Consultoría

Las Nuevas Franquicias

IVONNE Farmacia Dermatológica Veneta System de México Sun Fashion. Las Nuevas FranquiciasCómo y por qué algunas empresas decidieron franquiciar sunegocio.
Las Nuevas Franquicias
Crédito: Depositphotos.com

Franquiciar un negocio es algo que se dice fácil, pero que implica, parael emprendedor, una serie de decisiones estratégicas que, a veces,involucran un giro de 180 grados para su negocio.Tomando como base nuestro listado anual, encontramos varias empresas que,recién en 1998, y luego de operar por varios años, decidieronotorgar franquicias. Todas éstas, aunque de rubros tan distintos comoalimentos, productos ecológicos, farmacias o ropa, atravesaron unprofundo proceso de aprendizaje; invirtieron tiempo y recursos en desarrollarun esquema de franquicias y, sobre todo, comprendieron que vender franquiciasera radicalmente distinto a vender productos o servicios.Estas son sus experiencias y sus consejos a todo aquel emprendedor interesadoen adoptar el esquema de franquicia en su negocio.

IVONNELa importancia de contratar experiencia.

Creada originalmente,hace 47 años para confeccionar ropa para niñas, Ivonne fuecreciendo incluso más de lo que sus propios creadores imaginaron. Elprimer cambio importante de este negocio familiar se inició hace ya 30años, cuando sus fundadores decidieron enfocarse en el mercado de ropade mujer.Con ocho tiendas operando actualmente y ubicadas estratégicamente encentros comerciales como Plaza Satélite, Centro Coyoacán, SantaFe, Moliere 222 (en la ciudad de México), Angelópolis (Puebla) yGalerías Metepec (Toluca), Ivonne también distribuye sus prendasentre diversas tiendas departamentales de todo el país, lo queayudó a la empresa a formarse una importante presencia de marca.Fueron esos años de experiencia y la consolidación de una marcalo que llevó a Ivonne a franquiciar su negocio apenas el añopasado.El proceso no fue sencillo. Ricardo Martínez, director de franquicias ysocio de la empresa, cuenta que, el primer paso fue tomar un curso enfranquicias en la Universidad Anáhuac, que duró aproximadamenteun año; y donde encontró que uno de sus profesores eratambién asesor legal en franquicias, por lo que decidió contratarsus servicios de consultoría por un año más.Los directivos de Ivonne lograron desarrollar un esquema de franquiciaprofesional que incluía desde la elaboración de los contratos,hasta los manuales operativos, pasando por el proceso de capacitación afuturos franquiciatarios. &flashquotLa única forma de empezar con el pie derecho,es contratar experiencia&flashquot comenta Martínez.Y agrega que, además de invertir en asesoría, Ivonne tuvo queincurrir en otros gastos para impulsar y dar a conocer su franquicia:desarrollo de material promocional, folletos, participación en feriasespecializadas, etcétera.¿Por qué franquiciar? &flashquotQueremos lograr que cada punto de venta deIvonne funcione y opere exactamente como lo estamos haciendo nosotros&flashquot, explicaMartínez, &flashquoty una de las formas más efectivas de lograrlo esmediante la adopción de la franquicia&flashquot.El ejecutivo proyecta que, para este 1999, venderán un máximo dediez franquicias, ya que, para la compañía es esencial crecer aun ritmo paulatino que le permita dar el apoyo y producto (elaborado porellos), en forma eficiente, al mismo tiempo que continúan atendiendo suspuntos de venta existentes.De acuerdo con Martínez, las tiendas Ivonne reportan un crecimientoanual de 20 por ciento y opina que las mejores oportunidades de desarrollo seproyectan en algunas ciudades del Sureste y en el Norte de la Républica,como Monterrey, Guadalajara, San Luis Potosí, León, Morelia yAguascalientes, entre otras.

Farmacia DermatológicaPara vender un concepto probado.

Farmacia Dermatológicatambién empezó a franquiciar su negocio en 1998, aunque yacontaba con una amplia experiencia en su campo desde su fundación, en1975.En ese año, Miguel Ahumada y un grupo de médicosdermatólogos, crearon la primer farmacia de especialidaddermatológica luego de detectar la dificultad de encontrar estosproductos. La idea era sencilla, pero también muy novedosa: una farmaciaque no sólo vendiera los productos, sino donde también seelaboraran las recetas de esta área de la medicina.La primer Farmacia Dermatológica se abrió en la exclusiva zona dePolanco en la ciudad de México y, a la fecha, cuenta con diez unidadesen el Distrito Federal, Estado de México, Guadalajara y Monterrey.Ahumada cuenta que, al principio, existía un recelo por parte de losmédicos al tener que mandar a sus pacientes a la farmacia de otromédico, pero con el tiempo, la propia comunidad médicareconoció las bondades de contar con un establecimiento especializadoque, además de tener un gran surtido de productos, ofrecía lamejor calidad en preparación de fórmulas.Pero, como en muchos otros casos de empresas que deciden franquiciar sunegocio, ésta también tuvo que realizar cambios profundos en suoperación, imagen, misión y visión antes de tratar devender el concepto a terceros.Ahumada, egresado de la carrera de Ingeniería Industrial, se hizo a latarea de mejorar los controles administrativos del negocio; creó unaimagen y un concepto diferentes; inició una transformaciónadministrativa y diseñó programas de capacitación para elpersonal.Pero, pronto, comenzaron a surgir por toda la República lo que Ahumadadescribe como &flashquotcopias malas&flashquot de su concepto. Ante esta situación y&flashquotdadas las circunstancias económicas del país, me dícuenta de que era más viable crecer a través de franquicias quecon unidades propias&flashquot, explica.Ahumada vio en las franquicias una forma de conocer mejor su negocio y unesquema que permitía documentar y estandarizar todos los aspectos delmismo. Por ello, a principios de 1998, inició el proceso queincluía la elaboración de manuales de operación, imagen,capacitación y asesoría en el aspecto jurídico. Dichoproceso duró aproximadamente seis meses e implicó unainversión de cerca de US$60,000, suma que ha valido la pena desde elpunto de vista de estrategia empresarial.Ahumada opina que, para poder aspirar a franquiciar, una empresa debe contarcon un concepto repetible y una buena fórmula de negocio. &flashquotLo que sevende son esos 20 años de experiencia, de ensayo y error. Se vende unamarca y el saber cómo operar evitando un largo proceso de aprendizaje&flashquot,concluye este emprendedor.

Veneta System de MéxicoPara tener un negocio donde todos ganen.