quesus estilos de trabajo son compatibles. Por ejemplo, su socio potencial es muycreativo y le encantan las reuniones al vapor, donde él destaca. Ustedse enfoca en los detalles y prefiere una agenda planeada con cuidado ynotificada con antelación. Uno de ustedes es intuitivo, mientras que elotro es un planificador. Aunque esta diferencia pudiera parecer trivial, con eltiempo les provocará más de un disgusto&flashquot.

Planee y comente la sociedad antes de poner en marcha la empresa comercial.¿Cuáles son sus expectativas? ¿Cuáles son lasexpectativas de sus socios? ¿Qué papel espera desempeñar?¿Y ellos? ¿Qué cargo desea ocupar? Y asísucesivamente.

Ahora que usted sabe lo que los socios potenciales esperan de una sociedad,¿ya verificó sus antecedentes? Ser &flashquotel alma de la fiesta&flashquot no es elmejor criterio para elegir socio, ni tampoco pensar que &flashquotsomos como uñay mugre&flashquot. Los desacuerdos entre socios son inevitables, ya sea por ladirección de la empresa, por cómo se maneja el dinero o porcuestiones relacionadas con la cultura corporativa.

Recuerdo que los principales problemas entre mi socio y yo casi siempretenían que ver con dinero. Y no fue sino hasta que trabajamos juntos enla misma oficina que me percaté de cuán diferentes eran nuestrosestilos de comunicación. Esto no sólo provocó discusionespor nimiedades, sino también grandes peleas debido a la manera en la quenos comunicábamos con los clientes y el personal.

En una empresa, las responsabilidades de los socios no deberíantraslaparse. Si el papel de alguien no es claro, cabe la posibilidad de unaduplicación innecesaria de obligaciones o una confusión sobre losdeberes de cada cual.

Asegúrese de tener un plan por escrito, en el que se aborden lasexpectativas, papeles y cargos de cada socio. Después, pida a un abogadoque elabore un documento donde se incluya esta información ycláusulas que abarquen el peor de los casos. Éste es el momentode imaginar lo peor que podría suceder entre usted y su socio, por esoes necesario sopesarlo y escribir cuál sería la solución aesa situación.

Lee aconseja que, si todo lo demás falla, trate de encontrar un terceroneutral, un profesional o alguien cuya opinión sea reconocida por ambossocios. De ser necesario, recurra al arbitraje. No obstante, una reuniónprevia con un tercero proporciona un ambiente terapéutico similar al quese logra en las sesiones con un consejero matrimonial.

Contactos

Briefme.com Inc., Tel. USA (212) 402-7767, Internet:http://www.briefme.com

Resolutions, Tel. USA (914) 373-7448.