Emprendedores

Entre Kiwis y Koalas

Entre Kiwis y Koalas
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Entre Kiwis y Koalas Amueblando Ganancias De lo Bueno a lo Mejor De la Vista Nace el Amor México en un Contenedor Contacto

Entre Kiwis y Koalas

Una emprendedora hace negocios muy mexicanos en otras latitudes.

Por Paloma Julio

Para el espíritu emprendedor no existen fronteras ni barreras capaces dedetener su camino hacia el éxito. El secreto no es no tener problemas,sino saber resolverlos, enfrentarlos y transformar cualquier situaciónen una oportunidad. Este es el caso de Victoria Pedregal, una joven mexicanaque logró consolidar su negocio de muebles y accesorios mexicanos enAuckland, la ciudad más grande de Nueva Zelanda.

Antigua Decoraciones Limited, comenzó con una inversión deUS$8,000, y después de año y medio de operaciones vende enpromedio unos US$240,000 anuales, de los cuales obtiene utilidades de hasta 75por ciento.

Amueblando Ganancias

La historia empieza cuando, después de trabajar para varias empresas derelaciones públicas en México, Victoria Pedregal se mudó aNueva Zelanda en 1996, después de su matrimonio.

Desde que supo que dejaría el país, Pedregal tuvo la inquietud deiniciar un negocio propio con productos mexicanos, y aún máscuando llegó a Nueva Zelanda y se dio cuenta de que las tiendas queofrecían productos de México no eran de muy buena calidad. Enrealidad, &flashquoten ese país conocían poco de lo nuestro y la muestraque tenían no contaba con gran aceptación&flashquot, cuenta Pedregal.

Hizo su primer contacto de negocios al trabajar de gerente en AIC Conferences,una empresa de organización de eventos y seminarios. Durante su estanciaen esa compañía se dedicó a estudiar la forma de trabajarde los neozelandeses y a investigar más acerca de sus gustos ypreferencias.

Para empezar, conciente de que en verdad tenía que conocer lo quepretendía vender, Pedregal compró gran variedad de libros dearquitectos mexicanos e hizo un pequeño estudio en ese nuevo mercadomediante preguntas a compañeros de trabajo y amigos de su esposo,también neozelandés. Las conclusiones fueron que a sus posiblesconsumidores les gustaban los colores discretos y los diseños simples yconservadores. &flashquotGeneralmente sus casas son de tamaño mediano, por lo queprefieren muebles pequeños y poco estorbosos&flashquot, dice Pedregal.

Al finalizar su investigación, Pedregal concluyó que su casa,decorada con un ambiente mexicano, clásico y conservador,serviría para realizar el primer acercamiento con sus clientespotenciales. De esta forma no gastaría en la renta de un local comercialy la gente que acudiera podría darse cuenta de la elegancia que puedeofrecer una decoración de ese estilo. Los comentarios no se hicieronesperar y la idea de introducir un concepto exclusivo de muebles yartesanías mexicanas para diseño de interiores aterrizó, amediados de 1997, en Antigua Decoraciones Limited.

De lo Bueno a lo Mejor

Para contar con proveedores de alta calidad y profesionales en cuanto a fechasde entrega y capacidad de producción, Pedregal contactó a Dupuis,una empresa de muebles de diseñadores mexicanos, de quienes obtuvo laconcesión para Nueva Zelanda, así como piezas de diseñosexclusivos estilo Barragán.

También habló con renombrados arquitectos como José Yturbey Ricardo Legorreta para distribuir sus artículos de la misma manera.Recientemente realizó un viaje a México y asistió a laFeria del Regalo, en donde conoció a diversos fabricantes einició relaciones comerciales. Asimismo, navegó por Internet yconsultó la lista de empresas que publica la Cámara de Comerciode México para hablar con quien demostrara innovación, calidad yganas de vender sus productos en aquel país.

Actualmente, esta empresa mexicana en Nueva Zelanda cuenta con más decien productos diferentes, entre pinturas, cerámicas, muebles, vidrio,velas, candelabros, portarretratos, lámparas y otros artículos,en una variedad de tamaños y diseños.

De la Vista Nace el Amor

Para Pedregal, lo fundamental es mostrarle a los neozelandeses cómo sepuede decorar una casa con artesanías y muebles mexicanos. Por estarazón, el segundo paso fue montar una sala de exhibición(también en un espacio de su casa) en la que se apreciara cómolos diferentes artículos pueden utilizarse para crear unaatmósfera agradable y distinguida. &flashquotEn realidad, yo vendo una`ambientación'; decoro una habitación con muebles y accesoriosque en su conjunto atraen al cliente. La idea es que las personas piensen:`quiero llevarme este cuarto tal y como está'. Por eso siempre regresanpara ir armando su propio cuarto, sala o comedor&flashquot, dice Pedregal.

