Consultoría

Cómo pedir dinero

Todos los negocios, no importa el tamaño, en algún momento necesitarán aumentar su capital o patrimonio. Debes estar dispuesto a usar tus ahorros, y desde luego, es importante tener acceso a otras fuentes de financiamiento
Cómo pedir dinero
Crédito: Depositphotos.com

"Para poder triunfar a la hora de crear una pequeña empresa, hay que tener siempre presente las cuatro D: dirección, deseo, disciplina y determinación. Hay que conseguir inversionistas, clientes y una institución financiera que crea en ti", recomienda Robert Rodríguez, presidente de la agencia de mercadeo Natcom.

Según Rodríguez, quien tuvo que tocar varias puertas antes de conseguir financiamiento para su empresa, lo más importante a la hora de pedirlo es estar preparado para diferentes escenarios.

Los tiempos en que uno se acercaba con una idea a una institución o a una persona a pedir crédito, y salía con dinero, se acabaron. Es importante llegar con un proyecto claro de lo que se quiere, conocer el producto, y lo más importante, tener un plan de negocios bien definido.

"Estén preparados, tengan toda la información que necesitan a la hora de pedir un préstamo, a quienes tienen dinero no les gusta perder el tiempo", asegura Rodríguez.

Para pedir en un banco

Describe el producto o servicio y el por qué piensas que se venderá, usando cualquier material que hayas llevado. Enlista algunas metas específicas que tengas para los siguientes meses, tales como eventos a los que asistirás, metas de ventas que planeas lograr y versiones de nuevos productos que diseñarás. Explica las razones por las que crees que es el lugar y momento ideal para lanzar tu negocio.

Conseguir el dinero a tiempo es necesario para la operación, elegir buena ubicación y para la contratación de una fuerza laboral adecuada. Antes de que el banco te preste dinero, el ejecutivo responsable de otorgar los préstamos debe sentirse satisfecho con las respuestas a las siguientes preguntas:

* ¿Qué reputación tienes?

* ¿Cuán capaz eres de administrar el negocio?

* ¿Te será posible pagar el crédito?

* ¿Cuál es el propósito específico del préstamo?

* ¿Lo requieres a corto o largo plazo?

* ¿Tienes un plan financiero definido y proyecciones que demuestren por qué necesitas el préstamo y cómo lo pagarás?

* ¿Es suficiente la cantidad del crédito para cubrir cualquier cambio inesperado en tu situación, pero no tan grande que los pagos sean una carga pesada?

* ¿Cuál es el futuro económico del negocio y del sector?

* ¿Estás arriesgando una cantidad de dinero razonable en el negocio?

* ¿Qué aval tienes disponible para asegurar la cantidad del préstamo?

Información financiera requerida

Los dos documentos financieros básicos que el prestamista requiere son: un balance general y un estado de cuentas del negocio. El primero refleja la solvencia y el segundo las ganancias o pérdidas. Usando estas y otras fuentes, los banqueros hacen las siguientes preguntas:

Preguntas generales

* ¿Están al día los libros del negocio y los registros?

* ¿Cuentas con un abogado o contador?

* ¿Quiénes son tus clientes y qué porcentaje del total de las ventas representan los más grandes?

* ¿Han sido pagadas a tiempo todas las obligaciones?

* ¿Cuál es la cobertura de los seguros?

Cuentas por cobrar

* ¿Cuál es la antigüedad de las cuentas por cobrar?

* ¿Tienes deudas con otros acreedores?

* ¿Están tus clientes pagando a tiempo?

* ¿Hay alguna consideración para las cuentas incobrables?

Inventario

* ¿Puede ser vendida la mercancía a precio real o de venta?

* ¿Cuánta materia prima existe?

* ¿Cuánto trabajo está en proceso?

* ¿Qué cantidad de la producción se puede considerar como producto ya terminado?

* ¿Hay mucho dinero invertido en el inventario?

* ¿El ciclo de inventario está dentro de los rangos aceptables de la industria en la que se opera?

Activos fijos y equipo

* ¿Cuál es el tipo, edad o condición del equipo?

* ¿Cuáles son los porcentajes de la depreciación?

* ¿Cuáles son los detalles de las hipotecas y de los alquileres del equipo?

* ¿Cuáles son las necesidades futuras de los bienes fijos y equipos para la compañía?

El prestamista examina el flujo de efectivo del negocio para determinar si el dueño o gerente está o no suministrando el efectivo necesario para cumplir con las obligaciones de la empresa. También debe estar seguro de que el efectivo necesario para el capital de trabajo no sea usado en otras áreas, tales como la adquisición de bienes fijos, que reducirían la liquidez.

Si tienes o eres un buen administrador, debes balancear los libros cada mes. Al llenar la hoja de balance recuerda que debes demostrar la condición del negocio dentro de 60 días de la fecha de solicitud del préstamo. Es mejor conseguir un asesor experto cuando estés preparando esta información vital. Tu contador o el ejecutivo del banco te pueden ayudar.

Si tus registros no muestran los detalles necesarios para poder preparar los estados financieros, la declaración de impuestos puede servirte para conseguir la información para llenar la solicitud del préstamo.

PASOS PARA SOLICITAR UN PRÉSTAMO BANCARIO

Muchas empresas en operación solicitan un crédito sin aval o garantía por su facilidad de aprobación. Son préstamos pequeños, por lo general equivalentes al 15 por ciento de las ventas, que pueden solventar obligaciones de corto plazo y, teniendo la opción de pagarlo antes del tiempo pactado con el banco, sin ninguna penalización. Los pasos son los siguientes:

1. Solicitar información en la sucursal. Los bancos tienen ejecutivos especializados en préstamos para personas físicas con actividad empresarial y pymes. Este personal hará una cita para visitar tu empresa. Realizará una evaluación genérica con el fin de verificar requisitos mínimos para ser sujeto a crédito.

2. Requisitos mínimos. Existen varios instrumentos de préstamo bancario que actualmente están teniendo mucho éxito, los que no te piden aval o garantía. Son préstamos con un mínimo de riesgo para el banco, en donde te solicitarán:

* Antigüedad mayor a un año

* No presentar pérdidas

* Tener ventas anuales por más de un millón de pesos

* Referencia en el buró de crédito o del principal accionista

3. Evaluación positiva. Si el banco accede, entonces hará una oferta de préstamo de acuerdo a lo que puedes pagar. Por lo general es el 15 por ciento de tus ventas. La oferta de préstamo irá acompañada de una tabla de amortización de tus pagos a capital e intereses. Actualmente las tasas de préstamo rondan entre 17% y 25% de interés anual.

4. Recibe tu crédito. Si aceptas el crédito y firmas contrato, recibirás tu préstamo, por lo general en cheque o depositado en tu cuenta bancaria. Tus pagos empezarán desde el primer mes en que lo recibes y puedes tener la opción de liquidar tu adeudo con los intereses generados en ese momento, antes del plazo establecido por el banco. Con esto podrás ahorrar los intereses pactados a futuro.

CONTACTOS

Robert Rodríguez, President & CEO NatCom Marketing Communication_bob @natcommarketing.com