La sala de exposición resultó una excelente herramienta deventas, por lo que recientemente la pareja se mudó a una casa másgrande para disponer de un mayor espacio de exhibición.

Asimismo, la asesoría es parte fundamental de su estrategia decomercialización: si un cliente no está seguro de compraralgún adorno o mueble por no saber si combina con su casa, Pedregalofrece llevarlo personalmente y buscarle la mejor ubicación, de talforma que el cliente &flashquotse enamore de la pieza, lo cual resulta la mayoríade la veces en una compra&flashquot.

En su cartera de clientes se encuentran diseñadores y arquitectos aquienes contactó por teléfono o mediante cartas e invitaciones aconocer sus productos. &flashquotLos clientes que los diseñadores y arquitectostraen, llegan a comprarme todos los muebles para sus casas nuevas&flashquot, explicaPedregal.

Según John McDonald, uno de los diseñadores que recurren confrecuencia al negocio de Pedregal, &flashquotTrabajar con Victoria ha sido muysatisfactorio, tiene muy buen gusto y ojo para escoger artículos queagraden en este país. Sus muebles y accesorios me han dado laoportunidad de darle un toque único a mis proyectos&flashquot.

El rango de precios que maneja va desde una esfera de US$30 hasta un librero deUS$16,000. Según esta entrepreneur, cada persona compra en promedio tresproductos por visita.

Entre los planes de Pedregal está crecer y ofrecer una gran gama dealternativas de artesanía mexicana. Próximamente iniciaráuna campaña de publicidad en revistas especializadas dirigidas a supúblico meta porque, señala, &flashquotAún hay mucho por hacer ypor vender en países donde se conocen muy poco los muebles y adornosmexicanos y lo que se puede hacer con ellos en cuanto a decoración&flashquot,asegura Pedregal.

México en un Contenedor

Segun la experiencia de pedregal, los trámites de importación noson difíciles siempre y cuando se apegue a la ley. &flashquotEn mi caso, utilizoa una agencia de transportación marítima internacional, quiencoordinó el traslado de mis contenedores desde la ciudad deMéxico hasta Auckland. Cuentan con su propio agente aduanal, yo lesentrego una lista del producto que voy a transportar y de antemano sabenqué productos deben someterse a revisión por las autoridadesneocelandesas&flashquot.

Es importante también que, antes de recibir los contenedores, Pedregalcuente con las facturas de sus proveedores, en dólares americanos parafacilitar los trámites de impuestos.

En segundo lugar, debe presentar la lista de empaque de cada factura,especificando claramente el contenido de cada caja o paquete para que la aduanajuzgue qué debe ser revisado y qué no. &flashquotHasta ahora, lamayoría de mis productos pasa con luz verde la revisiónsólo existen dos líneas que no se salvan: los portarretratos demarquetería y hueso los enviaron a la Secretaría de Agriculturapara fumigarlos para combatir cualquier germen o bicho. Para evitar este paso,Pedregal necesita conseguir una carta de un veterinario mexicano, o establecidoen México, quien avale que este tipo de producto con hueso noestá contaminado y no pondrá en riesgo la salud del cliente ocontaminará el ambiente&flashquot, dice Pedregal.

El segundo producto fue una línea de cerámica, principalmenteproductos marcados como platos. &flashquotEstos platos fueron revisados por oficiales dela Secretaría de Salud para someterlos a la prueba del agua y comprobarque no se desprenden partículas de pintura u otros materiales que puedanser tóxicos. En este caso, estos productos no pasaron la prueba yquedaron fichados en los archivos de esa secretaría. Si deseo importareste producto, mis fabricantes deberán escribir en la base de losplatos, claramente y en inglés la leyenda: `No colocar líquidos oalimentos sobre este producto ya que puede desprender materialestóxicos, como plomo, que pueden dañar la salud&flashquot.

Por otro lado, los productos mexicanos hechos a mano no pagan impuesto deimportación en Nueva Zelanda. El impuesto de importación(conocido en ese país como GST) sobre cada producto corresponde al 12.5por ciento de su valor facturado.

Contacto

Antigua Decoraciones Limited, e-mail: agreen@iprolink.co.nz